La Resistance, vino francés con mucho espíritu mexicano
Trabajando de cerca con vitivinicultores como Hugo D'Acosta, Thomas EgliDaniel Lonnberg, Thorsten Schocke se ha forjado en múltiples vendimias en la Estación de Oficios el Porvenir, mejor conocida como"La Escuelita" en el Valle de Guadalupe, Baja California desde el año 2009. También ha tenido la oportunidad de trabajar en los proyectos de D'Acosta y sus socios en Francia (Ver artículo Charla con Hugo D'Acosta y sus vinos Franco-mexicanos). De las diversas pláticas que hemos sostenido queda claro el espíritu emprendedor de Thorsten y el arduo trabajo que ha realizado desde hace años, dentro y fuera de México que han dado por resultado una interesante evolución de sus vinos, tornándose cada vez más equilibrados, complejos y elegantes.

Justamente de la región de Languedoc-Roussillon al sur de Francia, nos llega un estupendo vino de muy limitada producción que ha realizado Thorsten con uva Carignan, también conocida como Cariñena o Mazuelo. Una uva amante del sol y difícil de cultivar que fue muy popular en Francia a partir de la década de los sesentas pero que ahora cada ve más reducida su extensión por aquellos territorios. Originaria de España, la Carignan ha cedido su espacio a otras variedades, como Syrah y Mourvèdre sin embargo como monovarietal en algunas regiones del sur de Francia con condiciones climáticas adecuadas ha dado excelentes resultados. En México varios vinos de calidad han sido producidos a partir de adaptaciones de la variedad al suelo mexicano.

Estas características, sobre las dificultades que ha superado Schocke y el esfuerzo que ha representado hacer sus propios vinos e incluso las peculiaridades de la uva Carignan en su terruño han contribuído a formar el carácter del vinicultor y de ahí el nombre de su bodega denominada "La Resistance", cuya su etiqueta refleja esa lucha día a día, con la firme convicción de perseverar. 



Nombre del vino: La Resistance
Productor: Bodega La Resistance
País: Francia
Región: Languedoc-Roussillon
Variedades de uva: 100% Carignan
Maduración: 12 meses en barricas francesas
Cosecha: 2010
Disponible en: informes@laresistance.com.mx

Color cereza obscuro, de gran extracción y densidad en color con ribete violeta, es un vino que habla de su juventud y vigor desde que se descorcha la botella. Color brillante y profundo forma piernas que descienden lentamente por la pared de la copa.

De alta potencia aromática, las fragantes notas a frutas como la zarzamora madura y ciruelas inundan el espacio alrededor, junto con toques de vainilla y canela inicia su lento tránsito a un abanico complejo de aromas. Conforme va abriendo el vino en la copa, los aromas de la fruta se van acompañando de recuerdos a hojas de tabaco, moca, nuez y otros frutos secos caramelizados e incluso un aroma dulzón similar al del dulce de leche. Definitivamente un vino que vale la pena trasvasar a un decantador para que se oxigene un poco y despliegue su atractiva complejidad.

En boca es una sorpresa, ya que uno esperaría un ataque intenso lleno de fruta. Al contrario, se percibe un vino elegante sutil, con los sabores a la fruta que dan paso a una acidez llena de vida que impulsa los aromas a fruta dejando una traza de sabores a frutos secos y especias acompañados de una limada tanicidad que hace considerar el vino como redondo y equilibrado, realmente muy agradable experiencia. El final largo con sabor a ciruelas maduras y chocolate alientan el apetito por el siguiente sorbo.

Un vino que muestra el avance y la experiencia acumulada de Thorsten Schocke, complejo y amable, es un vino muy adecuado para disfrutarse con algunos quesos maduros, tiene una acidez interesante que irá estupendamente con un jamón ibérico. Cortes de carnes al asador, filete de res con salsa de pimienta, preparaciones complejas como una paella por ejemplo o bien platos que contengan sabores de frutos rojos, en especial zarzamoras serán una invitación al cielo, como lo sería la feliz coincidencia de un confit de pato con salsa de frutos rojos y este vino... sería un excelso maridaje.

Algunas voces cuestionan la lógica de invertir tiempo y esfuerzo en vinificar en Francia cuando el país necesita talento y energía para impulsar la reducida industria vitivinícola nacional. Para tratar de responder a eso, se me ocurren diversas razones, pero en resumen diría que si hay oportunidades, hay que aprovecharlas en dónde las condiciones sean propicias, ya sea en lo local o en lo global. Este vino es el delicioso resultado de las aventuradas decisiones de un grupo de productores, quizá no sea el único camino, pero por lo pronto, ha resultado en un estupendo vino. 

¡Salud!
Dr. Salsa




Otras notas relacionadas:
Fantástico Malbec: Bodegas Salentein Primus
Encanto de Rioja: Lanzaga de Telmo Rodríguez
Delicioso Brunello di Montalcino: Castello Banfi
Nebbiolo mexicano: Naturaleza y enología
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!