El Vino Mexicano, desafíos y oportunidades: Viticultura Unida 2009
Fue un evento único, muy especial: En una tarde, me pude dar cuenta de la realidad del vino mexicano, sus retos y sus oportunidades, pero sobre todo constatar de primera mano la pasión y la entrega de un grupo de empresarios que a pesar de ir a contracorriente, han decidido incursionar en el complicado negocio de crear vinos en México y han prevalecido con bastante éxito.



En las instalaciones minimalistas del Hotel Distrito Capital en la zona de corporativos de Santa Fe al poniente de la Ciudad de México, se llevó a cabo el pasado 24 de Noviembre un encuentro directo entre consumidores y los productores de vino, en el que nosotros los enófilos, tuvimos el privilegio de conocer una amplia variedad de vinos mexicanos servidos de mano de sus creadores en el evento Viticultura Unida 2009 (VTU).

En esta ocasión Hugo D’Acosta, el Dr. Pau Pijoan, Juan Carlos Bravo, Trinidad Jiménez, Joaquin Prieto y Alvaro Ptanick compartieron con el público seis interesantísimas pláticas sobre diversos temas relacionados con la producción de vino en los estados de Baja California, Aguascalientes y Zacatecas, además de contar con diversos stands de las bodegas que forman parte de VTU, en los que el público podía degustar sus vinos. Fue una experiencia muy rica en información, con charlas con los productores y los enólogos que se dieron cita en el evento como Christoph Gaertner y Daniel Lonnberg, de las bodegas Vinisterra y Casa de Piedra respectivamente.

VTU es un movimiento en pro del vino mexicano que aglomera diría yo, más que un grupo de empresarios, a un grupo de amigos: varios pequeños productores que comparten una misma filosofía respecto a la creación de vino. Es decir, comparten una visión común de establecer una producción responsable con el medio ambiente, de pequeña escala, de "escala humana" dicen ellos, en el que el vino resultante sea de gran calidad y que esté impregnado de las condiciones particulares de cada terruño y de la personalidad de la bodega, algo que han llamado: el trinomio planta-sitio-hombre.

Cuando platicaba con Hugo D'Acosta (Charla con Hugo D'Acosta y sus vinos Franco-mexicanos), me comentó que en su punto de vista lo que le gustaría ver en el contexto del vino mexicano un mayor crecimiento de pequeños productores, para enriquecer un abanico lo más amplio posible de vinos de calidad y que fuesen los propios consumidores quienes eligiesen los vinos de acuerdo sus preferencias, pero no limitar la multitud de expresiones enológicas de la región y alentar a la experimentación más que a la conformidad de un tipo de vino homogéneo.

"Por qué conformarse con una uva,
con un estilo, con una sola propuesta,
o tratar de concentrar todo en un solo sitio,
por qué, evitar la riqueza que
nos ofrece la variedad, por qué,
no intentar lo que no se ha hecho antes".
VTU09

VTU dió inicio hace poco menos de dos años y agrupa productores de un mosaico de valles:
Valle de Guadalupe,
Valle de San Antonio de las Minas,
Valle de Santo Tomás,
Valle de San Vicente,
Valle de Ojos Negros,
Aguascalientes y
Zacatecas.


El movimiento VTU también está formado por diversas bodegas: Aborigen, Casa de Piedra, Estación de Oficios Porvenir (La famosa “Escuelita”), JC Bravo, Paralelo, Shimul, Vinícola Tres Valles, Viñas Pijoan, Viñedos Santa Elena, Vena Cava y Mogor Badan.

Tuve oportunidad de estar en cuatro charlas de las seis que se presentaron en aquella tarde, todas fueron interesantísimas y a continuación hago una síntesis de los principales conceptos tratados.

La primera charla que tuve oportunidad de escuchar fue la del Dr. Pau Pijoan de Viña Pijoan titulada: "Características de los Distintos Valles Vitivinícolas de Baja California".



El Dr. Pijoan se enfocó a describir los valles  comentando los principales ventajas y retos que enfrentan cada uno de ellos.

Me llamó la atención el hecho de que Baja California sea propicia para el cultivo de la vid, gracias a su clima privilegiado en el cuál hay precipitación en Enero y Febrero cesando la lluvia meses mucho antes de la época de la vendimia, permitiendo una apropiada maduración de la fruta.

Comentó que los años de 2002 y 2003 fueron excepcionalmente buenos en Baja California por la escasez de lluvia, que favoreció la concentración de nutrientes en la fruta, mientras que lo contrario ocurrió en los años 2004 y 2005.


Con respecto a los demás valles, el de Guadalupe goza de la facilidad de venta en la vinícola y la ventaja de la regulación de temperatura en las viñas por su cercanía al océano Pacífico, que también tiene microclimas dependiendo de su ubicación y cercanía al mar.

Como principales retos de la región se expresaron:
  • La falta de agua por exceso de extracción y envío a la ciudad de Ensenada.
  • Deficiente calidad del agua.
  • Extracción de arena de los arroyos, que trae graves consecuencias: disminuye la absorción de agua, aumenta la evaporación y disminuye el depósito de arena en las playas.
  • Precios excesivamente altos en los terrenos, y
  • Presiones urbanas que amenazan con crear desarrollos incongruentes con la viticultura.

Sobre el valle de Ojos Negros se resaltó la gran calidad del agua y que presenta mejores condiciones fitosanitarias para la uva y un clima favorable por lo que le augura mucho éxito a los vinos producidos en este valle, habrá que estar atentos a las añadas que se vayan produciendo en este valle.

Como conclusiones el Dr. Pijoan comentó que es un área con todo el potencial de convertirse en una región de producción de vinos de alta calidad, más que una zona de gran cantidad.

La gran variedad de terruños presentes en los distintos valles de Baja California propicia un mosaico de extraordinario en la variedad de los vinos elaborados, los cuáles reflejan una personalidad propia cada uno con el sello de la región.

Comentaba el Dr. Pijoan: “Por el momento no creo sea necesario encasillarnos con un estandarte ni con un tipo de vino único, el privilegio es la diversidad porque hay más varietales para jugar”.

 La segunda conferencia fue impartida por Trinidad Jiménez de Viñedos Santa Elena, llamada “La Viticultura en el Estado de Aguascalientes (Suelos, clima y altiplano)”, que me pareció muy interesante porque se enfocó en temas de agronomía y del cuidado del viñedo.

Trinidad comentó que Aguascalientes había sido un área de gran producción de uva, pero que principalmente se había enfocado en fruta para la producción de brandy, jugos y uva de mesa, sin embargo la región sufrió un gran declive a partir de los inicios de la década de los ochentas, que redujo de 12,000 ha de cultivo a tan solo 1,000 ha.





Las causas fueron diversas: plagas, plantación de varietales no adecuados y la inexistencia del sistema de riego por goteo.

Hoy día de la producción de uva, el 80% se usa para jugo y concetrados, mientras el 10% para vino con varietales finos. Las cepas que se han adaptado mejor al suelo hidrocálido son la Tempranillo, el Malbec, el Syrah y el Cinsault.

Trinidad afirmó: “estamos convencidos que los vinos se hacen en el viñedo, más que en la vinícola”, por lo que se preocupa mucho en el cuidado del viñedo en el que se aplica un “trabajo de relojero”, cubriendo los ciclos vegetativos de la vid, el riego, cultivos auxiliares para el control de filtración en el suelo asi como el cultivo en colinas y pendientes.

Uno de los principales retos de la región es alcanzar un buen grado de madurez en la fruta antes del inicio de la temporada de lluvia, por lo que hay un constante monitoreo de la fruta y en la primera oportunidad que sea propicia se inicia la cosecha.

La tercera charla estuvo a cargo de Joaquin Prieto de la Vinícola Tres Valles, y me pareció particularmente interesante porque abordó un tema que había pasado por alto: los numerosos inconvenientes que enfrentan los productores en términos de permisos e impuestos para lograr sacar sus botellas de vino en el mercado, su charla se llamó: "Problemas para conseguir Materiales de Empaque, maquinarias, barricas, permisos, padrones y aduanas".

Joaquín describió todo el proceso desde la adquisición de las vides en el extranjero, de cómo debe visitar un funcionario del gobierno el origen de la vid, y autorizar su importación, todo con cargo a la bodega.



Después de los costos de importación de todo el equipo necesario para la vinificación, procedente principalmente de los Estados Unidos, con sus inherentes costos: prensas italianas, tanques de fermentación, sistemas de bombeo, botellas, corchos e incluso los materiales para la impresión de las etiquetas.

También se comentó de todos los trámites requeridos en el SAT (Sistema de Administración Tributaria), inscripción en el padrón de productores, la inutilidad del marbete (dado que no certifica la calidad del producto) y los diferentes registros fiscales en Baja California y en el resto de México.

Se comentó algo sobre la dificultad para encontrar un sistema de transporte del producto que garantice un buen manejo del producto a través de regiones con climas extremos, por ejemplo que se tiene que enviar el producto antes o después del verano, para evitar el intenso calor de algunos estados de la República.

Como conclusiones de la charla Joaquín comentó que es muy importante que el gobierno revise la regulación actual para simplificarla para los productores, que no es válido considerar los vinos tranquilos en la misma categoría que los destilados en términos de impuestos y que se tomen en cuenta todo el proceso de producción, mucho más complicada en el tema de vino en comparación con los destilados.

Ha sido uno de los eventos en los que más he aprendido, y no sólo en cuestiones técnicas de la viña, los procesos de vinificación, las decisiones del enólogo, las decisiones en la vinícola, sino también sobre los procedimientos burocráticos y de la situación gobierno-productor que viven ahora mismo las bodegas.




Mas adelante la charla de Alvaro Ptanick y la degustación de vinos de las diversas bodegas.

Saludos.
Dr. Salsa.




Notas relacionadas:
Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!
Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin
Inauguración de la tienda Bacus Del Valle
El 21 de Noviembre en la calle de Parroquia y San Francisco en la Colonia del Valle en la Ciudad de México, Alejandro Zárate, Emilie Valencia, el sommelier Miguel Serrano, Javier Miranda y todos los colaboradores de Bacus, así como socios del club y clientes en general se dieron cita en la primera de dos celebraciones con motivo de la recién apertura de otra sucursal, a un año que iniciaran su aventura en la creación de un nuevo concepto de tienda gourmet y club de vinos.



Anaquel de vinos de la tienda Bacus del Valle


La velada de la primera celebración transcurrió con gran rapidez al calor de un numeroso grupo de invitados que abarrotaron la tienda y en un ambiente festivo se llevó a cabo un pequeño cocktail con bocadillos bien acompañados vinos argentinos Astica y Cuatro Estaciones.



Cómo comenté en un artículo anterior (Visita al Winebar y Club de vinos Bacus) la tienda Bacus me pareció distinta por varias razones.



La primera es la practicidad del manejo de su membresía al Club que tiene un precio realmente bajo de $200 pesos por una membresía anual, a través de la cuál tienes la oportunidad de asistir sin costo y por pareja a la mayor parte de las catas que organizan de forma semanal, además te da derecho a cierto descuento en la compra de productos en la tienda y como beneficio adicional acumula “puntos” para las máquinas de degustación de las que disponen en ambas tiendas.

Hay que señalar que a diferencia de otros Clubes de Vinos, Bacus no te obliga a la compra de paquetes de vinos, simplemente puedes asistir a las catas, conocer los vinos y comprar las botellas que desees con total libertad.

Máquina de degustación

También me llamó la atención su atención personalizada y con la asesoría de sommeliers para elegir tus vinos, así como la disposición de buscar alguna etiqueta de tu interés.



Alejandro Zárate, creador del concepto Bacus me comentó que gracias al éxito de la sucursal de Satélite, ha sido posible organizar la apertura de la sucursal Del Valle y que pronto estará abierta al público la sucursal Polanco para cubrir esas zonas de la ciudad. Pero que el concepto de operación es idéntico, desde el inmobiliario, las tarjetas de información de cada vino, las etiquetas que manejan, principalmente de vinos mexicanos, la realización de frecuentes catas sin costo para los socios y por supuesto la atención personal, además de toda la serie de servicios que ofrecen para banquetes, pedidos con entrega a domicilio, etc.



Cabe mencionar que la nueva sucursal es más amplia que la de Satélite por lo que las catas serán un poco más cómodas y para un grupo más numeroso de enófilos.



Una semana más tarde se llevó a cabo otra celebración un poco más elaborada, amenizada con la participación de un DJ, luces que le dieron otra vista a la tienda, bocadillos y vinos espumosos, que reunió a gente de prensa, importadores y distribuidores con clientes y socios del Club para intercambiar opiniones y charlar sobre vinos y más allá.



Aunque atareados los colaboradores de Club Bacus: Olivia, Isabel, Emilie, Miguel y Alejandro, Emilie,  se veían sumamente contentos de ver el éxito de su propuesta en la ciudad, pero nunca escatimaron atenciones hacia sus invitados que se fueron a tempranas horas del día siguiente.

Me comentan que llegaron las cámaras del Canal 22 para hacer entrevistas y participar en el evento.
Clientes de la tienda

Yo invitaría a todo enófilo de la Ciudad a que conozca el concepto, asista a alguna cata. Para las personas que buscan vinos mexicanos, quizás sea la tienda con el mejor surtido de etiquetas de Ensenada.

Por lo pronto, este fin de semana preparan una cata de la última añada del célebre vino ensenadense Icaro con un encuentro con el afamado enólogo José Luis Durand, esta cata si tendrá costo, pero vale la pena para tener una oportunidad de charlar con un protagonista del vino mexicano.


Olivia, Emilie y el sommelier Miguel Serrano, gerente de Bacus Del Valle


Yo quiero agradecer su cálida recepción en cada evento que organizan y les deseo mucha suerte con el concepto de Bacus, que yo creo tiene la particularidad de acercar a muy bajo costo la cultura del vino al público citadino.

¡Enhorabuena, felicidades al equipo Bacus!

Dr. Salsa.




Notas relacionadas:
Charla con Hugo D'Acosta y sus vinos Franco-mexicanos
Visita al Winebar y Club de vinos Bacus
Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin

Cata de vinos orgánicos en Bacus y nuevas sucursales en la ciudad
Festival de vinos del Sur de Francia en Bacus
Números previos de la Revista Vinísfera en línea
Desde el primer momento que la vi en el anaquel de revistas me llamó la atención, la revista Vinísfera es una publicación que me agrada mucho porque cubre tanto el escenario mundial del vino y además cubre el escenario nacional.




Muchos artículos son interesantísimos como la Radiografía del Gusto Mexicano, Tips para una buena cata, Los críticos bajo la lupa (www.vinisfera.com), por mencionar algunos de las decenas que han publicado.

Recientemente esta revista ha decidido tomar el reto de convertirse de un medio impreso a un medio del universo digital, y a continuación comparto un editorial muy interesante del Director de la Revista, Carlos Valenzuela en su último número:


Fin de año, fin de ciclo.


Estimado lector, me permito agradecer tu tiempo una vez más, tanto a título personal, como de parte de todo el equipo Vinísfera. Nos enfrentamos en este número a un período natural de evaluación, y decidimos no dejarlo pasar sin tomar acciones contundentes para con nuestro objetivo, nuestros lectores, nuestra comunidad y nuestro planeta.

El objetivo de Vinísfera es y ha sido desde el inicio del proyecto, engrandecer la cultura del vino, acrecentarla sobre todo en aquellos que tienen sus primeros encuentros con él. Por ello decidimos mantener un estilo fresco, amigable, accesible; y así queremos que sea también nuestra información. Sin embargo hoy, llamados a evaluar nuestro cumplimiento, nos hemos dado cuenta que esta edición impresa nos limita firmemente para poder hacer una mejor y más amplia labor de culturización.

La actualidad nos llama a entregarte más y mejor información, más oportuna, en forma más eficiente y con menos impacto al medio ambiente; la actualidad nos pide también hacer esta labor para un mayor número de personas. Queremos ser voceros de la industria y referencia para enófilos no sólo de México, y no sólo de habla hispana. Por ello hemos decidido romper la barrera del papel en forma definitiva y trascender al entorno digital, con lo que buscamos potenciar Vinísfera a dimensiones precisamente más accesibles, frescas, jóvenes y responsables con el medio ambiente.

Con este esfuerzo pretendemos llevarte mejores contenidos y poder involucrarte aún más en el mundo del vino, ser tu mejor fuente de información y porqué no, tu mejor consejero. Para ello, nutriremos nuestro portal Web con material multimedia de catas, recomendaciones, entrevistas, referencia, blogs, podcasts y todo lo necesario para ser tu compañero en el viaje del vino y la gastronomía.

Por ahora, disfruta esta última entrega impresa de Vinísfera, te ofrecemos en nuestro tema principal, una mirada a la otra cara de los vinos chilenos, dentro de un especial que trata de descubrir toda la riqueza del austral país americano, del cual sólo conocemos una pequeñísima parte. Date un tiempo para conocer su enología, gastronomía y arte a través de este especial.

Te invito por último a evaluar tus acciones bajo la estricta mirada de la necesidad y el respeto, hacia los demás y hacia el medio ambiente. Recuerda que son muchas actividades innecesarias las que dañan al entorno. Hoy en día la tecnología hace posible que podamos tener una menor huella de carbono y con ello un planeta, y quizá una conciencia, más limpios.

Muchas, muchas gracias por tu tiempo, espero verte en vinisfera.com siendo parte de nuestra comunidad, haciendo comentarios y sugerencias sobre nuestros contenidos y enriqueciéndolos con tus propuestas.


Carlos Valenzuela.




Ahora los números previos de la revista están disponibles en línea a través de la siguiente liga:
Revista Vinísfera.

De verdad, es una publicación que vale la pena conocer y disfrutar.

Saludos.
Dr. Salsa





Enlaces externos relacionados con esta nota:
Revista Vinísfera





Notas relacionadas:
@wine: Marketing de vinos para la Generación Y
Hugo D'Acosta: Autor de vinos franceses con sazón mexicano
Mercado mundial del vino
Excelentes blogs mexicanos sobre vinos
@wine: Marketing de vinos para la Generación Y
El Internet como medio masivo de comunicación

La transmisión en tiempo real del concierto de U2 desde el Rose Bowl el pasado 25 de Octubre del presente año, desde mi punto de vista marcó el triunfo del Internet 2.0 como medio de difusión, colocándose seriamente como un medio de transmisión quizás comparable con la Televisión por cable, o considerando su alcance global, podría pensarse en una audiencia mayor aún que la TV de paga.




Más allá de compartir con sus fans sus nuevas producciones, seguramente la legendaria agrupación irlandesa realizó un serio estudio de las ventajas de la transmisión de su concierto en este medio, en comparación con otros.
Y de dicho estudio debió concluir la "marca U2" que tenía más beneficios en el uso de Internet de banda ancha en el marco de las facilidades de redes sociales que le proveía YouTube, como lo son las ligas para la compra de sus productos (en iTunes) o la interacción con sus fans vía comentarios, facilidades con las que no contaría en la transmisión por TV.

La "Generación Y", o Millenials, el grupo demográfico que comprende las personas nacidas entre 1980 a 1990, que actualmente presentan un interés por el vino, han venido a transformar la manera en que se anuncian, promocionan y evalúan los vinos.

De acuerdo con Graham Holter en su artículo "The Mysterious Generation Y" en Meinnger's Wine Business Intelligence (gracias a @ribeyewine), los nuevos consumidores de esta generación son mas homogéneos a través de la misma influencia, las mismas marcas, la misma información que reciben a través del cine y la televisión, al mismo tiempo que están orientados hacia los grupos, actitud que se caracteriza en su entusiasmo por los mensajes de texto, email y otras herramientas de redes sociales en línea.

Los Millenials se distinguen de la generación previa porque tienen a su alcance de forma inmediata mucha más información que sus padres.

Estos consumidores ahora usan una red de "amigos" en línea para obtener la información que necesitan, cuando la necesitan y en la profundidad que desean.

Cuando empecé a editar este blog hace unos meses, encontré cuatro blogs en castellano que tratasen en sus notas sobre los vinos mexicanos (Excelentes blogs mexicanos sobre vinos ), hoy día listo unos veinte en el blog y cada día me encuentro uno nuevo lo suficientemente interesante para seguirle pista, si a eso le agregamos todos los recursos que existen en inglés, francés e italiano en formato de blogs, video-blogs, podcasts, páginas web tradicionales de las bodegas, sitios de raitings de vinos, twitter y foros especializados, nos damos cuenta de que los consumidores tienen a su disposición un universo de información sobre los vinos, vinificación, precios, evaluaciones, etc.

Lo importante es que ésta información está siendo utilizada por los Millenials para decidir sus compras. Si desean saber algo de un producto pueden hacer búsquedas en Google, postear una consulta en Facebook o en Twitter, y muy probablemente encuentren información y también opiniones de consumidores como ellos sobre los productos con recomendaciones a favor o en contra, y muchos de estos consumidores, empiezan a darles mayor peso a esas recomendaciones que se trasmiten de forma "viral" en las redes sociales, dejando a un lado a los grandes escritores y críticos de vinos de antaño los cuáles están siendo reemplazados por nuevos personajes que hacen uso de un lenguaje más coloquial y directo para transmitir la cultura del vino y todo lo que está alrededor, como es el caso del ahora famoso Gary Vaynerchuck (artículo de de Eric Asimov en el The New York Times: "Pop Goes the Critic").



¿Qué factores están favoreciendo esta evolución de la mercadotecnia del vino?
  • Economía global, es totalmente factible encontrar muchos vinos de Francia, USA, Argentina, y bueno no se diga Chile en México. Por ejemplo, puedo asistir a la cata de vinos Slovacos y llegando a casa, en un par de clicks, es posible tener la lista de premios que ha obtenido el Refosk Rex Fuscus (http://www.vinakoper.si/podjetje_priznanja_e.html).
  • Nuevas formas de interacción. En una transformación en que el consumidor se convierte en un agente activo del medio en el que interactúa con sus pares y con los autores de los contenidos ahora hay una retroalimentación continua de una "comunidad". Ahora el consumidor se ha convertido en crítico: fácilmente publica sus opiniones y la evalucación de los productos y las marcas. Para ejemplo, tenemos varios sitios en los que es posible conocer las notas de catas de muchos vinos y a veces se inicia un debate intenso de los consumidores.
  • ¿Internet ahora es un medio de masas?, algunos datos: según Technocrati el sitio de clasificación de blogs más famoso, tiene listados 133 millones de blogs, en 2008, 560 millones de personas vieron videos en línea, mayormente a través de YouTube y hay más de 200 millones de usuarios en Facebook.
  • Nuevas herramientas, ahora es posible crear a bajo costo una gran cantidad de contenidos que pueden alcanzar un alto nivel de calidad, e interconectarlos, alguien publica en Facebook y se les llega la referencia a sus seguidores en Twitter.
Y las razones por las que las redes sociales convierten a los consumidores de entes pasivos a activos son:
  • Alientan la participación y la retroalimentación.
  • Fomentan el pensamiento crítico y la acción de compartir información.
  • Ahora el diálogo es multidireccional entre los participantes de una comunidad.
  • Favorece la creación de comunidades de usuarios basados en un interés común.
  • Es una red de redes, al poder intercomunicar diversas herramientas (videos, galerías, microblogging, podcasting, blogs, sitios de comunidades tipo Facebook).
Y esta tendencia de cambiar la forma de hablar y pensar del vino también ha llegado a Latinoamérica.
Ya desde hace tiempo había blogs con mucha información, y se ha enriquecido de diversas formas.

En audio es posible encontrar podcasts interesantes como lo son "Sommeliers para llevar" realizado por las sommeliers Georgina Estrada (www.ginasommelier.com.mx), quien es la Vicepresidenta de Relaciones Públicas de la Asociación Mexicana de Sommeliers (www.ams.org.mx) y Pilar Meré (www.pilarmere.com), quien es la Coordinadora de Comité de Promoción de Vinos Mexicanos de las Asociación Nacional de Vitivinicultores (www.uvayvino.org), que cada viernes liberan un nuevo episodio trantando temas de vinos tranquilos y espumosos así como otras bebidas (destilados como el tequila, fortificados, etc). Sus podcasts son descargables a través de iTunes (para suscribirse conectarse a la iTunes Store y hacer una búsqueda por: "sommeliers").

También están disponibles en línea las intervenciones del maestro sommelier Don Pedro Poncelis Brambila en el programa radiofónico "Hoy por Hoy" con Leon Krauze llamadas: "El Ritual del Vino" (http://www.sommelierponcelis.com/ritualdelvino.html).

En video es posible encontrar discusiones de vinos al estilo de Gary Vaynerchuck como es el caso de este sitio venezolano creado por Jesús Nieves Montero: Videoguía del vino Venezuela (http://guiadelvino.blip.tv/), o en México el video blog:
Saber de Vino (http://www.sepadevino.com.mx/Blog/) que aunque tiene dos episodios, promete compartir información interesante (¡y estamos esperando más episodios!).

Otra iniciativa innovadora ha sido la de El Vino del Día (http://elvinodeldia.com/mejores-vinos.php) que es a la vez un gadget que se instala en la PC a través de la cuál se reciben recomendaciones diarias de vinos y una comunidad en Facebook y Twitter que busca interactuar con los enófilos a través de promociones, avisos de catas, cenas-maridaje, encuestas e incluso ha organizado una "Cata Virtual" a través de Facebook.

Los departamentos de mercadotecnia de bodegas deberán reconocer estos nuevos consumidores, los Millennials que han hecho suya la tecnología, y que representan una gran oportunidad de las vinícolas para expander su base de clientes, al involucrar estos consumidores activos en sus eventos de promoción haciendo énfasis en las características de diferenciación de sus vinos.

Por lo pronto, a "twittear" la recién publicación de esta nota.

¡Hasta pronto!
Dr. Salsa



Enlaces externos con material sobre este tema:

Wine Library TV (http://tv.winelibrary.com/)
1337 Wine, Sommelier School (http://www.1337wine.com)
Tips to Market Wine to Millennials--An Emphasis on Wine 2.0
The Mysterious Generation Y (pdf file from Meinnger's Wine Business Intelligence)
How Internet is reshaping wine marketing and PR




Notas relacionadas:

Posters de la 8a Cata de la revista Día Siete: Los 30 mejores vinos Mexicanos
Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin
Posters de la 8a Cata de la revista Día Siete: Los 30 mejores vinos Mexicanos
La Revista Día Siete del diario mexicano El Universal realiza de forma anual una extensiva cata con diversos sommeliers, periodistas especializados, enólogos, chefs, e importadores de una buena lista de etiquetas de vino mexicano, en esta ocasión 85, y posteriormente publican una lista con los 30 vinos mejor calificados.

Esta revista es posible de solicitarla en números atrasados de El Universal. Mi recomendación es que se hagan del original porque después de batallar un poco para tomar completo el poster, esto fue el mejor resultado obtenido:









Es posible escuchar la narración del maestro Pedro Poncelis Brambila en su participación en la estación radiofónica W Radio y ver la lista completa de vinos con más información en sus páginas:
Día Siete publicó su lista 2009 de los 30 mejores vinos Mexicanos
La 8va Cata de Vinos Mexicanos de Dia Siete


Notas relacionadas:

Ganadores del XVII Concurso Internacional Ensenada Tierra de Vinos 2009
Excelentes blogs mexicanos sobre vinos
Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!
Descubriendo el Universo: Cata a Ciegas en la Cd. de México
El sommelier Tomás Salazar, invita este próximo miércoles 9 de Diciembre, a participar en una cata a ciegas de seis diferentes vinos en "El Ristorante Cabiria" en la Colonia Roma de la Ciudad de México.

Precio: $350.00
Reservaciones al teléfono: 2974-7980 al 82


Charla con Hugo D'Acosta y sus vinos Franco-mexicanos
El pasado viernes 6 de noviembre se llevó a cabo el encuentro con Hugo D'Acosta, el célebre enólogo queretense/ensenadense (porque fue en Ensenada en dónde despegaron sus proyectos enológicos) en la tienda Bacus de Satélite en lo que los vecinos llaman la Zona Azul.


Hugo D'Acosta charlando en la cata de sus vinos en Bacus Satélite


Desde temprano el equipo de trabajo de la tienda, dispuso botellas, copas y sillas para recibir al público que dió una excelente respuesta, sobrepasando incluso la expectativa de Bacus.

Poco más tarde la tienda estaba atiborrada de gente, y sin mayor preámbulo que una rápida presentación de Alejandro Zárate, Hugo inició la charla y presentación de sus vinos de La Borde Vieille.


La tienda antes de la multitud en la cata


Hugo comentó que el proyecto surgió de la inquietud de aceptar nuevos retos y junto con un grupo de socios y Casa de Piedra, analizaron diversas regiones y eligió la zona de Corbières primero por la calidad de sus terruños, en segundo lugar por su relativa lejanía de grandes productores y para tener la libertad de experimentar con los vinos sin necesariamente encuadrarse en los lineamientos de la Denominación de Origen existente para la región.

Me llamó mucho la atención la detallada descripción del terreno: comentó que se trataba de un conjunto de parcelas más que un valle todo con las mismas características, sino un grupo de parcelas con las diferentes variadades usadas para sus vinos: el Grenache, Carignan y Syrah, con influencia de montaña y un suelo de delgadas lajas parecido al terruño del Priorato región célebre por sus suelos de lajas que le proporciona una potencia mineral a la fruta que más adelante se transporta al vino.

También comentó que los cuatro vinos, el blanco Carignan, llamado Parteaguas, así como los tintos son el resultado de muchas "experiencias", de múltiples microvinificaciones, que si fuera por él, haría 40 o 50 vinos distintos, pero que por razones obvias no era posible y por lo tanto decidió crear tres vinos jugando con los variatales y la producción de cada grupo de plantas porque comentó que aunque sean la misma cepa, los suelos tienen diferentes características: exposición al sol y ubicación dentro del terreno lo que aporta variaciones en la fruta.

Con respecto a la producción de fruta por parra, comentó que se hace una seria reducción para disminuir la producción por planta y asi aumentar la calidad.

En cuanto a las diferencias encontradas entre Francia y México, comentó que en México es más díficil determinar el momento oportuno para realizar la vendimia, digamos el punto exacto de la maduración de la fruta, mientras que en Francia encontró la viña de maduración más estable. También platicó del escepticismo inicial de los franceses sobre productores extranjeros pero que ha usado la estrategia de no querer imitar un vino francés como los ya existentes en el mercado, sino presentar un vino serio, pero diferente, sin querer imponer la mexicanidad pero que obviamente en su obra enológica no se puede deshacer de su experiencia en México y queriendo o no, sus vinos también reflejan ese estilo mexicano de hacer vino.

Platicando sobre las proporciones y de las "dominancias" de las cepas de sus vinos, comentó que aproximadamente se reparte 15%, 15% y 70%, siendo obviamente la dominancia el del mayor porcentaje.

El diseño de la etiqueta es peculiar, totalmente minimalista, de entrada el nombre de la bodega La Borde Vieille que significa la Casa Vieja pero no en francés sino en lengua Celta, y que para nada trató de imitar las clásicas etiquetas de vinos franceses con el clásico dibujo de una fachada de bodega y demás información en la etiqueta, también llama la atención la etiqueta porque ha colocado una imágen ícono de la mexicanidad: un Aguila devorando una serpiente sobre un nopal (una versión antigua tomada de alguna bandera de los tiempos de la Guerra de Reforma), sutil detalle mexicano porque comentan que los extranjeros no notan la relación con la bandera mexicana.




Por otro lado lo peculiar es lo muy parecido de las tres etiquetas. Si ustedes ven las etiquetas de sus vinos tintos, a primera vista parecen idénticos, y sólo con una observación más detallada es posible percibir una diferencia en cada botella en las "siglas" en código braile en la parte inferior derecha de la etiqueta, o mirando la contraetiqueta en dónde se puede percibir la sigla en rojo de la dominancia.

Hugo comentó que deliberadamente el diseño de las etiquetas son casi iguales para quitar los prejuicios sobre las cepas "qué la gente pruebe, experimente los sabores sin prejuicios".


A continuación comparto mis notas de cata de los vinos, los tres vinos me parecieron muy correctos, elegantes, aromáticos y de taninos sutiles, aunque diferentes entre si:





La Borde Vieille DGR - Dominancia Grenache

Empezamos con la Grenache, cultivado en 25 ha bien delimitadas y con un año de barrica francesa (1/3 nuevas, 1/3 de segundo uso y 1/3 de tercer uso), en vista es un vino rubí obscuro, de capa media alta y buena adherencia en copa.

En nariz me pareció bastante aromático a frutas maduras pero no en compota, tenía buenos aromas secundarios de la ferementación: lácteos y cárnicos y más adelante se percibe claramente la barrica en buena armonía con el resto de aromas.

En boca es un vino muy noble, con ataque medio pero de taninos limados y confirmó en el paladar el sabor a frutas rojas maduras, ciruelas principalmente, con algunas ligeras referencias minerales, con algo de acidez pero nada seco y un aterciopelado final medio.

Me agradó, me pareció redondo en todas sus características, con una buena potencia aromática.



La Borde Vieille DSY - Dominancia Syrah

Comentó Hugo que el Syrah es una cepa relativamente nueva en la región ya que no existía hace 100 o 200 años, sino que fue introducida a penas hace unos 20 años y que ha tenido mucho éxito porque sirve para "amalgamar" los vinos.

En vista también es un vino rubí obscuro, limpio y que formaba lindas piernas en las paredes de la copa. En nariz, es más potente a frutas rojas maduras que sus hermanos, con claros aromas de ciruela madura, hojarasca y hasta mentol o eucalipto, me recordó los vinos chilenos también con aromas lácteos y notas a chocolate amargo, por supuesto un poco de madera pero diría yo que huele más a fruta que a otra cosa.

En el paladar percibí un vino redondo, también noble, de taninos totalmente domados, y se confirmaron los sabores a frutas con un final más largo que el Grenache.

De los tres vinos, me pareció el más aromático aunque más adelante comentó Hugo que los otros dos vinos requieren más tiempo para que abran, y en la cata desafortudamente nos faltó tiempo para ver la evolución de los caldos en copa. Es interesante probar los tres, sin embargo mi paladar se inclinó para favorecer el Syrah.



La Borde Vieille DSY - Dominancia Carignan

Finalmente concluimos con el Carignan, también buen vino, correcto, frutal, prácticamente nada mineral. En vista como sus vinos hermanos, presenta un color rojo rubí obscuro, ribetes obscuros y buena densidad aparente.

En nariz es un vino menos aromático que el Syrah, pero que me recordó frutas rojas menos maduras, también elegante y mentolado con aromás de la fermentación maloláctica y un poco de madera, bien armonizada en todo el conjunto.

En paladar el ataque es medio, confirma el sabor a frutas más frescas, con buena acidez, pero quizás de los tres es el que me pareción con menor potencia tánica y quizás sea el que menos longevidad tenga en cava. Es un vino con un final largo y muy, muy suave.


Los tres tipos de botellas fueron buenos vinos, muy bien hechos, elegantes y sutiles. El Syrah fue el que me pareció con mayor complejidad aromática, y luego entonces, mi recomendación.





Más adelante hubo la oportunidad de tomarse fotos con Hugo, firmar autográfos y charlar un poco sobre temas más allá de La Borde Vieille.

De lo que charlamos me llamó la atención un par de comentarios:
Primero que la Escuelita es creada y mantenida solamente por recursos de Casa de Piedra, yo tenía la equivocada idea de que había aportaciones de otros lados, pero confirmó que Hugo tiene el espíritu de contagiar a todos, no sólo a conocer y tomar vino, sino a hacer, producir, y mejorar la calidad del vino mexicano.

Por otro lado le pregunté qué le gustaría ver en el Valle de Guadalupe más adelante a lo que me comentó que lo ideal para él, es que continuara la explosión de pequeñas bodegas con vinos totalmente únicos e individuales, con carácter propio, y que así se aumentara el abanico de opciones del vino mexicano y a la par, el aumento en la calidad de la producción, dando la idea de que en la riqueza está en la diversidad.


Sin duda fue una experiencia única el tener el contacto directo con un protagonista del vino mexicano, y un empresario que ha trascendido las fronteras, toda su charla fue muy amena e interesante aportando mucha información para nosotros los aficionados al vino.



Hugo D'Acosta y el Dr. Salsa

Quiero agradecer a Emilie Valencia y Alejandro Zárate quienes lograron crear esta oportunidad de encuentro con Hugo D'Acosta y de conocer sus vinos y en voz de su creador, las características de cada uno de ellos.

¡Gracias Hugo, gracias Bacus por tan excelente oportunidad!


Y hablando de oportunidades, me comentan en Bacus que pronto será la cata y encuentro con otra personalidad del vino mexicano: ¡JOsé Luis Durand! en su recién inaugurada sucursal en la Colonia del Valle, asi que seguiremos aprendiendo del vino y lo mejor de todo, ampliando la experiencia de nuestro paladar con nuevos vinos.

¡Saludos!
Dr. Salsa



Notas relacionadas:
Más información sobre la trayectoria de Hugo D'Acosta y sus vinos:
Hugo D'Acosta: Autor de vinos franceses con sazón mexicano

Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!

Cata de vinos orgánicos en Bacus y nuevas sucursales en la ciudad

Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin




Otra reseña del mismo evento por mi compañero Omar Hernández en su blog Vinoencuentro:
Hugo D'Acosta y “La Borde Vieille”


Hugo D'Acosta: Autor de vinos franceses con sazón mexicano

"Un patrimonio existe, siempre y cuando lo cuidemos y lo potenciemos."





Con motivo del encuentro y cata con Hugo D'Acosta en Bacus Satélite para conocer los vinos que han resultado de su último emprendimiento en el epicentro de la industria vinícola mundial, en la región de Corbières al suroeste de Francia: la bodega La Borde Vieille (que en español quiere decir "la casa vieja") quiero compartir una breve reseña de este importantísimo impulsor de la viticultura nacional.

No se puede hablar de la historia moderna del vino mexicano sin mencionar el nombre de Hugo D'Acosta. Enólogo mexicano que en un taller de fruticultura encontró el origen de su pasión que mas tarde dió forma con estudios en el ITESM Querétaro y en Montpellier Francia ha participado en múltiples proyectos en la región del Valle de Guadalupe en Baja California, y paulatinamente desde hace más de veinte años, ha marcado la forma de hacer vino y vender vino de la región.

Después de trabajar un largo periodo en la Bodega Santo Tomás, decidió separarse y fundar su propia bodega, la ahora famosa Casa de Piedra en dónde ha creado vinos de renombre, y al mismo tiempo ha encontrado espacio para asesorar y participar en varios proyectos como Adobe Guadalupe, Paralelo, Aborigen y en especial ha impulsado una incubadora muy importante de bodegas, a través de un proyecto llamado La Estación de Oficios El Porvenir, más conocida con el cariñoso mote de "La Escuelita" que ha sido una inspiración para la región.

En La escuelita, asisten por igual doctores, abogados, restauranteros, propietarios de terrenos de los alrededores, sommeliers, interesados en conocer los secretos de la vinificación. Estos cursos de enología teórico-prácticos han sido el inicio de algunas empresas vinícolas de la región que más adelante, ya como proyectos individuales han producido vinos con excelente recepción en el mercado como son los vinos Lafarga y Pijoan, asi como el vino de la casa  "Estación El Porvenir" que igualmente ha recibido diversos comentarios favorables.

Hugo ha tratado de imprimir una personalidad única en cada uno de los vinos que ha producido en las diferentes bodegas, reflejando su contexto y la visión de cada proyecto, intentado aprovechar la diversidad de terruños y de varietales de la zona  para crear una gama de productos en los que cada vino represente el lugar de dónde viene.


Con respecto al futuro de la industria vinícola nacional, Hugo ve una dualidad en las oportunidades del sector, por un lado, le agrada el dinamismo que presenta a través del interés de los consumidores jóvenes en el vino así como la propuesta seria de las empresas, sin embargo también observa varios retos, cómo expresó en la entrevista que tuvo con Juan Sotres:
Y en esa visión a largo plazo, Hugo asegura que es indispensable crecer y jugar en el escenario mundial del vino para prevalecer. Con esta idea en mente, después de buscar terrenos adecuados en Argentina y seguramente otras regiones, junto con un grupo de inversionistas finalmente decidió emprender un proyecto en Francia, adquiriendo La Borde Vieille, en la zona suroeste cerca de los pirineos.
"...No hemos dado el suficiente peso específico a los riesgos, el verdadero uso del suelo de las zonas privilegiadas que tenemos, el cuidado del agua, el entendimiento de los mexicanos que un patrimonio existe, siempre y cuando lo cuidemos y lo potenciemos".


De este proyecto a partir del 2007 ha sacado cinco líneas de productos: dos vinos blancos que ha denominado Parteaguas y tres vinos tintos de coupage, los Borde Vieille, creados con un espíritu de experimentación a partir de las variedades locales disponibles: Syrah, Carignan y Grenache.

Los tres vinos tintos se hicieron con mezcla de los varietales en diferentes proporciones, por lo que se  distingue a cada vino por las "dominancias" de cada uno de ellos.

Al inicio, cuenta Hugo que se encontró con el escepticismo de los franceses, sin embargo comenta que de esta experiencia el enólogo mexicano se ha enriquecido mucho: se ha retroalimentado de la experiencia de 60 años de los productores locales y se ha refrescado en los métodos de producción.

Sin duda, un pilar en la regeneración del mercado vinícola nacional Hugo D'Acosta ha demostrado que la apuesta de pequeños volúmenes de producción y calidad puede ser un buen negocio y que no hay límites en la capacidad de imaginar proyectos que impulsen toda una región, e incluso, podría decir, una industria.

Por lo pronto, ya tengo ansiedad por probar esos vinos y ver si los caldos están a la altura de la leyenda.

Dr. Salsa.


Fichas técnicas de los vinos Parteaguas


PARTEAGUAS No 1 Carignan

Cepas: Carignan Blanco y Macabeo
Color: Amarillo claro y paja con reflejos ligeramente verdes y plateados
Nariz: Toques herbaceos y cítricos con mucho limón verde y algunas notas de frutas secas como la almendra
Paladar: Ataque fresco y suave con una muy buena acidez. Mitad viva con sabores a limón y algo de mineralidad presente. Final afrutados, redondo con una persistencia media
Armonización: En aperitivo, al copeo, puede ser muy refrescante. Se llevaría muy bien con crustáceos y mariscos, pescados suaves y carnes blancas en salsas de limón!! Lo podríamos muy bien apreciar con quesos suaves y postres a base de frutas blancas como manzanas verdes

PARTEAGUAS No 2 Grenache
Cepas: Grenache girs y Macabeo
Color: Amarillo claro y paja con reflejos ligeramente verdes y plateados.
Nariz: Toques de frutas cítricas que se combina al toque de madera con la mantequilla.
Paladar: Un vino más serio… un vino mas estructurado con una cierta untuosidad, con toques de mantequilla escondidos atrás la fruta.
Armonización: Un vino de mariscos… bien estructurado que permite maridar este vino con platillos fuertes de ostras hasta pescado en salsa de limón pasando por ¡tacos de Camaron!



Fichas técnicas de los vinos La Borde Vielle

La Borde Vieille DSY
Corbières
Cepas: Syrah; Grenache; Carignan
Dominancia: Syrah
Color: Rojo muy cereza,intenso con lagrimas finas.
Nariz: Frutas negras, ciruela y algo verde en los toques vegetales
Paladar: Mucha frutas negras, en abundancia completado y refrezcado por toques de regaliz y de hierbas de provincia. Acidez alta. Un vino medio potente.
Armonización:
El vino mas fácil de los 3 hermanos, lo podemos combinar con carne de res, pollo bien condimentado y también con platillos picosos.

La Borde Vieille DGR
Cepas: Syrah; Grenache; Carignan
Dominancia: Grenache
Color: Violeta oscuro con lagrimas gruesas
Nariz: Frutas negras tipo moras, ciruelas, arándano. También, notamos notas más salvajes de animal y de piel.
Paladar: Encontramos aquí las mismas cosas que en nariz. Además, se complementa con toques de cacao, de pimienta negra.
Armonización:
Tenemos aquí el intermediario. Vino muy expresivo y presente en boca, logra también a ser agradable. Por eso que lo vamos a casar con carne de res bien condimentada y tamnbien todo lo que son estofados y carne de caza.

La Borde Vieille DCR
Cepas: Syrah; Grenache; Carignan

Color: Violeta intenso y oscuro
Nariz: Fresca con muchas frutas negras, maduras. Tambien nos llega algo herbaceo cerca del eucalipto.
Paladar: Es un vino de Terroir con mucha fruta negra en boca pero también un vino muy estructurado, tánico, seco.
Armonización: El mas rugoso de los tres. Es un vino potente que merece platillos bien preparados con carne de caza, con estofados. Platillos fuertes y potentes como lo es ¡este vino!




Enlaces externos

Mi recomendación es que escuchen la entrevista que ha realizado Juan Sotres disponibles en los sitios de Vinos para principiantes: Episodio 52. Hugo D'Acosta

Diario del Vino, Una vida dedicada al vino

Nota de cata de Parteguas por los amigos de buenavida.com.mx, 2007 Parteaguas, Languedoc, Francia.

El Porvenir de la Enología

Little Big Wine School - Hugo D'Acosta teaches budding vintners to make artisanal wines with their hands

Hacia dónde va el valle




Notas relacionadas:
Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!
Vino y romance, seis experiencias para compartir en pareja
Cata de vinos orgánicos en Bacus y nuevas sucursales en la ciudad
Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin
Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!
Es evidente que la cultura del vino en el país va creciendo y poco a poco, la gente se va interesando en conocer más sobre los productos: entre otras cosas, los tipos de vinos, la diferencia de cada una de las cepas y por supuesto las diferencias en calidad.




Con frecuencia me preguntan ¿qué vinos recomiendas que no sean muy costosos?, claro que es una pregunta que a veces es difícil de contestar ya que estoy convencido de que la experiencia de un vino es muy personal y absolutamente subjetiva, pero trato de sondear a mis interlocutores, para lograr imaginar los tipos de vinos que les podrían gustar y no truncar su entusiasmo por el vino. Les cuestiono sobre si el vino en su vida es una bebida habitual, o más bien para las grandes ocasiones, y también sobre algunas etiquetas que recuerden que les hayan gustado previamente, así me doy una idea de si les gustarán los vinos jóvenes y afrutados, o unos más complejos con aromas mas sutiles.

Este artículo está enfocado a este grupo de amigos que vienen descubriendo el mundo del vino y que se sienten intimidados por dos cosas que ocurren a menudo: el consumidor que inicia se ve de pronto ante una gran cantidad de etiquetas de muchas D.O., de diversas cepas de varios países y un rango de precios bastante amplio en las estanterías de los mercados de autoservicio o a veces, en alguna que otra tienda especializada que no tiene el cuidad de tener alguna persona que vaya guiando a los compradores.

Seguramente más de un comprador se hayan llevado una mala experiencia eligiendo un vino por el precio y el diseño de la etiqueta para econtrarse con una bebida que no es de su agrado o que no ha cumplido sus expectativas.

Hace algunas semanas tuve oportunidad  de asistir a una cata de tres excelentes vinos mexicanos, es decir, ¡tres vinazos! muy adecuados para las personas que empiezan a incursionar en el tema del vino, y que son ideales como vinos introductorios porque son vinos muy agradables al paladarmuy aromáticos, fáciles de encontrar y además sumamente económicos:

LA Cetto Blanc de Zinfandel 2007
LA Cetto Cabernet Sauvignon Rosé Primavera 2007
LA Cetto Petite Sirah 2007


La cata fue dirigida por la sommelier Griselda Márquez de la bodega L.A. Cetto, una de las más antiguas y grandes bodegas vinícolas de México, con una tradición que se remonta desde hace más de 75 años y es una empresa que ha sido impulso de gran importancia para el vino mexicano y del Valle de Guadalupe en Baja California.

L.A. Cetto le ha apostado a crear vinos de calidad, pero en diferentes gamas de productos, para adecuarse a diferentes segmentos del mercado mexicano y de exportación. Sus vinos se han distinguido en el escenario internacional por la obtención de múltiples galardones en concursos y muestras de vinos (puede consultar la larga lista de reconocimientos en la sección de premios de su página).

Griselda nos comentó a los asistentes un poco sobre la historia de la bodega y de su fundador Don Angelo Cetto, y procedimos al exámen visual y organoléptico de los vinos...




Se dió inicio con el vino LA Cetto Blanc de Zinfandel 2007, un vino blanco (aunque yo lo vi de tonos rosados) elaborado solamente con uvas Zinfandel del Valle de Guadalupe, que tuvo ocho horas de contacto de hojello con el mosto, con una baja graduación alcohólica, apenas unos 11 grados y el cuál no ha visto barrica.

En vista percibí un gentil vino brillante y limpio, desde el inicio el color rosa salmón de su cuerpo ligero invitaba a probar el vino.

En nariz, aún sin necesidad de agitar la copa, se percibía su potencia aromática frutal con algunas notas florales de fondo. Tenía deliciosos aromas a durazno, a manzana verde y después de agitar la copa, además de los aromas frutales se percibía un fondo de aromas a rosas. Realmente un vino muy grato al olfato, simple si, pero muy intenso en aromas frescos.

En boca es un vino muy ligero, de textura muy suave en el paladar de sabores sutiles, buena acidez y frescura y hasta podría decir que tenía sabores dulces, pero para nada empalagosos. Tiene un final corto pero rico.

Fue un vino muy generoso en aromas y sabores, ideal para paladares que quizás vienen empezando en el mundo del vino.

Este vino puede funcionar perfecto como aperitivo por sus sabores frutales y su baja graduación alcohólica, asi como para una reunión en una tarde soleada y para recibir a sus invitados. Pero también podría maridarse con ciertos platillos sencillos, poco condimentados, pollo por ejemplo con una salsa basada en frutas, una ensalada verde con aderezo de mango podría ser, o incluso Griselda lo recomendó mucho armonizar con una paella.

Palabras con que definiría este vino: frescura, serenidad frutal y dulce.

Así como este vino podría servir muy bien para dar inicio a una comida, también sería muy adecuado al momento del postre.




El siguiente vino fue una verdadera sorpresa agradable. El LA Cetto Cabernet Sauvignon Rosé Primavera 2007 es un regalo a los sentidos. Un vino realizado con Cabernet Sauvignon macerado durante 48 horas con fermentación a temperatura controlada durante un mes tiene una buena graduación alcohólica de 14 grados.

En copa llama inmediatamente la atención su color rosado muy intenso, rojo rubí claro diría yo, sumamente brillante y de intensidad media.

En nariz fue un vino muy potente en aromas frutales, un marcado aroma a fresa y grosella lo distinguen, un vino muy franco, no creo que haya alguien que encuentre defecto en la riqueza de aromas.

En boca cumple perfectamente este vino: tiene un ataque intenso pero lleno de sabores frutales, tiene una fresca acidez, un poco mayor que el vino que comentamos previamente, pero una acidez equilibrada con respecto a sus sabores frutales, confirma todo lo que percibimos en nariz y aunque tiene una persistencia corta deja en el paladar el deseo de probar un segundo sorbo.

Créame, este vino no le puede fallar, aún para aquellos escépticos que se forman a distancia del vino porque es una transición noble y generosa al vino. No tiene pero tampoco necesite mayor complejidad en el paladar para complacer a quien lo bebe, es un vino suave pero lleno de sabor.

Cabe mencionar que tanto el Blanc de Zinfandel 2007 como el Cabernet Sauvignon Rosé Primavera 2007 son vinos que deben ser servidos bastante fríos digamos unos 8 o 10 grados C (y a mi parecer, son un serio equivalente a la frescura de una cerveza bien fría).

El Cabernet Sauvignon Rosé Primavera es más versátil al momento de la armonización, también podrían ser ensaladas con sabores de frutas, pero aguanta platos con sabores más intensos como el lomo de cerdo a la ciruela o incluso Chiles en nogada, plato típico del país en el mes de Septiembre.

¿Qué distingue a estos vinos? que son vinos honestos, bien hechos, sin aristas en sus aromas y sabores, que son muy potentes en sabores para quien empieza a incursionar en el vino, yo diría que son vinos generosos porque entregan sin requisito alguno todas sus bondades sin necesidad de tener un paladar y sentido del olfato muy entrenado.

Serán la delicia de sus reuniones y serán muy del agrado de las mujeres porque son bebidas bastante frescas. Ambos vinos los puede encontrar en varios puntos de venta entre $75 y $80 pesos que los convierte en unas estrellas de la relación precio calidad (RPC).




Finalmente pasamos a degustar un LA Cetto Petite Sirah 2007, otro excelente vino para empezar a un costo mínimo. Este vino es un paso natural cuando se quieren conocer otros aromas y sabores, es un vino
con seis meses en barrica francesa y seis meses de añejamiento en botella que trasladando a términos españoles este vino por añejamiento sería un vino tipo Crianza.

A la vista se mostró como un vino de color violáceo, brillante, de intensidad media y ribete rosa que denotaba la juventud del vino. En nariz se percibían aromas de fruta de mediana intensidad y me recordó cereza, la granada y ciruelas maduras.

En boca es un vino muy noble, con ataque medio un poquito seco pero sin llegar a molestar y tiene una tanicidad presente pero moderada y diversos sabores de frutas, pero suaves y equilibrados: ciruelas, café y un poquitín de chocolate. Me pareció que tenía persistencia media y pero que dejaba anhelando probar más.

Para armonizar, pues le quedan bien diversos platos, ya pueden ser carnes de res, salsas más robustas, y aguanta platos con picante.

Tambíén un vino muy franco en su expresión aromática, un vino bueno y barato.
Es otro vino que no le falla, y que no le desbalancea su presupuesto.

Si desea leer una segunda opinión al respecto, lea la experiencia de Cuauhtémoc Villasana en ENO ARTE.

Estos vinos serán la delicia de sus reuniones y serán muy del agrado de todos porque son bebidas bastante frescas el vino blanco y el rosado y el tinto es noble. Estos productos los puede encontrar en varios puntos de venta entre $75 y $80 pesos que los convierte en unas estrellas de la relación precio calidad (RPC).

Espero amigo lector que a través de estas opiniones les proporcione una oportunidad a estos excelente vinos mexicandos de bajo precio que le pueden acompañar en casa de forma cotidiana o en una reunión en la que desee sorprender a sus invitados sin vaciar su bolsillo.

Que disfrute mucho su selección de vinos y que tenga momentos de alegría inolvidables.

¡Saludos!
Dr. Salsa





Notas Relacionadas:

Vino y romance, seis experiencias para compartir en pareja
Cata del Casillero del Diablo Chardonnay Reserva 2007
Cata de vinos orgánicos en Bacus y nuevas sucursales en la ciudad
Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin
Rápida recomendación de un vino mendocino
Vino y romance, seis experiencias para compartir en pareja
Un vino es un producto romántico por excelencia, porque en una botella de vino hay encerrados sueños, sentimientos, emociones y mucha pasión.





Cuando una botella se descorcha da inicio una poesía de aromas que describen poco a poco su historia, como lo hace una pareja que empieza a conocerse en su primera cita.

Cuando alzamos una copa y vemos la delicadeza con la que el vino acaricia melosamente las pardes de cristal,  nuestros sentidos empiezan el anhelo por probar ese vino, como cuando tenemos una sonrisa que nos invita a robar un beso.

Cuando un buen vino llena nuestra boca de aromas y sabores, cuando se siente el fluir de su historia de vino en nuestro paladar la sensación puede ser tan impactante que puede convertirse en un instante inolvidable como lo es ese momento único en las parejas que marca un antes y un después.

Uno vino tiene su personalidad y carácter único forjado a través de una historia llena de eventos, como sucede en el caso de las personas.

Cuando una botella llega a nuestras manos, póngase a pensar en todo lo que le ha sucedido ese vino, por esa razón decimos que un vino es un ser vivo: su camino se remonta incluso antes de la vendimia que recogió el fruto, alguien sembró las vides y las cuidó como parte de su familia, más adelante con el esfuerzo de muchas manos, con la visión del del enólogo y con los anhelos de la bodega se fue transformando fruta en vino hasta encapsular en esa botella, los sueños, sentimientos y pasión de quienes le dieron vida.

Yo creo que por esa razón el hecho de degustar y deleitarse con un buen vino no tiene sentido si no se comparte con la familia, los amigos, y en particular con la pareja.

Al momento de degustar un vino, se despiertan sensaciones y se desencadenan recuerdos más allá de lo consciente, y todo esto se ve potenciado cuando se comparte: Cuando la experiencia percibida por nuestros sentidos trasciende de uno mismo y se convierte en la complicidad de dos.

Estas reflexiones vienen al caso porque deseo sugerir un grupo de experiencias para despertar su imaginación como pareja.

Primeramente para crear un espacio de mutua complacencia de los sentidos en los que las emociones vayan surgiendo, como despiertan los aromas de un vino en la copa, y en segundo lugar impulsar el deseo para salir de la rutina para crear lo que es tan especial que es nuestras vidas: recuerdos inolvidables.

A continuación, echando mano de toda la versatilidad que nos proporciona generosamente el vino y todo lo que está alrededor de éste regalo fruto de la naturaleza y la pasión del hombre, planteo cinco ideas de vino y romance: el placer de compartir el placer.






Un atardecer con vino




¿Quién no se ha sentido cautivado por la simpleza y grandeza de apreciar una linda puesta de sol?, el atardecer es un momento idóneo en el que la actitud del día cambia: de las actividades frenéticas del día a un momento de contemplación, digamos que uno se dispone para gratificación de los sentidos. Y qué mejor que acompañar este momento con un fresco vino blanco, frutal o floral que vaya dejando este rocío de gotitas alrededor de la copa.

¿Qué tal se escucha la idea de acompañar la puesta del sol con un vino espumoso, una cava o un Champagne?, acompañado de unos quesitos frescos con rebanadas de higo, mientras el color del cielo se torna de azul a tonos lilas y naranjas.

¿O qué mejor que acompañados por un vino que los franceses le llaman nada menos como: "vin d'une nuite" (vino de una noche)?, no se asuste amigo lector, me refiero a los vinos rosados a los que éste término de una noche se refiere al tiempo que permanece en contacto el mosto y lo hollejos para producir
este tono rosado. Estos vinos son excelentes por su frescura, su potencia aromática y color seductor.

Ahora bien si usted reside en una zona urbana, también habrá algún restaurante o bar de vinos con alguna tranquila terracita para compartir un atardecer romántico.

En particular en la Ciudad de México, hay una gran oferta de lugares para una experiencia de este tipo, de los que podemos mencionar:

El hotel boutique Condesa DF en la bohemia colonia Condesa.
En Polanco tiene el Hábita, el Hotel W o el Au pied de cochon.
El restaurante El Lago en el precioso lago de la zona de Chapultepec.



Compartir una experiencia de aprendizaje

¿Alguna vez han deseado salir de la rutina y redescubrir la emoción de conocer algo nuevo?, yo les recomendaría que como pareja tomaran un curso de vino.

Los cursos de vino son únicos porque son historia, son cultura, y en muchos los casos estan llenos de leyendas, pero al mismo tiempo un curso les permite conocer otros aspectos de la pareja, les da oportunidad de aprender de las diferencias de cómo interpretan sus sentidos y cómo reaccionan ante nuevos aromas y sabores.




Es una actividad interactiva y muy divertida, les llevará a interesantes descubrimientos sobre su pareja, por ejemplo si los dos son capaces de detectar los mismos aromas o qué recuerdos les traen los aromas. Será un juego entre tres: el vino, y ustedes dos.

Esta experiencia de un curso sobre vinos pueden encontrarla en varias ciudades del pais, en particular les comparto algunas referencias en la Ciudad de México y Monterrey:


En la Ciudad de México:
- Paulina Granados está organizando un curso específicamente para parejas, que da inicio el próximo miércoles 4 de noviembre. Para más información escribir a: paulinagranados@tallerdelvino.com
- Círculo Sibarita que yo lo recomiendo muchísimo (mi reseña de este curso en una entrada previa) está por abrir un curso el próximo 7 de noviembre.
- Club Bacus regularmente organiza cursos de introducción y catas los fines de semana.
- Tierra de Vinos tiene varios eventos a lo largo del año.
- Vinoteca organiza diversas catas de vinos de diferentes paises.
- Mundo Gourmet es otra opción de cursos.

En Monterrey:
- Restaurante Buké, todos los miércoles organizan catas de excelentes etiquetas acompañados de platillos gourmet.
- Vinoteca también organiza diversas catas.


Para estar actualizado en cursos y catas, por supuesto acá en su casa Vinus Tripudium pueden consultar los eventos que conocemos se llevarán a cabo, pero también les recomiendo los sitios:
Eventos próximos de Rafa Ibarra
VinoClub



Juntos en la cocina (brevemente)... preparar una cata para parejas

Ahora si se busca esta experiencia a un presupuesto mas accesible, ¿qué tal organizar una pequeña cata para parejas?, poner música suave, colocar unas velitas en la mesa y coordinar juntos una reunión entre parejas.

Esta experiencia les puede llevar tambien juntos a descubrir sus puntos de vista sobre sabores, estilos, cepas, por ejemplo elegir juntos el tipo de cata que desean: si quieren una cata del mismo varietal, digamos Shiraz o Cabernet, o una cata con vinos de una región por ejemplo vinos ensenadenses, o vinos españoles o franceses, o una cata vertical, una cata ciega, catas en copa negra, etc. Y divertirse preparando unos bocadillos sencillos para los invitados, o ustedes no se compliquen, unas aceitunas y pidan una pizza a domicilio.

Para ideas de cómo realizar la cata, les recomiendo el excelente artículo de Rafa Ibarra: Tips para una buena cata publicada en la edición de Noviembre de la Revista Vinísfera.

Esta actividad también es idónea para transformar la cocina como un espacio de encuentro para las parejas.



Cena romántica en alguna vinícola

Si existe un poco más de libertad de tiempo, pues no hay nada más romántico que visitar una de las múltiples vinícolas disponibles en el país. Pensado como parte de una escapada de fin de semana, las personas en el norte del pais tienen muy accesible el Valle de Guadalupe en Baja California, y para las personas que residen en la Ciudad de México, las vinícolas de Freixenet y La Redonda en el estado de Querétaro quedan fácilmente accesibles en auto.

En particular la bodega Freixenet cada año, en verano organiza en un escenario espectacular, un evento al que le llama "Cena en la intimidad". Un evento en el que se combina el romanticismo natural de una bodega vinícola, y además una muestra de gastronomía, por su puesto la alegría espumosa de sus "cavas", producto principal de la casa Freixenet y un espectáculo de música y danza.

A lo largo del año diversas bodegas organizan eventos, reciéntemente Monte Xanic llevó a cabo una experiencia bajo el nombre: "Universo Estrellas y Romanticismo en Monte Xanic" que incluía una visita a la cava, una cena, una proyección de temas astronómicos y la degustación de los vinos de la casa en un escenario espectacular como lo son los viñedos de Monte Xanic en el Valle.





Un viaje lleno de romance, recorrer juntos una ruta del vino

Para los más aventureros que cuentan con un poco de tiempo, pueden compartir las emociones y gratificaciones de un recorrido por alguna Ruta del Vino. En particular en Ensenada, se tiene todo para vivir un viaje inolvidable de consentimiento a todos los sentidos, en la gastronomía disfrutar de la cocina Baja-meditarránea con les fruit de mer más deliciosos y de bajo costo quizás del país, hasta ver los hermosos paisajes de los viñedos, con las parras en línea ondulantes a través de las colinas de los valles.

Disfrutar de la arquitectura de las bodegas, de sus apacibles patios y jardines, y ¿porque no? robar un beso en la penumbra de la cava, entre aromas de madera y las emociones a flor de piel.

Cada bodega tiene su estilo particular, de arquitectura y de viñedos, algunas como Adobe Guadalupe, tiene un hotel boutique en la misma bodega con todos los servicios, al lado de uno de los valles más hermosos de Baja California. Usted puede dar un paseo en caballo en los viñedos de la propiedad y regresar a sus terrazas para refrescarse con el vino rosado de la casa: Uriel.

En Querétaro puede visitar la feria del Queso y del Vino, dar un paseo en globo o visitar un pueblito lleno de tradición en la Peña de Bernal, La formación rocosa más grande de México.



La máxima experiencia del vino: fiestas de la Vendimia en Ensenada Baja California

Es la a máxima experiencia en México para vivir el romance y disfrutar de los placeres del vino son las Fiestas de la Vendimia, que se celebran durante el mes de agosto en las diferentes zonas vinícolas del país pero que por su alegría y colorido se destacan las de Ensenada y el Valle de Guadalupe.

Ahora que si lo suyo cómo pareja es la fiesta y la algarabía, las fiestas de la Vendimia es el momento de vivir todo tipo de festejos acompañados del elixir de la vid, en dónde encontrarán celebraciones de todo tipo y para todos los gustos: muestras gastronómicas, comidas campestres, conciertos de música clásica, ópera, jazz, el Concierto del Crepúsculo de Monte Xanic, Cena de gala de Adobe Guadalupe, fiestas de música electrónica, tours a las diferentes bodegas, berbenas populares y por si fuera poco, además cuenta con la vida nocturna de la ciudad de Ensenada.




En muchos lugares pueden disfrutar juntos de una excelente gastronomía de clase mundial en la elegancia del Restaurante el Rey Sol, la exquisitez simple del Mahi Mahi y muchos otros lugares.

En resumen: sol, playa, gastronomía, paisajes, sabores, vinos, arquitectura, cultura, historia, pasión de los creadores de vinos ¡me faltan palabras para describir todo lo que se vive en Ensenada!.

Las fiestas de la vendimia en Ensenada es todo un despliegue de una inesperada mezcla de las tradiciones del México mestizo, de la cultura Europea, y de todas las corrientes artísticas y de una tradición vinícola de nivel mundial que encuentra su propia expresión de forma local en Baja California , todo junto para el deleite de sus invitados.

Es tan grande la experiencia de las fiestas vendimia que eso merece su propio artículo, pero créanme ustedes que una experiencia que será inolvidable para ustedes como pareja.






No hay excusa para que puedan disfrutarse como pareja, y aunque estas ideas les invitan a salir de la rutina, hoy mismo pueden crear esta atmósfera romántica: básta con conseguir unas velitas, unas aceitunas, unos quesitos, un CD de música que les guste a los dos, bajar la intensidad de la luz y por supuesto una botellita del vino de su preferencia y ¡listo!...


No hay que buscar más allá, recordemos que el placer está en compartir el placer.


Saludos.
Dr. Salsa.




Notas relacionadas:
Una forma romántica de entrar en el mundo del vino
Excelente curso de introducción al vino en la Ciudad de México
Cata de vinos orgánicos en Bacus y nuevas sucursales en la ciudad
¿Que tal un vinito tinto para acompañar las tardes lluviosas?