Entre los mejores vinos mexicanos: Casa Madero, Casa Grande Chardonnay

En las últimas semanas el calor ha sido el aspecto más notable del clima, al menos en la Ciudad de México. No dudo que en la mayor parte del país prevalezca esta sensación térmica.Y cuando hay calorcito lo que más se antoja es un vino que proporcione esa sensación de frescura al olfato y al paladar. En repetidas ocasiones hemos platicado de Casa Madero, bodega mexicana asentada en el Valle de Parras en el Estado de Coahuila, la más antigua del continente americano con una historia de 415 años y que recientemente está de plácemes con motivo del galardón obtenido en Vinalies Internationales 2013, nada menos que el Trophée Vinalies al mejor vino blanco seco del concurso por su Chenin Blanc 2012.

En entrevista para Grupo Reforma, Daniel Milmo, Director de Casa Madero destacó que las condiciones excepcionales favorecieron  la cosecha 2012: “Sí habíamos notado la variedad (Chenin Blanc 2012) con unas características sobresalientes respecto a años anteriores. Pero (el reconocimiento) del concurso más importante de Francia confirma que los trabajos que estamos haciendo en bodegas y viñedos van por buen camino. Es algo muy importante para Casa Madero, pero también para la industria vinícola mexicana". Enhorabuena para Casa Madero y para la industria vinícola nacional.

A pesar del gran anhelo para saborear esta añada en particular, el vino aún no se encuentra fácilmente en las tiendas especializadas, aunque sommeliers de la bodega mexicana me han comentado que en breve ya estará disponible en todos sus puntos de venta.

Pero el Chenin Blanc no es el único vino destacable de la bodega. Al contrario, galardonado en muchos otros concursos previos, el Casa Grande Gran Reserva Chardonnay es uno de los mejores vinos blancos de México. A continuación la nota de cata de la deliciosa añada 2011.


Nombre del vino: Casa Grande Gran Reserva Chardonnay
Productor: Casa Madero
País: México
Región: Valle de Parras, Coahuila
Variedades de uva: 100% Chardonnay
Cosecha: 2011
Maduración: Un mes en barricas nuevas de Roble Blanco Francés, permanece en sus lías cuatro meses y dos meses de añejamiento sin lías, en total, seis meses de barrica.
Disponible en: Tiendas La Europea, Vinoteca, La Castellana, Tienda en línea Vinísfera

A vista es un vino de color brillante, amarillo paja con reflejos dorados y ribete transparente. Al olfato es un vino de gran personalidad que de inmediato empieza a expresar sus aromas a cítricos, naranja, piña madura y una clara nota de manzana verde. Es un vino muy elegante que va evolucionando en la copa y que poco a poco va entregando nuevos aromas a guayaba madura, pan tostado, mantequilla, flores de manzanilla y después sorprende con notas a almendra y mentolados. Es un vino muy expresivo.

En paladar la magia continúa gracias a su untuosidad, acidez bien integrada y recuerda esos aromas a piña madura, almendras y mantequilla dejando paso a un largo retrogusto ligeramente herbal que recuerda los frutos secos tostados. Uno de los vinos blancos chardonnay de gama aromática más amplia y perfecta manufactura, sumamente placentero en paladar, quizá de los mejores vinos blancos mexicanos.

Gracias a la complejidad y potencia aromática así como por su untuosidad en paladar es un vino que va excelente acompañado de alimentos. Uno de mis maridajes favoritos para los famosos chiles en nogada es precisamente acompañarlos con este chardonnay, creo que funciona en gran medida por la nogada y en especial cuando esta salsa tiende a ser dulce más que salada. Este tipo de vinos ofrecen una gran flexibilidad en cuanto al maridaje, también quedaría delicioso con unos callos de hacha sellados, pescados al grill, pasta con mariscos, alguna vez el chef Luis Aranda nos preparó a un grupo de amigos dátiles rellenos de crema de nuez y pistache, que fueron exquisitos por el maridaje de seguimiento con este vino. Por el cuerpo del vino aguanta un pollo asado o bien lomo de cerdo con puré de manzana. ¡El compañero perfecto para una comida o cena!

Para servirse fresco, es un excelente vino mexicano que logra una gran y compleja expresión aromática con un buen balance entre alcohol, acidez y textura en paladar. Para esas tardes calurosas en el jardín, o para una deliciosa cena en compañía de la pareja, los amigos o la familia, un vino que no deja de agradar y sorprender a quienes lo prueban por primera vez.

¡Salud!
Sígueme en twitter: @drsalsamx





Otras notas relacionadas:
Mirlo: Vino mexicano con elegancia y equilibrio
Delicioso vino mexicano: Barón Balch'é Reserva Especial
Monte Xanic Gran Ricardo: Señor vino
Casa Madero Chardonnay, elegancia y frescura
Montepulciano a la mexicana
Adobe Guadalupe, una bodega con ángel
Nebbiolo mexicano: Naturaleza y enología
Exitosa realización del 4o Festival 100 Vinos Mexicanos
Malbec: protagonista de la enología del Nuevo Mundo

Wines of Argentina, entidad responsable de la imagen del vino argentino en el mundo, celebra este  17 de Abril la tercera edición del Día Mundial del Malbec. Es innegable la importancia de este varietal en la propuesta enológica del Nuevo Mundo. Terrenos fértiles y el apoyo de importantes inversiones locales y en conjunto con capitales extranjeros, Argentina se ha posicionado entre los primeros cinco países de importancia vitivinícola.
En esta oportunidad los festejos clave del Día Mundial del Malbec se realizarán en Nueva York, San Pablo, Londres, Shanghái y Mendoza, donde destacados artistas como Run Don’t Walk, Jaz, Pum Pum, Panamá Club, Planeta Cees intervendrán espacios para rendirle homenaje al Malbec.

En 2013 Wines of Argentina decidió destacar al Malbec como una expresión artística y cultural y enlazarlo con la fuerza comunicacional del “street art”. En este sentido, Alberto Arizu, Presidente de Wines of Argentina, expresó “este año los esfuerzos de Wines of Argentina se centrarán en integrar a los nuevos consumidores. Es por esto que el Argentina Wine Awards estuvo orientado a la 'Next Generation' y ahora el Malbec World Day se alinea y hace un paralelismo entre el street art y el trabajo de los enólogos, que en definitiva son los artistas que toman los elementos del terroir y los combinan para comunicarlos al mundo a través de sus vinos”.

Asimismo, junto con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación Argentina y los Gobiernos Provinciales, se llevarán a cabo eventos con periodistas, compradores e invitados especiales, que incluyen degustaciones, shows de tango, comidas, en más de 50 representaciones alrededor del mundo.

Las ediciones anteriores del Día Mundial del Malbec fueron consideradas por las autoridades de WofA, las bodegas participantes y la Cancillería argentina como un éxito rotundo, no sólo porque se fortaleció el posicionamiento del Malbec y de Argentina en el mundo sino porque las ventas de este varietal en particular y del vino argentino en general fueron impulsadas por dichos festejos. Es importante destacar que los ingresos por exportaciones de Malbec crecieron en 2012 respecto de 2011 en valor FOB alcanzando los 41 millones de dólares FOB. Asimismo, la exportación de vinos de alta gama creció un 13.5% para el segmento entre 40 y 90 U$S (caja de 9 litros) y un 15.4% para la caja (9 litros) de más de 90 U$S.

Wines of Argentina es la entidad responsable de la marca "VINO ARGENTINO" en el mundo. Desde 1993, la organización promueve la imagen de los vinos locales en el exterior, además de ayudar a orientar la estrategia exportadora de Argentina, estudiando y analizando los cambios que se dan en los mercados de consumo. Su objetivo es colaborar en la consolidación de Argentina entre los principales países exportadores de vino del mundo y contribuir al éxito global de la industria vitivinícola, procurando elevar la percepción positiva en el trade, los líderes de opinión y los consumidores.


17 DE ABRIL, EL POR QUÉ DE LA FECHA ELEGIDA

El origen del Malbec se encuentra en el sudoeste de Francia. Allí se cultivaba este cepaje con el que se elaboraban vinos denominados “de Cahors” por el nombre de la región,  reconocidos desde los tiempos del Imperio Romano. Estos vinos se consolidaron en la Edad Media y terminaron de fortalecerse en la modernidad.

El Malbec fue llevado de Francia a Argentina en 1853 por Michel Aimé Pouget (1821-1875), un ingeniero agrónomo que fue contratado por el presidente Domingo Faustino Sarmiento para ejecutar la Quinta Agronómica de Mendoza.

Siguiendo el modelo de Francia, esta iniciativa proponía incorporar nuevas variedades de cepas como medio para mejorar la industria vitivinícola nacional. El 17 de abril de 1853, con el apoyo del gobernador de Mendoza, Pedro Pascual Segura, se presentó el proyecto ante la Legislatura Provincial, con vistas a fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. Este proyecto fue aprobado con fuerza de Ley por la Cámara de Representantes, el 6 de septiembre del mismo año.

A fines del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura creció exponencialmente y con esta, el Malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños que proponía nuestra geografía donde se desarrolló, incluso, mejor que en su región de origen. De esta forma, con el tiempo y con mucho trabajo, se perfiló como uva insignia de la Argentina.

La gestión de Pouget y Sarmiento en la Quinta Normal de Mendoza fue parte decisiva de este proceso. El 17 de abril es, para Wines of Argentina, no sólo el símbolo de la transformación de la vitivinicultura argentina, sino el punto de partida para el desarrollo de esta cepa, emblema nuestro país a nivel mundial.

Ver video de WofA: MalbecWorldDay 2013 - Malbec Takes Over The Streets!

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en Twitter: @drsalsamx




Otras notas relacionadas:
Fantástico Malbec: Bodegas Salentein Primus
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Norton Reserva Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Achaval Ferrer Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Altos Las Hormigas Malbec Clásico
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Catena Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Catena Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Elsa Bianchi
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Pascual Toso
Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina

Exitosa realización del 4o Festival 100 Vinos Mexicanos
Dr. Víctor Torres Alegre y Leonardo Torres
Propietarios de la Bodega Vinícola Torres Alegre y Familia en Baja California

La calidez de productores, enólogos, sommeliers, proveedores de diferentes productos gourmet, cristalería y accesorios, sumados al ambiente festivo familiar que se vivió en La Redonda, Vinícola Queretana, contrarrestaron de forma efectiva la baja temperatura y el viento gélido que recorrió los viñedos el primer fin de semana de Marzo cuando coincidió con la celebración del 4º Festival 100 Vinos Mexicanos un frente frío que a pesar del clima, el festival fue todo un éxito.

Por cuarto año consecutivo, la familia Bortoluz ha recibido a productores y a un público entusiasta que llega a los viñedos con mayor interés en conocer sobre vitivinicultura, variedades, enología y el porqué de cada propuesta de vino mexicano. Renovadas áreas y una mejor distribución de las actividades en la propiedad, facilitaron el flujo de los participantes a pesar de que el número de asistentes no cesa de aumentar año con año. Es evidente que La Redonda ha tomado nota y que ha mejorado en cada edición.

El Lic. Claudio Bortoluz Muñoz, Director comercial de La Redonda Vinícola Queretana acompañado del Lic. Mauricio Salmon Franz, Secretario de Turismo de Querétaro y el Ing. Miguel Ángel Santiago, Director Técnico de la bodega, dieron la bienvenida al festival que ha quedado muy por arriba de las 100 etiquetas de vino Mexicano. En esta cuarta edición, más de sesenta empresas presentaron sus propuestas de vino mexicano con la presencia de sommeliers, enólogos y propietarios de bodegas y proyectos vinícolas que atendieron al público en sus inquietudes en torno a los productos.

Directivos de La Redonda Vinícola Queretana, representates de Gobierno
y de bodegas mexicanas en la inauguración del Festival

Amenizado con música en vivo y DJ, estrenando una nueva área cubierta para disfrutar de alimentos, el festival se desarrolló en un ambiente familiar con catas-conferencia realizadas por reconocidos sommeliers como Pilar Meré quién presentó: “Lo in y lo out del vino", Andrés Amor desarrolló los temas: “La nueva cocina mexicana y los nuevos vinos mexicanos” y “El vino mexicano moda o cultura”, el Lic. Luis Cárdenas Barona Presidente de la Asociación de Sommeliers Mexicanos, impartió: “Tendencias del vino en México”, el Ing. Ramón Vélez, Presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola a su vez compartió “Vinos Mexicanos, presente y futuro” y el sommelier Marcos Flores Tlalpan, Director de Grupo GEMARIC  presentó el tema: “Aprendiendo a degustar los vinos a través de su terroir”.

Entre las novedades del festival, se contó con El Pabellón del Vino Mexicano, un amplio stand con una pantalla táctil en dónde el público puede navegar sobre un vasto temario que va desde las regiones vitivinícolas de México, hasta detalles de vitivinicultura y enología.

Como en cada año, enólogos y propietarios de bodegas atendieron a un diverso público compuesto por consumidores de principiantes a expertos así como estudiantes de gastronomía y sumillería. El Dr. Víctor Torres Alegre, egresado con Doctorado en Enología de la Universidad de Burdeos propietario de Vinícola Torres Alegre, Christoph Gaertner de Vinisterra, Alberto Rubio de Fluxus y asesor de Viñedos Malagón, Phil Gregory propietario de Vena Cava, Álvaro Alvarez  de Alximia, Don Juan Ríos y Jesus Rivera, propietario y enólogo respectivamente de Barón Balch’é, Joe Malagón propietario de Viñedos Malagón, Paolo Paoloni de Villa MontefioriAbel Bibayoff de Pasión Biba, Adrián García de Vinícola Retorno, Thorsten Schocke de la vinícola La Resistance y los Pedro Poncelis padre e hijo creadores de D’Poncelis entre muchos otros actores de la industria vinícola nacional compartieron con el público sus propuestas enológicas.

Pabellón del Vino Mexicano

Desde luego bodegas de importancia por su tradición y escala de producción estuvieron presentes, Bodegas Santo Tomás, Casa Madero, Pedro Domecq y Monte Xanic a la par de otros productores más pequeños atendieron a miles de visitantes.

Proyectos nuevos como Dubacano, Kastamay, Vinícola El Cielo, Vinos Vixan, Bodegas Marilena, Canto de Sirenas entre muchos otros presentaron sus productos. Es notable el hecho de que cada año, el evento se hace más cómodo para el visitante, la oferta es más diversa, pero siempre habrá áreas de oportunidad para mejorar. Habrá que revisar algunos aspectos de los servicios y atención al público a la recepción del evento para agilizar el flujo de invitados. Es difícil saber si es conveniente aumentar el volumen de visitantes o de expositores en el futuro. La realidad es que conocer y disfrutar de todos los productos gourmet disponibles en el festival es imposible y es imperativo para el visitante enfocarse a algunas bodegas, concepto enológico o lo que sea de su interés.

Al término de actividades del día sábado, el cielo de los viñedos se iluminó con los juegos pirotécnicos cerrando de manera espectacular el primer día de actividades. El día domingo, la presentación, degustación y demás actividades se desarrollaron con igual número de visitantes que el primer día, resultando en un éxito para organizadores y expositores quienes pudieron mostrar sus productos a una audiencia de tamaño considerable.


El Festival 100 Vinos Mexicanos se ha convertido en la muestra de vino exclusivamente mexicano más exitosa del país, no sólo por su capacidad de convocatoria, sino también por la gran cantidad de bodegas que exponen sus productos en el festival. Pequeños o grandes productores tienen la oportunidad de tratar de conquistar el paladar del interesado. Prácticamente los vinos de las principales regiones del país, empezando por supuesto con los del anfitrión, las líneas Orlandi y Sierra Gorda de Vinícola La Redonda de Querétaro, e igualmente los productos de otras bodegas de Querétaro, como de Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas, Coahuila y Baja California confluyen en un evento que muestra la diversidad de proyectos que se han surgido en un innegable boom del vino mexicano. Por otro lado la oportunidad de conocer de primera mano la historia y características de muchos vinos en voz de propietarios y enólogos permite entender al público la intención y condiciones de cada proyecto, experiencia que amplía la visión del consumidor sobre el vino mexicano.

En términos de calidad, ya dependerá de cada consumidor, en función de su experiencia, conocimiento y gusto la elección de sus etiquetas favoritas y quizá sume un factor a otros tantos, para la prevalencia o desaparición de vinícolas, marcas, etiquetas o estilos. Sin embargo el Festival 100 Vinos Mexicanos ya es un referente para productores y público entusiasta, quedará ahora el reto de aportar nuevas ideas para enriquecer el festival, que muy probablemente siga celebrándose en años subsecuentes para finalmente, consentir al consumidor que busca el vino mexicano.

No te pierdas de la galería de fotos en Facebook

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en Twitter: @drsalsamx



Otras notas relacionadas:
Mirlo: Vino mexicano con elegancia y equilibrio
Gilberto Salinas es sinónimo de pasión por el vino. Testigo de la evolución del vino mexicano en los últimos años desde su tienda especializada en la venta de vino en Tijuana. Inició a mediados de la década de los 90 y ha visto el boom de proyectos de vino mexicano. De personalidad afable y un gran conocedor del tema, siempre es grato charlar con él sobre un tema tan vasto como es el mundo del vino. Además de la venta de vinos embotellados de muchas otras bodegas mexicanas en su tienda, también comercializa sus propios vinos que obtiene de mezclas de diferentes productores emulando a los negociantes franceses.

Mirlo -su marca más reconocida- es un vino monovarietal basado en merlot, una uva que generalmente se usa en la enología nacional como parte de mezcla. Pistas sobre el origen del nombre del vino se pueden encontrar en la contraetiqueta: “En dialecto bordolés, Merlot quiere decir ‘petit oiseau noir’. O sea pequeño pájaro negro, que es la descripción  de mirlo. Esta variedad se nombra así porque esta es la primera en madurar en esa zona y coincide con el arribo de los Mirlos que llegan a disfrutar de esas uvas.”

La cosecha 2009, es un vino altamente recomendable, que ha  sorprendido por la sutileza y elegancia del vino.


Nombre del vino: Mirlo
Productor: G. Salinas Negociante en Vinos
País: México
Región: Baja California, Piedras Gordas Rancho El Nido y Valle San Vicente Ferrer
Variedades de uva: Merlot 100%
Cosecha: 2009
Maduración: 15 meses en barricas de roble francés
Disponible en: Trinergia Vinos

De color rojo rubí con ribete ligeramente naranja. Vino de gran potencia aromática con atractivas notas de frutas primero rojas, fresa madura pero que luego se desplazan hacia las frutas como mora, zarzamora y ciruela pasa. De una notable complejidad, va evolucionado una vez que se ha servido y más adelante entrega aromas a grafito y hongos, acompañados de notas especiadas que recuerdan las hierbas finas y canela. En paladar un vino de textura suave y de cuerpo medio que confirma sus aromas con recuerdos a frutas maduras, acidez presente pero equilibrada con taninos limados y agradables que impulsan las notas a caramelo tostado, café y chocolate amargo. De final largo que recuerda la uva pasa con tanicidad agradable que invita al siguiente sorbo. Notables en este vino las características de concentración aromática, aromas agradables, equilibrio y nada de notas mineralizadas en paladar. Fue una muy grata sorpresa y un excelente vino mexicano.

Mirlo es un vino que irá muy bien con una tabla de quesos, pastas con salsas cremosas como pappardelle con cordero, platillos basados en hongos y setas, como lasaña vegetariana, pollo en crema de champiñones, o bien un pollo a las brasas en un buen día de verano, aunque siendo así el caso se recomienda refrescar un poco el vino, que será una delicia acompañado de estos platillos.

Un excelente vino mexicano que logra concentrar en un producto, elegancia y equilibrio. Y no menos importante, de precio accesible. Un vino que será del agrado de todos gracias a su tanicidad limada y sus atractivos aromas frutales, será un excelente acompañamiento para sus reuniones en familia o el regalo perfecto en la cena que le han invitado.

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en Twitter: @drsalsamx




Delicioso vino mexicano: Barón Balch'é Reserva Especial
Casa Madero Chardonnay, elegancia y frescura
Monte Xanic Gran Ricardo: Señor vino
Montepulciano a la mexicana
Encuentros y desencuentros con el vino
Adobe Guadalupe, una bodega con ángel
Esplendor de la Tempranillo en Ribera del Duero
Ante la crisis económica, las bodegas españolas en general, han encontrado en las exportaciones un escudo contra tiempos difíciles. Desde luego, eso ha sucedido no sólo por su experiencia en el oficio sino también por un producto de calidad en sus diferentes categorías. De acuerdo a cifras del Observatorio Español del Mercado del Vino, en el 2012 el vino español facturó 264 millones de euros más que el año anterior en una cifra cercana a los 2,500 millones de euros, lo que representa un aumento en valor del 11.8%. La percepción de analistas es que si bien la venta del vino a granel ha disminuido, ha aumentado la venta de vinos embotellados y se han apreciado los vinos de alta gama.


Dentro de la vasta oferta de vino español, ha sido la D.O. Ribera del Duero una de las regiones que de forma acelerada ha alcanzado prestigio a nivel mundial. El manejo de contraetiquetas (sellos de autenticidad de la D.O. que deben ser colocadas en las botellas) es un buen indicador del crecimiento de la producción. En 1982 se entregaron 560,000 contraetiquetas. En los treinta años subsecuentes la entrega de estos sellos de calidad se ha multiplicado, llegando a 77.5 millones para el año 2012.

Una de las bodegas que desde los años noventa ha contribuido al renombre de la región a través de productos de calidad, ha sido Cillar de Silos. Empresa netamente familiar fundada por Amalio Aragón en conjunto con sus hijos en 1994. Ahora es la nueva generación quién lleva las riendas de la bodega repartiéndose las tareas entre ellos: Roberto Aragón es el gerente y responsable de la parte comercial de la empresa. Su hermano menor, Óscar Aragón, se formó como enólogo y ahora es el director técnico y responsable de viticultura de Cillar de Silos. Su hermana Amelia Aragón, quizá se quedó con las tareas más agradables del oficio: viaja alrededor del mundo como directora de exportación.

Cillar de Silos basados en una tierra privilegiada origen de excelentes vinos cuenta con una tradición que se documenta desde hace siglos. En la época medieval, los vecinos del pueblo de Quintana del Pidio, donde se asienta la bodega, llevaron los mejores vinos de su cosecha al monasterio de Santo Domingo de Silos -de ahí el nombre de la empresa- para garantizar la bendición de la próxima añada. Los frailes reunieron los mejores vinos de la zona en sus bodegas y por lo tanto, la bodega del monasterio de Silos se convirtió en esa época en el lugar idóneo para encontrar los mejores vinos locales. En nuestra época el monasterio no se dedica a estos menesteres, sin embargo Cillar de Silos conserva la tradición. Con la palabra “Cillar” los propietarios de la bodega desean destacar la figura del Cillero como el responsable de la despensa, el encargado de que no faltase el pan y el vino.

En 1995 fue la primera cosecha de Cillar de Silos, pero la historia de la bodega inicia en la década de 1970 cuando Amalio Aragón con una gran visión empezó a adquirir parcelas de viñedo de cualidades excepcionales en la Ribera del Duero. La región empezaba a destacar por los vinos elaborados con la variedad de Tempranillo y años después, en 1982 se aprueba la D.O. Ribera del Duero. La empresa elabora en la actualidad alrededor de 340,000 botellas por añada, a partir de viñedos de una media de altura de 860 msnm, que rodean el pueblo de Quintana del Pidio.

Óscar y Roberto Aragón, copropietarios de Cillar de Silos

En su visita a México, Roberto Aragón copropietario de la bodega presentó en conjunto con la cadena de tiendas especializadas La Naval en el restaurante D’Kírico al sur de la Ciudad de México, las líneas de vino Quintanal y Cillar de Silos. A la vez que se  fue desarrollando la cena y presentando los vinos, Roberto Aragón respondió dudas y comentarios del público asistente, clientes seleccionados de la cadena de tiendas y prensa especializada.

El saber hacer de los Aragón quedó patente en los vinos presentados. El vino Quintanal Verdejo de Valladolid, D.O. Rueda es un vino color amarillo paja con destellos dorados y ribete transparente en dónde destacaron los deliciosos aromas a manzana verde, notas ligeramente herbales y mentolados. En paladar fue un vino con cuerpo acompañado de una refrescante acidez pero que soportó los aromas a frutas dejando un final medio que recordó las flores de manzanilla, un excelente vino para contrarrestar los efectos de un clima caluroso.

Por otro lado el vino Quintanal Tempranillo de la Ribera del Duero, de color rojo rubí de alta concentración con ribete violáceo mostró atractivos aromas a grosella fresca y un poco de especies que se confirman en paladar en dónde una suave tanicidad y acidez acorde dejan espacio para los aromas a frutas rojas y a un final medio que recuerda el café tostado. Un fantástico vino que es fácil de disfrutar y quizá podría convertirse en el vino de diario del aficionado que busca una excelente relación calidad precio.

Cillar de Silos 2009, elaborado cien por cien con uva tempranillo mostró su Señorío a la vista, olfato y en paladar.  En copa encontramos un vino de color cereza obscuro con ribete rosado. De gran potencia aromática, atrapa los sentidos con atractivos aromas a grosella y zarzamora maduros, complementado con notas elegantes a hongos y hojarasca de bosque. Cualidades aromáticas que se complementan con notas especiadas como la canela y pimienta que dejan paso a un largo retrogusto que recuerda el café tostado. Un producto para el aficionado que busca una excelente muestra de la calidad de la variedad tempranillo en la Ribera del Duero.

El festín continuó con el vino Torresilo 2008, otro monovarietal basado en la tempranillo pero elaborado con uvas seleccionadas de los Pagos, del Montecillo, Cascajos y Llanillo: viñas viejas prefiloxéricas que le aportan concentración aromática y complejidad. En color un vino color cereza obscuro con ribete ligeramente teja, en nariz inicia un viaje aromático que se va transformando lentamente en copa. Aroma a ciruela negra en conjunto con grafito, va evolucionado con nuevas familias aromáticas que recuerdan el humo, nuez, moca. En paladar es un vino de ataque suave que confirma los aromas a frutas negras maduras con acidez justa y taninos pulidos en gran equilibrio. De final largo que recuerda la uva pasa, definitivamente un excelente vino que muestra el potencial de la variedad tempranillo en la Ribera del Duero.

Para dar término con otro excelente vino, en D’Kírico se sirvió el Flor de Silos otra expresión de tempranillo de la región que en copa mostró los aromas a moras, acompañados de notas florales, grafito, balsámicos y tabaco. En paladar un vino con cuerpo pero con mucho equilibrio entre sus componentes, taninos limados y de largo final que recuerda la uva pasa. Un producto de gran sutileza y de agradables características.

Roberto Aragón concluye la cena comentando las características geográficas que hacen posible vinos de gran calidad, suelos arenosos y grava, arcilla en algunas zonas. Viñedos rodeados por laderas que favorecen un notable diferencial térmico entre el día y la noche, fundamentales para la correcta maduración de las uvas, más la pasión de una familia dedicada por entero al oficio dan por resultado diferentes líneas de vinos de una excepcional relación precio-calidad.

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en Twitter: @drsalsamx



Otras notas relacionadas:
Flores de Callejo, elegancia y equilibrio
Un gran vino español con altitud y actitud
Encanto de Rioja: Lanzaga de Telmo Rodríguez
España primer lugar en exportación de vino a México
Delicias de Somontano en México
Fotos: Cortesía Cillar de Silos