Un gran vino español con altitud y actitud

A finales de los años noventa es fundada la empresa Bodegas Río Negro a las faldas de la Sierra de Ayllón, en las proximidades a la población de Cogolludo parte de la provincia de Guadalajara por la familia Fuentes Fernández y el enólogo e investigador Juan Mariano Cabellos.

Ser un solitario oasis de vides en la región -la zona vitivinícola más cercana se ubica a una distancia de sesenta kilómetros al norte- y una altitud que ronda los mil metros sobre el nivel del mar en dónde se han plantado los viñedos, son las características distintivas del emprendimiento de Río Negro. Cuarenta y dos hectáreas en dónde de forma notable se están trabajando variedades muy diferentes a las tradicionales de España, es decir, Gewurztraminer, Syrah, Cabernet Sauvignon y Merlot, más mucho otras que están en fase de estudio, han atraído la mirada de los propios españoles y por supuesto del público extranjero, ávido por nuevas propuestas enológicas.

A continuación la recomendación de un excelente vino español de esta peculiar bodega, que goza a la vez el beneficio de un gran diferencial térmico en las etapas cruciales de la maduración de la uva pero que al mismo tiempo vive en las heladas de primavera momentos de tensión, pero que resultan en un vino de gran concentración, aromas elegantes y gran potencial de guarda.


Nombre del vino: Finca Río Negro
Productor: Río Negro Bodegas y Viñedos
País: España
Región: Cogolludo, Guadalajara
Variedades de uva: Tempranillo, Syrah, Merlot y Cabernet Sauvignon
Maduración: Más de 10 meses en barricas 50% roble americano y 50% roble francés Allier
Cosecha: 2009
Disponible en: Tiendas La Naval

De gran concentración en color, granate obscuro con ribete violáceo. En nariz una gran potencia aromática y atractivos aromas a frutas maduras, zarzamora e higo con adornos de moca, chocolate, hojas de tabaco y una elegante nota de grafito. El vino evoluciona rápidamente en copa, entrega aromas frescos como de romero y menta. Más adelante aparecen las notas de dulce de leche, licor de cerezas, humo y caramelo que le dan una complejidad adicional. En paladar es un vino de ataque suave cuya acidez levanta los aromas de frutas en el paladar dejando rastros de aromas de café tostado, chocolate amargo acompañados de una tanicidad presente pero agradable que promete una evolución muy favorable. En conjunto un vino muy equilibrado con final largo que recuerda los aromas de frutas maduras y café tostado.

Es un vino muy fragante que acompañará perfecto los cortes de carne de res a la parrilla, un filete de res al romero, magret de pato con salsa de frutos rojos, tacos de arrachera con guacamole, pastas cremosas o bien un plato de quesos madurados como manchego, gouda y gruyère servidos con carnes frías será una excelente combinación.


Grato descubrimiento de un vino que realmente vale la pena probar. Resultado de la amplia experiencia de Juan Mariano Cabellos y la pasión de la familia Fuentes Fernández es un vino de gran concentración, profundidad y equilibrio, en resumen un vino delicioso. El ingrediente perfecto para completar una comida con la familia o la pareja.

¡Salud!
Dr. Salsa

Otras notas relacionadas:
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!