Adobe Guadalupe, una bodega con ángel

En el corazón del Valle de Guadalupe, en las cercanías de la plaza del Ejido el Porvenir, un mar de frondosas vides protegen celosamente los racimos de Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Malbec, Cinsault y Mourvedre entre otras variedades, de los intensos rayos del sol de Baja California. Cuando se visita la vitivinícola, una cuadra de dinámicos caballos metálicos encabezados por un equino alado indica que has llegado a tu destino. La magnífica hacienda diseñada por el arquitecto iraní Nassir Haghighat, te recibe con su amplio patio adornado con una alegre fuente que evoca, inmediatamente, el deseo para refrescarse del cálido viento que sopla en el valle. Bajando una ligera pendiente hacia la sala de cata y barricas, la amplitud del valle se extiende hasta el horizonte, delineado por la sierra en la lejanía. Reconfortante e inspirador es el recibimiento de Adobe Guadalupe, bodega de vino mexicano resultado del trabajo y la pasión de Donald y Tru Miller -él estadounidense, ella holandesa-  matrimonio que miró en el paisaje mexicano el terreno fértil para sus sueños.

Donald y Tru Miller, propietarios de la bodega Adobe Guadalupe

Quizá ninguna otra bodega en el Valle de Guadalupe tenga una historia tan especial, en dónde cada añada de sus vinos, es una expresión de vida y de esperanza. Tru y Donald, se conocieron en un exclusivo club en Orange County. Nos platica Tru con una enorme sonrisa: “en aquellos días era propietaria de una escuela de idiomas en California con ochenta y cinco empleados. Y deseaba ingresar a un club en dónde Don, era presidente. Estábamos en un almuerzo para evaluar a los nuevos miembros para el club. Mientras le platicaba que era holandesa y todo sobre mi escuela, se acercó su secretaria y le recordó que al día siguiente tendría una reunión con el embajador de Holanda en Beverly Hills. En ese momento Don volteó, me miró, y me preguntó ¿has dicho que eres holandesa?” comenta Tru despertando una gran risa en la sala en dónde tuvimos el privilegio de charlar.

Don Miller, banquero de profesión siempre había deseado un viñedo para el momento de retirarse. En un principio pensó en Napa o Sonoma para comprar una bodega y sus viñedos. Comenta Tru, “uno de los hijos, Arlo dijo que se uniría a él en ese proyecto”. Pero trágicamente Arlo falleció en un accidente automovilístico. “En ese momento no pensamos en uvas ni vino por algunos años” afirma la Sra. Miller en remembranza de aquella dura época.

“Cuando ya se tenía la hacienda y estaba por salir la primera añada, había que pensar en nombres. Arlo era muy extrovertido y tenía muchos amigos, y pensé ¿qué mejores amigos podría tener que los arcángeles?,  ahora ellos son sus amigos”

“Este muchacho estaba fascinado por México, hablaba español y viajaba a México con frecuencia. Era muy extrovertido y tenía muchos amigos mexicanos” recuerda Tru, “tenía incluso una Virgen de Guadalupe en su Honda. Años después de su fallecimiento, cuando escuchamos que en el Valle de Guadalupe en México se producían uvas y vino, de repente estábamos interesados nuevamente en un viñedo. Venimos y nos quedamos”.

Para 1997 se compraron unas treinta hectáreas aproximadamente, “empezamos la construcción de la hacienda y no había viñedos, sólo una torre de agua”. Hoy día, en el centro de los viñedos de Adobe Guadalupe la torre permanece, adornada con dos alas como representación de un arcángel, signo característico de la bodega y sus vinos, de los cuales cada uno de ellos llevan  por nombre de etiqueta algún arcángel, Gabriel, Kerubiel, Miguel, Rafael, Serafiel y Uriel. Aunque existe otro vino denominado Jardín Secreto. “Cuando ya se tenía la hacienda y estaba por salir la primera añada, había que pensar en nombres. Arlo era muy extrovertido y tenía muchos amigos, y pensé ¿qué mejores amigos podría tener que los arcángeles?,  ahora ellos son sus amigos” comenta la Sra. Miller.

Vinos de Adobe Guadalupe para cata

La primera cosecha se realizó en el año dos mil, con la asesoría del Ing. Agrónomo José Fernández a cargo de la viticultura y de Hugo D’Acosta como responsable de la enología. Sin embargo, actualmente el enólogo de la empresa es el chileno, Daniel Lonnberg quien se estableció en México desde hace muchos años y quién trabajó de cerca con Hugo D’Acosta en varios proyectos, principalmente para la bodega Paralelo. “Daniel siempre trabajaba con Hugo, ¡pero Hugo tiene muchos proyectos!, así que Daniel se quedó como el enólogo de la casa que ya conocía bastante bien desde hace cuatro años” explica la Sra. Miller. “Estamos muy bien con Daniel, es la nueva generación de enólogos. Cierto es, que D’Acosta y otros empezaron, pero ahora está surgiendo una nueva generación de enólogos, es muy activo. Tengo que acostumbrarme un poco” explica con una amplia sonrisa con respecto a las tareas cotidianas en la bodega.

“Yo pienso que el buen vino nace del viñedo. Por eso el Ing. Fernández es nuestra arma secreta” explica Tru, “he aprendido mucho de él. Todos los días del año, José visita los viñedos, a veces diez minutos, en ocasiones el día entero, pero todos los días está ahí. Es muy importante su trabajo para la calidad de las uvas” amplía la Sra. Miller, “gracias a eso tenemos consistencia. Nosotros no compramos uvas, al contrario, vendemos a otros productores. Mucha gente compra uva y no sabes si la calidad va a seguir, además comprar uva cada vez es más caro y tienes que cambiar de proveedor. Estoy muy feliz  con el Ing. Fernández y Daniel, pienso que vamos a tener un futuro muy bueno”.

Sobre la evolución de la vitivinicultura mexicana, Tru comparte su opinión, “han cambiado mucho los valles desde los años noventa hasta este año. Cuando empezamos había como nueve vinícolas, hoy existen noventa. Es un boom increíble. Qué bueno que hay muchas empresas pequeñas que pudieran convertirse en grandes, ¿quién sabe? Y el crecimiento ha sido, no sólo en el Valle de Guadalupe, otros valles como Ojos Negros y San Antonio de las Minas han crecido muchísimo con el entusiasmo de muchos jóvenes mexicanos y extranjeros que llegan a trabajar a los valles.”

Sin embargo ese crecimiento y un horizonte fuera de México plantea algunos retos. “Agua y más gente es lo que tenemos que resolver en el Valle”, explica Tru, “la distribución en México ha funcionado muy bien, pero ahora estamos mirando fuera de México. En el mes de Mayo fui a Europa como parte de un grupo de trabajo de Pro-México de la Secretaría de Economía y le gustaron mucho los vinos que llevamos. Con más agua podemos crecer aún más”. Preocupación compartida por varios productores en la región, la disponibilidad del agua en ciertos valles, el crecimiento urbano de Ensenada y la salud fitosanitaria del agua utilizada en los viñedos ha estado en la agenda de temas por resolver en los últimos años, cómo lo ha señalado el productor Pau Pijoan, alumno y amigo de Hugo D’Acosta, parte de ese grupo de productores que se han convertido en aquella primera generación de la que habla Tru Miller.

La vocación de Adobe Guadalupe no se limita al vino, es posible realizar recorridos a caballo por el valle conociendo los viñedos de los vecinos. “Se ven las vides de otra manera, uno se siente parte del suelo y del cielo. Y a caballo se ven uvas como la Nebbiolo de Cetto, que no se pueden ver en automóvil, nos hemos encontrado a Camilo Magoni por ahí”, Camilo Magoni, otro de los personajes de gran influencia en el Valle, ha sido enólogo de L.A. Cetto por más de cuarenta años.

“Francamente mi esposo tiene la pasión por el vino, pero yo tengo la pasión por los caballos” comenta entre bromas Tru Miller. Por esa razón, la escultura de una cuadra de caballos en la entrada a Adobe Guadalupe, obra de los artistas Juan Carlos y Miguel de la Torre cuyo taller reside en San Antonio de las Minas. “Hace muchísimos años, conocí a Antonio Ariza de Domecq en Sevilla, él estaba hablando de su proyecto de la raza de caballos Azteca”. La raza Azteca es el resultado de la cruza de caballos de raza Andaluz y Cuarto de Milla, explica Tru “los andaluces son preciosos, pero siempre tienen algo, o les duele la rodilla u otras partes. Antonio Ariza estaba pensando en una raza de andaluces mezclados con una raza más resistente como la de Cuarto de Milla. Yo estoy siguiendo su sueño, ahora tenemos delegaciones de ‘Aztecas’ en Italia, Canadá, Holanda, Alemania y Estados Unidos. El caballo es una mezcla, como los vinos… algo muy mexicano y muy bonito” comenta Tru, quién tiene una caballeriza en Adobe Guadalupe con alrededor de 38 caballos y 4 yeguas en un proceso de crianza y venta.

Otra faceta de esta vitivinícola es la posibilidad de disfrutar de los encantos de los valles de vino mexicano en sus ocho habitaciones que hacen la función de un pequeño hotel. “Cuando llegamos al valle, no había hoteles y necesitábamos habitaciones para nuestros amigos. Pero al ver las cuentas de las barricas, corchos y botellas, no teníamos recursos para todo eso y decidimos rentar las habitaciones, que no son de lujo, pero tienes tantas cosas que hacer en el valle: durante el día vas visitando otras bodegas, al final del día disfrutas de los restaurantes con fabulosos chefs en la región, mis amigos Eileen y Phil Gregory tienen su lugar”, el renombrado restaurante Corazón de Tierra a cargo del talentoso chef Diego Hernández, Javier Plascencia tiene su espacio”, el restaurante Finca Altozano, continúa Tru, Miguel Angel tiene La Querencia y Almazara, hay tantos lugares que cuando llegas a tu habitación lo único que deseas es descansar”.

Tru junto con su esposo Don Miller 
iniciaron la aventura de Adobe Guadalupe

La Sra. Miller revela otra característica que llama la atención de su empresa, la generosidad hacia la comunidad de la cual, Adobe Guadalupe se siente parte por completo. “El programa de becas lo iniciamos hace muchos años, hicimos un proyecto con JOse Luis Durand y también tenemos una subasta durante la Cena de Gala que se realiza durante las Fiestas de la Vendimia en dónde alrededor de veinticuatro vinícolas nos ayudan y mandan su vino. Daniel hace una mezcla y lo que se recolecta de la subasta se va a un fondo para proyectos sociales. Las becas por ejemplo, van dirigidas a los chicos en el Valle que desean estudiar biología, enología o agronomía”.

“Renovar el Parque de El Porvenir, ha sido otro sueño para mí y para mis amigos en el Valle. Había sido descuidado el parque por años. Invitamos a los productores a adoptar una parte y aceptaron. Abrimos nuestra sección del parque, durante la fiesta de la verbena este año: ahora tenemos bancas y flores, se ve precioso” comparte Tru con una mirada de orgullo, “para el próximo año esperamos tener recuperado el parque completo. Queremos que durante la cosecha los trabajadores vayan al parque a relajarse antes de ir a casa. Hay muchas cosas que debemos hacer para los trabajadores”.

Los jóvenes son una parte importante de la vinícola, “tenemos un programa de estudiantes que hacen sus prácticas con nosotros. Siempre tenemos cuatro estudiantes, uno de ellos trabaja con los caballos, otro en el campo, uno más en la parte de hotel y finalmente uno en la enología. Me gusta mucho ayudar a la juventud, ellos nos dan mucho a nosotros. Este verano nos apoyó una chica del Distrito Federal de la Universad CESSA, Jimena, estaba yo fascinada con su trabajo”.

Sobre el futuro, Tru Miller nos comparte que habrá una nueva etiqueta llamada Jardín Mágico, una mezcla de Viogner y Sauvignon Blanc sin paso por barrica que se une al portafolio de vinos de la empresa en dónde se incorporan nuevamente los vinos Miguel (Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Grenache y Merlot) y Serafiel (Cabernet Sauvignon y Syrah) que no salieron al mercado por dos años debido a que la fruta no alcanzó la calidad necesaria. “Nuestra producción es de diez mil cajas al año. Por volumen somos la  vinícola número siete en la región, pero no queremos crecer mucho en volumen, para nosotros la calidad es lo importante” añade la Sra. Miller.


Hermosa hacienda escenario de telenovelas y de películas, es un paisaje que junto a los aromas y sabores del vino mexicano y la floreciente gastronomía de la región, evocan sueños a todo aquel que lo visita y sin duda se convierte en fuente de inspiración, más allá de los viñedos, el hotel, los vinos o los caballos. Concluye Tru Miller la charla que se ha extendido por horas, aunque a penas y lo hemos notado: “Cuando veo el paisaje, tengo sentimientos muy bonitos. Para mí es paz. Como empezamos nosotros, fue una historia muy triste, pero de esa tristeza algo muy bonito salió. Ahora mucha  gente sabe que perdí un hijo y mucha gente viene no tanto por el vino o los caballos. Quieren ver que se puede sobrevivir algo muy triste: sentir esperanza y fuerza”.

¡Salud!
Dr. Salsa



Visita la galería de fotos de Adobe Guadalupe en Facebook (Click aquí)

Otras notas relacionadas:

Nebbiolo mexicano: Naturaleza y enología
Festival 100 Vinos Mexicanos: Diversidad del vino nacional
Un viaje por México bocado a bocado
Maridajes memorables con vino mexicano
Algunas recomendaciones de vinos mexicanos

Nebbiolo mexicano: Naturaleza y enología

“La naturaleza y la idea no se pueden separar sin llegar a la destrucción,
tanto del arte como de la vida”
Johann Wolfgang von Goethe


Cada encuentro en L.A. Cetto, es sumamente enriquecedor. Poco se puede agregar a lo ya comentado sobre la historia y la evolución de la bodega mexicana y la importancia que ha significado, no sólo para L.A. Cetto sino para la industria del vino mexicano, el trabajo del enólogo de origen italiano Camilo Magoni quién ha dedicado una vida entera al vino y los paisajes de Baja California.

El último encuentro fue facilitado por la tecnología. En un enlace tipo videoconferencia, se disfrutó de la charla del prestigiado enólogo quien estaba cómodamente instalado en las cavas de la empresa en Baja California y acompañó al Lic. Luis Cetto, Director General de la empresa y al Lic. Enrique Zertuche, Director de marketing, en la Boutique localizada en la Ciudad de México para la presentación de la añada 2008 del emblemático Nebbiolo Reserva Privada, el multipremiado vino que se destaca de la oferta de vino nacional por su extraordinaria relación precio-calidad.

El Lic. Cetto recibió a los invitados en la cata vertical de las últimas tres añadas de esta etiqueta: 2006, 2007 y 2008 a la vez que comentó el significado especial del Nebbiolo para la empresa: “Un vino que ha sido  emblemático de nuestra casa a través de los años y que también ha sido muy exitoso en México y en el extranjero,  principalmente en el norte de Europa”. Un producto que por cierto, fue lanzado en su primera añada en 1986. La etiqueta de Cetto ha ganado su lugar en las mesas de los mexicanos paulatinamente a la vez que críticos y expertos han visto acumular sus menciones y reconocimientos en diferentes competiciones internacionales.



Reserva Privada: Proceso tradicional 
Un poco de historia sobre la variedad nebbiolo. Llega a México de manos del enólogo Esteban Ferro, también de origen italiano después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Se planta exitosamente en el viñedo llamado entonces “Santa Palmira” en homenaje a la madre de Don Esteban, aunque Cetto lo renombra años después, de forma más técnica como el “Lote F5”. Cuenta Magoni el inicio de la aventura cuando adquieren los viñedos de Ferro: “Ahí encontramos una mezcla de variedades que se conocían aquí en la región como ‘variedades italianas’. Encontramos en el viñedo: dolcetto, nebbiolo, variedades locales como misión, incluso algo de moscatel de canelli y algo de valdepeñas. Empezamos a hacer una selección clonal, a catalogar la pureza de esa parte del viñedo y de ahí nacen toda las áreas que hoy en día se cultivan [de esa variedad en Cetto]”.

La primera añada, aquella de 1986, es puesta a disposición del mercado como resultado de un largo proceso de pruebas que se extendió varios años. Período de experimentación en bodega en dónde enfatiza el enólogo, se fue incorporando tecnología pero que no ha dejado de ser el método tradicional de producción: “había que conocer la mejor temperatura de fermentación, las levaduras que debíamos utilizar para terminar correctamente la fermentación, apoyados también con el trabajo de campo para identificar el punto ideal de maduración para ésta variedad”. Como en toda bodega seria, el trabajo de producir de buen vino es el resultado de un esfuerzo metódico y de largo plazo, en dónde cada añada plantea escenarios y retos diferentes.

“Hacemos un estricto cuidado del riego en los viñedos  para que el grano de la uva no crezca más de lo necesario. Por ello, estresamos los viñedos ahora [durante el mes de Junio]  que están en desarrollo el racimo y la baya para que no crezca más de lo necesario y tener posteriormente la concentración de aromas y de componentes que queremos” comenta Camilo Magoni, “cuando ya pasa el envero aumentamos ligeramente el riego en el período de maduración. Preferimos no estresar la planta, porque corremos el riesgo de tener muchas bayas deshidratadas. A través de nuestro clima podemos tener algunas temperaturas altas que afectarían muchísimo la calidad y preferimos buscar los aromas íntegros de la fruta” explica detalladamente el enólogo.

Camilo Magoni: "El negocio de los vinos, es un esfuerzo permanente para entender la uva, que es la única forma de hacer vino de calidad"

“Se vinifican por separado cada lote igual que hacemos en todas las demás variedades. Tenemos la costumbre de tener identificados los lotes en cada viñedo, incluso de cada variedad” continúa explicando Magoni el proceso de elaboración del Nebbiolo Reserva Privada. "En la bodega fermentamos a temperaturas entre los 26 y 28 grados dependiendo de las añadas y decidimos si hacemos maceraciones posteriores a la fermentación, es decir, dejar los orujos del vino juntos diez, doce o hasta quince días dependiendo de las características de la uva" agrega Camilo.

Sobre el afinamiento del vino en barricas, Magoni comenta: “Se hace una selección preliminar de los vinos una vez terminada la fermentación y confirmar las características de cada lote. Empezamos el proceso de maduración en barricas pequeñas pero no nuevas. Nuestra nebbiolo es una variedad que no le gusta mucho la madera. Lo ven también en los vinos italianos, es una variedad en la que no se usa mucho la madera. Aquí también seguimos esa tradición y tratamos de madurar los vinos sin que le reste demasiadas características a los aromas de la fruta”.

“En añejamiento dura hasta dieciocho meses. Y en algunos casos más, como fue en el 2001 que duró 24 meses de añejamiento porque fue un vino muy duro, con mucho extracto. Terminado eso se filtra, pero un filtro no muy cerrado, queremos conservar muchos o la mayor parte de los aromas que están en el fruto, lo embotellamos y ahí lo conservamos alrededor de dieciocho a veinticuatro meses“ describe el enólogo de origen italiano.



La naturaleza imprime su sello en cada vino
Aquellos que aspiran a la expresión de un terruño en el vino, saben que deben adaptarse a lo que la madre naturaleza provee cada año. Si bien es la mano del hombre quien cuida y guía el crecimiento y la salud del viñedo, la naturaleza acaba por imponerse.  “Lógicamente como cualquier otro varietal, viene el nebbiolo año con año y desarrolla diferentes características dependiendo del clima, de la temperatura  y la velocidad de la época de maduración. Todas esas cosas van modificando ligeramente las características de los vinos, igual que en cualquier región del mundo y con cualquier varietal”.

“Lógico que en estos vinos hay que apreciar los cambios y tratar de entender  las diferencias que hemos tenido en el Valle” continúa comentando Don Camilo Magoni, “en cuanto entra un nuevo producto al mercado pues hay una diferencia con los previos. Las diferentes características de las añadas son  por el clima año con año y siempre se puede notar una pequeña diferencia que es importante tener. Pero tenemos una continuidad y estabilidad, una permanencia en altos niveles cualitativos” concluye el enólogo quien comparte datos relevantes a la maduración en cada año, correspondientes a las etiquetas de la cata vertical previstas para la velada.

En el 2006, se inició la cosecha de las variedades blancas el 16 de agosto y se terminó de vendimiar todas las variedades el 6 de octubre. Ese año la nebbiolo se cosechó del 22 de septiembre al 5 de octubre, durante trece días. Explica el enólogo que ese año se sufrió de una onda cálida en la segunda mitad de junio que impactó de forma importante en el desarrollo de la planta “prácticamente la bloqueó por un periodo de un mes” apunta Camilo, lo que ocasionó una larga espera de la maduración y se realizó la vendimia en días más espaciados.

Para el 2007, se inició la cosecha el 7 de agosto y se terminó el 27 de octubre. En particular, la nebbiolo, fue vendimiada entre el 27 de septiembre y el 11 de octubre. Para el 2008 se inició la cosecha el 5 de agosto y se dio por terminada el 15 de octubre. La nebbiolo fue retirada de las parras entre el 19 de septiembre y el 2 de octubre.

El viñedo como origen de la calidad del vino es reconocida por Camilo: “En el negocio de los vinos difícilmente sale alguien del primer grado. Cuando crees que sabes, tienes que regresar al primer grado. Es un esfuerzo, un trabajo permanente para entender la uva que es la única forma de hacer vino de calidad. Por eso son tan importante las visitas al viñedo y dar seguimiento continuo”.

“En los últimos años hemos visto una reducción de temperaturas durante el verano. En el año pasado y antepasado, los veranos han sido excepcionalmente benignos lo que ha provocado una maduración mucho más lenta. Puede ser que en los próximos vinos encuentren características de menor corpulencia al que estamos acostumbrados, pero a cambio de eso se va a encontrar mayor elegancia. Va a marcar un cambio importante y esperamos que sea favorable” afirma Magoni.

Sin embargo, a pesar de los logros obtenidos, L.A. Cetto como todas las empresas vitivinícolas consolidadas, saben que siempre se está en un proceso de evolución: en la búsqueda de mejorar las producciones actuales o de desarrollar nuevas propuestas que añadan innovación al mercado y quizá, de esta forma asegurar la participación y la subsistencia en un cada vez más competido mercado. Camilo comparte algo de los proyectos en ese sentido: “Estamos haciendo pruebas en otra región, segunda en cuanto a tamaño de  superficie. Ubicada al sur de Ensenada que se conoce como San Vicente. Una zona con un terroir con características muy diferentes a las que se encuentran en el Valle de Guadalupe. Los suelos en San Vicente son más pesados y con mayor arcilla. En Guadalupe tenemos un suelo de origen de granito descompuesto muy profundo”.  Añade el enólogo: “las diferentes cualidades de los suelos están imprimiendo diferente carácter al vino. Habrá un momento,  esperamos pronto, de la posibilidad de degustar esos dos terroirs y ver las características y peculiaridades de cada una de las zonas”.



Los conceptos de variabilidad debido al clima se podían percibir en el transcurso de la cata al degustar cada añada, sin embargo todos siguieron un mismo estilo. El 2006 de color cereza obscuro, capa alta y ribete rosado aún a pesar de los años trasmitía su fuerza aromática a frutas maduras, ciruela con notas a clavo, eucalipto y anís. Notas elegantes de humedad y setas se desprendieron más adelante. En el paladar un vino de cuerpo medio con aromas de frutas, acidez integrada y tanicidad sutil, de largo final que recordó las frutas maduras.

El 2007 también de gran extracción en color, entregó aromas de frutas maduras como fresa y ciruela, hojarasca y humedad fueron presentes, menos impetuoso que el 2006, quizá fue el vino favorito de la velada. En paladar, la fruta fue presente pero acompañada de mayor tanicidad, agradable e incitante acompañada de una acidez garante de longevidad. De final largo que recordó los higos y la ciruela pasa.

Para cerrar la cata vertical, el 2008 se mostró joven, potente y extrovertido. De color intenso y brillante, con notas de frutas rojas maduras, aunque las notas de eucalipto tomaron un lugar protagónico sumando más adelante notas de aromas de flores secas y especies como la canela. En paladar, mostró una sensación ligeramente más “rugosa” en comparación a los vinos previos, normal considerando la juventud del vino, acidez a tono con la intensidad de la fruta y tanicidad de largo final a frutas rojas maduras.


El cariño especial por la etiqueta es evidente en los comentarios de Luis Cetto y Camilo Magoni. Destaca la pasión por el viñedo que muestra Camilo al hablar de sus parajes en Baja California y en los retos que le plantea la naturaleza en cada año. Tradición más trabajo metódico y riguroso, en campo y en bodega suelen ser los factores claves en el éxito de los vinos. El Nebbiolo Reserva Privada continúa su estilo, a pesar de los cambios de cada cosecha, manteniendo esa relación precio-calidad que lo coloca aparte de la mayor parte del vino mexicano. No es el único, propuestas de otras bodegas son interesantes, pero lo accesible y la amplia distribución le otorgan al vino de Cetto una considerable ventaja. Por lo pronto, llega la etiqueta 2008 y sigue deleitando el paladar de un numeroso grupo de entusiastas del vino, y en especial del vino mexicano.

¡Salud!
Dr. Salsa


Otras notas relacionadas:
Cuatro vinos mexicanos a prueba
Viaje en el tiempo: cata vertical de Nebbiolo Reserva Privada de L.A. Cetto
L.A. Cetto celebra 25 años de su Nebbiolo Reserva Privada
Encuesta, ¿cuál es tu vino mexicano 100% Nebbiolo favorito?
Perspectivas: Nebbiolo Reserva Privada de L.A. Cetto 2005 y 2006



Enlaces externos:
Website Vinos L.A. Cetto
Delicias de Somontano en México

De relativamente reciente designación, la Denominación de Origen Somontano se encuentra en un privilegiado territorio a los pies de la cadena montañosa de los Pirineos en el noreste de España. A partir de 1985, el año de su creación, la región Somontano ha evolucionado considerablemente en los últimos años. En la actualidad, exporta el 30% de sus vinos a diferentes países en todo el  mundo.

El Director técnico y enólogo de la bodega Viñas del Vero, José Ferrer visitó tierras aztecas y compartió un poco de la historia y características de la región, así como la evolución de la bodega de la cuál es parte desde 1993. Para la ocasión se descorcharon los vinos Gewürztraminer Colección, Garnacha-Syrah de uvas de cultivos orgánicos, Viñas del Vero Crianza, Gran Vos y el espectacular Blecua.

La región de Somontano, con inviernos extremos y veranos cortos, ofrece unas condiciones agroclimáticas inigualables para obtener excelentes vinos

Con fama de propicia para el cultivo de la vid que data desde la época de los Romanos, el Somontano es una comarca alto aragonesa privilegiada tanto por su gran riqueza natural como por la belleza de su patrimonio histórico (Barbastro, Alquezar, Torreciudad y arte rupestre). Regado por el río Vero y cercano a los Pirineos, presenta cualidades excepcionales para el cultivo de la vid: suelos pardos calizos, muy permeables, con una pluviometría anual alrededor de los 600 mm, una temperatura promedio de los 11 °C, con inviernos extremos y veranos cortos, ofrece unas condiciones agroclimáticas inigualables para obtener excelentes vinos.

Viñas del Vero debe su nombre al río que ha sido famoso por sus barrancos, gargantas y cañones. La empresa se establece en Somontano a finales de 1986 con la adquisición de 550 ha de terreno en Barbastro y otras poblaciones cercanas. En 1987 empiezan a replantarse los terrenos con viñedos de las variedades tradicionales de la región (Tempranillo, Moristel, Garnacha y Macabeo), junto a otros de distintas procedencias (Chardonnay, Gewürztraminer, Cabernet Sauvingnon, Merlot y Pinot Noir).

Viñas del Vero Gewürztraminer

Los primeros vinos de la bodega aparecen en el mercado en 1990, elaborados en una bodega experimental de Salas Bajas. Para 1987 la empresa había adquirido la finca “San Marcos” para construcción de la nueva bodega que se inaugura en 1993. La propiedad de Viñas del Vero está formada por 1,000 has de viñedo, de las cuáles 680h son propias y tiene una producción anual que ronda las cinco millones de botellas. En el 2008, la bodega pasa a formar parte del grupo González-Byass.

Líder de la producción vitivinícola en Somontano, Viñas del Vero fue equipándose con la más moderna tecnología vinícola con un enfoque en el respeto de los procesos naturales de elaboración bajo un estricto control de las condiciones ambientales y de higiene del proceso completo: selección de la vendimia, vinificación, crianza y embotellado. La bodega tiene actualmente una capacidad que alcanza los 70,000 hectolitros, cuenta con 250 depósitos de acero inoxidable y unas 8,000 barricas de roble americano y francés. Una de las peculiaridades del moderno diseño de la bodega es su disposición en vertical con un desnivel de más de 12 metros. Las uvas vendimiadas llegan a la bodega por su parte más alta, dónde se seleccionan. A partir de entonces, la fuerza de gravedad impulsa el vino a través de sus diferentes etapas de elaboración.

En años recientes, la calidad de los vinos de Viñas del Vero ha sido reconocida por la prestigiada Guía Peñín que en su edición del 2011 otorgó calificaciones de más de 90 puntos para diez vinos de la bodega y en la edición del 2012 cuatro vinos han alcanzado una calificación de 93 puntos y seis vinos 90.

Deby Béard, José Ferrer y Gaby Masson

Para un público a cuya mente llegan los nombres de regiones más tradicionales como Rioja y Ribera del Duero cuando se habla de España, Somontano es una interesante alternativa. Con una enología moderna en búsqueda del equilibrio de los vinos, Viñas del Vero sorprende por la relación precio-calidad de sus productos:

Viñas del Vero Gewürztraminer Colección 2008 (13% Alc). De los viñedos denominados “El Enebro”, un 100% Gewürztraminer. D.O. Somontano . Color paja claro con destellos dorados. En nariz frutal que recuerda el melón verde y la piel de naranja, un poco de flores blancas y ligeras notas especiadas. En paladar un vino noble con buen peso y acidez refrescante. De final medio y un toque de azúcar residual. Recomendado para las recepciones, perfecto para aperitivos y mariscos.

Viñas del Vero Garnacha-Syrah 2010. (13% Alc). De los viñedos “Purruego”, “La Solana” y “Santa Nastasia”. 70% Garnacha, 30% Syrah de uvas cultivadas orgánicamente. D.O. Somontano. Un vino sumamente exitoso en el mercado escandinavo de acuerdo a lo expresado por José Ferrer, quien explicó que la ventilación recibida gracias a la altitud de los viñedos (550 – 600 msnm) hace posible el cuidado del viñedo sin fungicidas ni fertilizantes artificiales o derivados químicos. De color ciruela obscuro con ribete rosado, un vino que presenta en nariz aromas de fruta, zarzamora y fresas maduras. Aromas que recuerdan los arándanos con adornos de notas mentoladas. En paladar un vino fresco gracias a su presente acidez con tanicidad baja, ligero en el paladar y de final medio. Un vino para aquellos que van dando sus primeros pasos en el mundo del vino. Recomendado para quesos y carnes rojas
.
Viñas del Vero Crianza 2006. (13.5% Alc) De los viñedos Campo Salas, Almunieta, Campo Corral y Ponderosa.  60% Tempranillo y 40% Cabernet. D.O. Somontano. De color granate obscuro y ribete rosado, un vino que en nariz presenta aromas de frutas maduras, ciruelas acompañadas de notas de eucalipto, te verde y otros aromas de balsámicos propios de su paso por barrica. En paladar un vino bastante disfrutable, expresivo en aromas, con tanicidad presente pero armónica y de final largo. Recomendado para quesos maduros, cordero, pescados en salsas.

Viñas del Vero Gran Vos Reserva 2003. (14% Alc) Cabernet Sauvignon, Merlot y otras. 18 meses de crianza en roble francés. D.O. Somontano. Vos sinifica “vino” en el idioma local de la región en el Siglo XI, de tal suerte que Gran Vos significa “Gran Vino”. De color granate obscuro con ribete ligeramente teja, es un vino muy interesante en nariz: frutas maduras en compotas, moras, ciruelas y zarzamora, acompañados de adornos de café tostado, chocolate amargo, tabaco que le aporta complejidad aromática. En paladar un vino de gran densidad que muestra una interesante acidez que llena la boca de aromas a frutas maduras dejando el paso a un toque de tanicidad. De final largo. Un vino de mayor corpulencia y rica hechura que estará adecuado para carnes al carbón, salseados especiados, o incluso moles no muy picosos.

Blecua 2004. (13.5% Alc). D.O. Somontano. Selección de uva de los siete mejores viñedos de la bodega. Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Garnacha. 24 de meses de crianza en roble francés de primer uso. Un vino que se debe decantar previamente al  servicio. De color granate obscuro y ribete rosado, con una alta intensidad aromática que revela una atractiva complejidad. Frutas rojas maduras, ciruelas pasas, cereza negra, zarzamora dejan paso a una interesante evolución hacia las notas de eucalipto, balsámicos, pimienta, canela, chocolate amargo. En paladar un vino lleno de carácter que muestra una balanceada acidez que complementa una tanicidad justa y los aromas de frutas negras y especies. De final largo y especiado es un vino que sobresale por la intensidad y armonía de sus elementos. Adecuado para una cena formal, carnes rojas, cordero, quesos maduros son perfectos para éste vino.

Vinos que definitivamente apelan a la modernidad pero que han logrado el equilibrio entre modernidad y tradición, son productos que refrescan la oferta de vino español en el mercado mexicano. En precios realmente accesibles, hacen posible el deleite de aquellos que apetecen un vino rico, balanceado como para los entusiastas que buscan elegancia, sofisticación y complejidad... sin vaciar el bolsillo.

¡Salud!
Dr. Salsa


Otras notas relacionadas:
España primer lugar en exportación de vino a México
La Nariz de México con vinos de Cataluña
A descubrir diferentes variedades: frescura española
Rioja se reinventa a si misma
Vinos de Rioja para elegir


Enlaces externos:
Web de Viñas del Vero
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Norton Reserva Malbec
Otro estupendo malbec que puede elegir para unirse a la celebración del Día Mundial del Malbec o simplemente para regalarse la experiencia de disfrutar de un vino delicioso con una muy buena relación precio-calidad.

Ubicada en Luján de Cuyo, Mendoza, Bodega Norton es una de las bodegas argentinas con mayor historia. Fundada en 1895 por Edmund J. P. Norton, Bodega Norton fue pionera en la exportación de sus vinos llegando hoy a más de 60 países del mundo. En 1989 el empresario austríaco Gernot Langes–Swarovski compró la Bodega. Se dice que Langes-Swarovski, amante de la naturaleza y de la Argentina, eligió a Norton "Por la belleza de la región, la calidez de la gente, las condiciones para el cultivo de la vid y por el importante hecho de que la Bodega estaba rodeada por sus propios viñedos".

Llevando adelante este proyecto, Gernot puso al frente de la empresa a su hijo Michael Halstrick, quien junto a un equipo de profesionales, inició una etapa de inversión, modernización y crecimiento de la empresa. De este modo, la incorporación de la tecnología más avanzada junto al conocimiento y pasión de la gente, han hecho de Norton una marca referente del vino argentino.

Bodega Norton cuenta hoy con cinco fincas propias. En el departamento mendocino de Luján de Cuyo se encuentran: "Perdriel", "Lunlunta", "Agrelo" y "La Colonia"; y en el departamento de Junín se ubica la finca "Medrano". Entre las cinco totalizan unas 1.300 hectáreas, de las cuales 680 están actualmente en producción.
Norton Reserva Malbec

El Norton Reserva Malbec 2006 (14.5 %Alc) es un vino con una extraordinaria relación precio-calidad. Es un vino que ha transformado el ímpetu del malbec en sutileza y su expresión varietal en elegancia. De viñedos de más de 30 años de edad en promedio éste vino pasa un año en barrica de roble francés.

En color se muestra un vino granate obscuro con mucha extracción de color, en nariz se percibe su alta potencia aromática a frutas rojas maduras, ciruela pasa en compota y zarzamora pero también lo acompañan notas que le aportan complejidad y lo hacen un vino interesante: hongos, tierra mojada, y aunque parezca un poco extraño, mostró notas que recuerdan el plátano macho frito. Se hacen presentes notas de pimienta verde. En boca es un vino que tiene una tanicidad limada, suave en paladar, justa para apetecer el siguiente sorbo. Presenta una acidez equilibrada que impulsa por todo el paladar los aromas de las frutas: jugoso y fresco. El vino evoluciona muy bien en copa, más adelante nos regala notas de tiza, vainilla, dulce suave de café y recuerdos mentolados de eucalipto con un final largo que nos recuerda la moca. Realmente un vino exquisito de principio a fin. Es de llamar la atención la añada del vino, probablemente esos seis años en botella hayan aportado mayor elegancia al vino.

Es un vino con intensidad, pero también notas sutiles y elegantes que no querrá dejar de disfrutar. Al pensar en la sintonía gustativa para éste vino, vienen a la mente las pastas cremosas basadas en hongos, o un risotto trufado, costillas de cordero con menta, quesos semi maduros, pulpo asado con salicornias (algas marinas de la región de Ensenada y otras partes del mundo), jamón ibérico, y cordero en salsas no muy condimentadas.

El Norton Reserva Malbec 2006 es un vino sutil, elegante, expresivo, muy equilibrado y redondo, y por si éstas características fueran poco, tiene un precio casi irresistible (aproximadamente MXP$250 en tiendas La Castellana). De lo que se podría llamar un “best buy”, un vino que será la satisfacción de usted y de su familia o amigos con quien tenga el placer de compartirlo. Otro de los vinos que destacaron en las catas ciegas que realizamos para encontrar los malbecs más deliciosos dentro de cierto rango de precios.

¡Salud con Malbec!

Dr. Salsa










Otras notas relacionadas:
Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Achaval Ferrer Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Altos Las Hormigas Malbec Clásico
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Catena Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Pascual Toso
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Elsa Bianchi
Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Un vino para compartir: Altos Las Hormigas Malbec-Terroir


Enlaces externos:
Bodega Norton
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Achaval Ferrer Malbec
Una de las bodegas argentinas que ha buscado la excelencia en la creación de vinos es Achaval-Ferrer. Fundada en 1998 por un grupo de amigos y el enólogo italiano Roberto Cipresso ha posicionado los vinos de Argentina en los primeros lugares de evaluación de críticos y revistas especializadas.

Desde el inicio de la bodega, sus fundadores se enfocaron en terrenos de vides viejas y valles de clima adecuado: "Lo que hace un vino extraordinario es la expresión única de su terroir" ha afirmado Santiago Achaval presidente y enólogo.

El portafolio de Achaval-Ferrer se conforma de tres conceptos enológicos: vinos del terruño, el vino de autor y el varietal. Cada uno busca destacar una faceta de un complicado prisma que es un vino y lo ha logrado exitosamente en cada línea.

En nuestra cata a ciegas, otro vino sobresaliente fue el Achaval Ferrer Malbec 2009 (14.5 %Alc), que corresponde a la línea de varietales. Un vino cuya enología está a cargo de Roberto Cipresso, creado con uva proveniente de varios viñedos de la empresa:  Mayor Drummond (plantas de 66 años de edad en promedio), La Consulta (plantas de 13 años de edad) y Medrano (plantas de 86 años de edad). Un vino con 9 meses de añejamiento en barricas de roble francés.

Achaval Ferrer Malbec 2009

Un  vino de color violáceo con ribete rosado con una gran concentración de color, alta densidad aparente en copa y peculiar alta adherencia. Es un vino que debe ser decantado previamente a ser servido, ¿la razón?, es un vino de gran potencia aromática que toma varios minutos desplegar sus ricos aromas. En nariz es un vino con aromas de frutas maduras, casi llegando a frutas compotadas muestra notas de ciruelas, pétalos de flores secas y grosella acompañadas de una compleja mezcla de especies: pimienta negra molida, canela. Los aromas van evolucionando en copa: más adelante aparecen ciruela negra, mentolados, eucalipto, tabaco y chocolate amargo. A pesar de su graduación alcohólica, es tal la potencia aromática de frutas que no se percibe nada de alcohol en nariz. La grata sorpresa se encuentra en el paladar: se percibe la intensidad de aromas de las frutas pero acompañadas de una sutil tanicidad, un verdadero manto de terciopelo, contrastante con la fuerza aromática. Acompañado de una buena acidez que va a tono con las demás características que construye un vino lleno de equilibrio. En paladar las frutas, dan paso a las notas especiadas, un poco de nuez moscada y canela que se van desvaneciendo en el retrogusto lentamente con un final largo a sabor a frutas rojas, realmente complejo y delicioso.

Es un vino corpulento y expresivo que va perfecto con platos elaborados que le aguanten el paso: cordero, carnes asadas a la plancha, o con salseados elaborados: res con salsa de morillas o de champiñones, salsa de ciruelas, o bien res con costra de tres primientas,  también podría ser un ave horneada con salsas caramelizadas, o con salseados de frutas rojas. Es un vino para las ocasiones más solemnes, aunque también se puede disfrutar con quesos con sabores marcados como el manchego y jamón ibérico.

El paso inicial a una categoría de vinos excelentes, el Achaval Ferrer Malbec es un gran vino, para aquellos que disfrutan de la fruta madura con complejidad pero además un paso terso en el paladar. Los entusiastas del vino disfrutarán mucho ésta muestra de la fusión de experiencia enológica, buen ojo de viticultor, el clima excepcional de los valles de Mendoza. Un excelente vino para disfrutar una cena, la charla con la familia, los amigos y ¿por qué no? unirse a la celebración del Día Mundial del Malbec.

¡Salud con Malbec!
Dr. Salsa









Otras notas relacionadas:
Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Altos Las Hormigas Malbec Clásico
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Catena Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Pascual Toso
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Elsa Bianchi
Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Un vino para compartir: Altos Las Hormigas Malbec-Terroir


Enlaces externos:
Bodega Achaval-Ferrer
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Altos Las Hormigas Malbec Clásico
Una excelente opción para unirse a la celebración del Día Mundial del Malbec (Más información en: Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina), o simplemente para disfrutar un vino con una relación precio-calidad muy atractiva: Altos Las Hormigas Malbec Clásico 2010.

Altos Las Hormigas inicia a partir de la evalución del Alberto Antonini y Antonio Morescalchi en 1995 de los suelos mendocinos. Poco después se suman a la empresa Attilio Pagli, un reconocido enólogo toscano con dos vinos de 100 puntos en su expediente personal; Alan Scerbanenko, un experto consultor Italo-Suizo; y Antonio Terni, italo-argentino productor de vinos de alta calidad en la región de Marche, Italia. Finalmente Carlos Vázquez, quien asistió a Altos desde el principio con su experiencia de toda la vida en manejo de viñedos en Mendoza se une de forma definitiva en el 2000.

Lo que caracteriza a Altos Las Hormigas es la capacidad de sus socios para fusionar las posibilidades de suelos y clima en Mendoza, técnicas modernas de viticultura y de trabajo en bodega más el conocimiento que se adquiere cuando se trabaja en bodegas centenarias.

En su visita a la Cd. de México, Antonini dejó claro un concepto: la diferenciación por los varietales no es suficiente en el competitivo mercado actual. Propone reconocer las posibilidades de los terruños en Argentina con un sistema de Denominación de Origen más cercano al italiano. Es la uva pero también la expresión de esa uva en el terruño lo que permanece.

Altos Las Hormigas Malbec Clásico

En nuestros ejercicios de cata ciegas, otro vino 100% malbec que despuntó fue el Alto Las Hormigas Malbec Clásico (14 %Alc). Un vino que procede varios viñedos Valle de Uco (Vista Flores, Eugenio Bustos y La Consulta 50%), viñedos propios (45%) y Luján de Cuyo (Perdriel, Agrelo y Vistalba 5%).

De acuerdo a la ficha del vino: “Las uvas de diferentes viñedos se vinifican por separado antes del blend final. Cuidadosamente seleccionadas, se pasan por una suave molienda a rodillo, y se fermentan con levaduras indígenas en tanques de acero inoxidable entre 24 y 28° C para favorecer la maceración. Durante el proceso de fermentación se realizan 3 remontajes diarios para una buena extracción y 2 délestages, uno al principio y otro al final del proceso completo. La crianza se realiza en InserStaves* nuevos de roble francés y americano”.

En copa se muestra un vino cereza obscuro de capa alta, violáceo y con ribete rosado. En nariz se perciben los aromas a frutas rojas maduras, ciruela y grosella casi llegando a ser compotadas. De alta potencia aromática en dónde posteriormente aparecen los aromas especiados que le aportan una complejidad interesante: recuerdan el chocolate amargo, tabaco, tiza y hojarasca.  En paladar es un vino con gran equilibrio: la acidez que impulsa en paladar los aromas de las frutas maduras, una pulida tanicidad que deja la expectativa por el siguiente sorbo, se confirman los sabores detectados en la nariz con buen volumen en boca, las notas especiadas siguen el envolvente sabor de fruta con dejos de pimienta negra molida, hojas de tabaco y queda un final largo que recuerda los granos de café tostado.

Un vino con personalidad y presencia que puede enaltecer platos elaborados como aves horneadas, pastas al fungi, carne de res salseada. En el terreno de la cocina mexicana, le irá bien a tacos de barbacoa (con salsa borracha en cantidades moderadas), cortes de carne al carbón, preparaciones con salsas basadas en cuitlacoche.

Un excelente malbec, fusión de terruños mendocinos, modernidad y experiencia enológica el Hormigas Malbec Clásico es un vino altamente recomendable. Accesible (precio aproximado MXP$500 disponible en tiendas La Europea), es un vino con nariz agradable, compleja, ofrece evolución en copa, estructura, equilibrado, de final largo… en fin, un gran vino para ese rango de precios. Una buenísima opción para éste Día Mundial del Malbec que e aproxima.

¡Salud con Malbec!
Dr. Salsa









Otras notas relacionadas:
Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Catena Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Pascual Toso
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Elsa Bianchi
Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Un vino para compartir: Altos Las Hormigas Malbec-Terroir

Enlaces externos:
Bodega Altos Las Hormigas

*InserStaves: Cubas de acero inoxidable recubiertas internamente por duelas roble francés y/o americano (esto es a gusto del productor). En lenguaje coloquial, es como construir una barrica dentro de una cuba de acero inoxidable, aporta características al vino reduciendo costos.
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Catena Malbec
Continuamos con las recomendaciones de vinos monovarietales malbec con motivo de la celebración de la segunda edición del Día Mundial del Malbec (Más información en: Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina).

En ésta ocasión recomendamos un vino de la Bodega Catena Zapata, una empresa notable por su contribución para colocar a Argentina entre las regiones con vinos de gran calidad del mundo entero. La historia de la bodega da inicio con el viaje de Nicola Catena de Italia hacia Sudamérica en 1898 en dónde plantó su primera viña de malbec en 1902. Nicola heredó su sueños sobre el potencial del malbec y los retos de una bodega en expansión a su hijo Domingo Catena quién llevó la vinícola a un segundo nivel convirtiéndose en uno de los viticultores más prósperos de Mendoza. En los años 60 la empresa enfrentó serios desafíos por la situación económica en Argentina, Nicolás, hijo de Domingo toma las riendas de la bodega en los años 80, iniciando un proceso de conversión e investigación en búsqueda de mayor calidad en sus vinos y la definición de un carácter propio. Nicolás constituyó un equipo de expertos locales y consultores vinícolas extranjeros dedicados a la detección de los mejores suelos en Mendonza, convirtiéndose en pioneros de la plantación de viñedos de gran altitud. En paralelo desarrolló un programa de selección clonal del malbec, es decir, se enfocó a la detección de las vides con mayor calidad de uva de sus propios viñedos.

Muchos de sus contemporáneos lo consideraron como “un loco”, otros admiraron su determinación y después muchos otros siguieron sus pasos. En la actualidad maneja la bodega con su hija Laura Catena quien ha heredado su pasión por el vino, la búsqueda de la innovación y la determinación para producir vinos capaces de competir a nivel mundial.

Catena Malbec 2009

En nuestra serie de catas ciegas, el Catena Malbec 2009 destacó por su frutalidad y complejidad aromática. Este vino forma parte de la línea básica de la bodega y es de precio muy accesible. A vista se mostró un vino granate obscuro de capa alta con destellos violáceos y ribete rosado. En nariz de inmediato sobresalió su alta potencia aromática a frutas rojas maduras, quizá grosella fueron las notas más evidentes. Fruta acompañada de tremenda complejidad: chocolate amargo, tierra mojada, café tostado, hongos. Evolucionando en copa, el Catena Malbec despierta en notas especiadas, pimienta, un poco de tallos verdes y canela se hacen presentes, así como aromas de hojas de tabaco, pétalos de flores secas y fermentados que recuerdan lácteos tipo yogurt y queso. En paladar se mostró un vino de equilibradas cualidades, estructura en base a una acidez justa que acompaña una tanicidad pulida que mantiene el recuerdo de la frutas maduras en el paladar. De buen cuerpo en boca, es un vino agradable con final de media duración el cuál evoca las frutas maduras y el chocolate amargo en el retrogusto.

En aspectos técnicos, el Catena Malbec 2009 es un vino que se ha producido con maceración prefermentativa en frío. Proviene su fruta de cuatro viñedos:  “Angélica”, “La Consulta”, “La Pirámide” y “Adriana”. Añejado por 14 meses en 70% roble francés (35% nuevo) y 30% roble americano en dónde desarrolló una fermentación maloláctica y fue producido bajo la supervisión del reconocido enólogo Alejandro Vigil.

Un vino estructurado y complejo que acompañará de maravilla alimentos y platillos como atún con costra de pimientas, estofados, magret de pato en salsa de moras, carnes asadas al carbón o incluso un mole oaxaqueño que no sea picoso y tenga notas de chocolate se potenciará con las notas propias del vino.

Catena Malbec 2009 muestra esa complejidad que puede llegar a alcanzar un monovarietal malbec, un vino de personalidad, pero que no pierde su esencia frutal y se complementa de forma notable con aromas especiados. Agradable, cautivador y accesible (precio aproximado MXP$300, disponible en Vinoteca), es una excelente opción para unirse a la celebración del Día Mundial del Malbec.

¡Salud con Malbec!
Dr. Salsa










Otras notas relacionadas:
Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Elsa Bianchi
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Pascual Toso
Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Un vino para compartir: Altos Las Hormigas Malbec-Terroir
Un vino ideal para reuniones de amigos: Kaiken Corte 2008 

Enlaces externos:
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Pascual Toso
Esta es la segunda entrega de nuestras recomendaciones de vinos que consideramos ofrecen una buena relación precio-calidad de vinos 100% Malbec de Argentina, con motivo de la celebración de la segunda edición del Día Mundial del Malbec (Más información en: Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina). Esperamos que le sean de utilidad, esta serie de recomendaciones para encontrar vinos agradables y de interesantes características organolépticas pero sobre todo, para crear momentos inolvidables, en una comida, cena, parrillada con los suyos.

La bodega Pascual Toso como algunas otras de Argentina tiene su origen en la inmigración de su fundador desde Italia. A mediados de la década de 1880, Pascual Toso inició su viaje de Canale d’Alba en la región de Piamonte, llevando consigo la experiencia familiar en la producción de vinos fundando su primera bodega en San José, Guaymallén. Años después amplió su negocio a Maipú, compra Finca Barrancas y continuó su expansión a lo largo del siglo XX. Al iniciar la década del 2000, la bodega contrata a Paul Hobbs para trabajar en conjunto con el enólogo Rolando Luppino en las líneas Premium de sus vinos.

Pascual Toso, vino de carácter frutal

El Pascual Toso Malbec (14 %Alc) pertenece a las líneas básicas de la bodega. Hecho con uvas que se cosechan de un suelo franco-pedregoso en Barrancas, Maipú, Mendoza. Con respecto a su proceso de producción, la uva es cosechada manualmente y se selecciona antes del prensado. Utiliza levaduras  cultivadas y después de su vinificación, poco menos de la mitad del vino es añejado en barricas de roble americano por 10 meses, para pasar a una mezcla final y el embotellado.

De color granate obscuro, capa alta y ribete rosado es un vino que en nariz muestra una gran potencia aromática frutal, aromas de grosella y ciruelas maduras con un poco de especies: pimienta negra, tabaco más la fruta son las notas predominantes. En paladar es un vino con equilibrio, taninos y acidez presentes pero contribuyen a enaltecer los aromas de frutas maduras y especies con una experiencia de buena densidad en el paladar, la cuál deja paso a un final de media duración bastante agradable que recuerda las ciruelas negras. Es un vino muy atractivo por su frutalidad, pero tiene un poco de especies que lo hace interesante y un equilibrio notable.

A la hora del maridaje es un vino con versatilidad. Este vino armonizará muy bien con quesos de costra dura, pastas con salsas ligeras, platillos basados en reducciones de vino, platillos con algo de grasa como el magret de pato en salsa de moras, carnes con un poco de grasa, pizzas con carnes frías, carne a la tampiqueña o bien platillos con hongos: salseado de morillas o ¿por qué no? quesadillas de champiñones.

Pascual Toso Malbec es un vino muy agradable y de gran relación precio calidad (precio aproximado MXP$150, de venta en tiendas La Europea). Perfecto para unirse a la celebración del Día Mundial del Malbec.

¡Salud con Malbec!
Dr. Salsa









Otras notas relacionadas
Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Elsa Bianchi
Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Un vino para compartir: Altos Las Hormigas Malbec-Terroir
Un vino ideal para reuniones de amigos: Kaiken Corte 2008 
Vinos para celebrar el Día Mundial del Malbec
Día Mundial del Malbec, oportunidad para disfrutar de Argentina
El malbec no es tan sólo una variedad de uva. Es más bien un par de conceptos: inversión y modernidad. Habrá tantos que sean fanáticos del malbec argentino como aquellos que buscan una experiencia distinta en vinos de otras regiones, de otras variedades de otros estilos.Sin embargo el malbec se ha convertido en una exitosa marca alrededor del mundo, y representa de alguna forma la también exitosa viticultura argentina.


Es el resultado de una inversión en vitivinicultura que ha echado mano de la experiencia propia y de otros países. En su visita a la Ciudad de México, José Alberto Zuccardi, Director General de la Bodega Familia Zuccardi, compartió con los asistentes, la forma en que la calidad del vino en Argentina mejoró paulatinamente y cómo se fueron adaptando las bodegas a nuevas condiciones económicas y tendencias de gusto. Como Zuccardi, diversos bodegueros con visión se concentraron en la producción de vinos de calidad. Esto fue posible por una parte al enfocarse en regiones específicas de alto potencial, en suelos y microclimas privilegiados como existen en el Valle de Uco en Mendoza, la Patagonia en el sur así como la región de Salta en el norte.
Exitosa vitivinicultura argentina, resultado de una inversión que ha echado mano de la experiencia propia y de otros países
Se cosecha ahora los frutos de una inversión en investigación. Fue la introducción de conocimiento foráneo a la vitivinicultura del país a través de consultores (que también han sido socios o propietarios de bodegas en Argentina) como Michel Rolland y Paul Hobbs entre otros, un factor en la acelerada mejora de los vinos argentinos, esto sin excluir los esfuerzos de los empresarios locales como Nicolás Catena y su hija Laura que invirtieron en la investigación de los suelos en diferentes altitudes. Y por otro lado la inversión directa en bodegas, François Lurton, la familia Ortega Gil-Fournier, la familia catalana Torres y empresarios como Alberto Antonini apreciaron el potencial y la libertad de una región sin el grado de regulación en los países europeos.

La creación de un proyecto multinacional como la celebración del Día Mundial del Malbec, a celebrarse el próximo 17 de Abril, es una faceta de la modernidad de los vinos argentinos. El trabajo de la marca colectiva, Wines of Argentina (WofA) ha sido muy exitosa en su papel de embajadora de los productos argentinos. En esta ocasión se apuesta por un mayor alcance global, se han organizado 72 eventos en 45 ciudades en 36 países alrededor del globo como Brasil, Colombia, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Holanda, Reino Unido, Perú, Costa Rica y México: presentaciones, muestras, comidas, cenas, catas y conciertos forman parte de una celebración que es una herramienta de posicionamiento que abre las puertas a mucho más que el malbec en mercados de gran potencial para la exportación del vino.

De acuerdo a datos de WofA, la edición 2011 del Día Mundial del Malbec fue considerada por las bodegas participantes y la Cancillería argentina como un éxito rotundo: los ingresos por exportaciones de Malbec crecieron en 2011 un 11,4% respecto de 2010 en valor FOB. Asimismo, la exportación de vinos de alta gama creció un 32.2% para el segmento entre 40 y 90 U$S (caja de 9 litros) y un 40,7% para la caja (9 litros) de más de 90 U$S. Alberto Arizu actual Presidente de Wines of Argentina y Director General de Bodega Luigi Bosca, expresó: “estos datos no hacen otra cosa que ratificar la estrategia de Wines of Argentina que es utilizar al Malbec como punta de lanza para abrir mercados del mundo, generando posicionamiento de marca país como productor de vinos de alta gama. Apuntamos a que el consumidor se introduzca en la diversidad de nuestro vino, con una excelente carta de presentación”.

En particular para México, en Jalisco se espera la visita de la Dra. Laura Catena quién dará una charla sobre el Malbec, al tiempo que WofA será el principal patrocinador del  “Punta Mita II Gourmet & Golf Classic 2012” evento que ha convocado distintas bodegas argentinas, chefs y enólogos de recocimiento mundial para participar en degustaciones y cenas especialmente diseñadas como parte de ésta celebración.

En la Ciudad de México, el restaurante Malbec Caserón Porteño realizará un festival donde habrá tapeo argentino tradicional, una muestra de las casas vinícolas con sus mejores etiquetas basadas en la variedad malbec, espectáculo con bailarines de tango y poesía en el marco de la algarabía y música del patio del caserón en Polanco.


Vinos monovarietales de uvas como cabernet sauvignon, cabernet franc, bonarda, torrontés, pinot noir de la Patagonia y excelentes blends complementan la oferta altamente competitiva de Argentina, además de nuevas variedades que están en fase de prueba en los suelos del extenso país, hacen pensar en un promisorio futuro.  Para algunos una herramienta de marketing más, para otros la oportunidad de acercarse a vinos de atractiva relación precio calidad, y para un tercer grupo la muestra de que la inversión inteligente trae consigo resultados envidiables.

Por lo pronto, para el próximo 17 de Abril, está la invitación para unirse a la celebración mundial alrededor de ésta emblemática variedad. En Vinus Tripudium hemos organizado algunas catas a ciegas de vinos 100% malbec y te compartimos nuestra selección de vinos. Acá nuestra primera entrega (se actualizará con más opciones posteriormente):

Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Norton Reserva Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Achaval Ferrer Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Altos Las Hormigas Malbec Clásico
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Catena Malbec
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Elsa Bianchi
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Pascual Toso

¡Salud con malbec!
Dr. Salsa









Otras notas relacionadas:
Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Los vinos blancos más interesantes del año
Un vino para compartir: Altos Las Hormigas Malbec-Terroir
Un vino ideal para reuniones de amigos: Kaiken Corte 2008
Vinos para celebrar el Día Mundial del Malbec


¿Por qué es el 17 de Abril el Día Mundial del Malbec?*
El origen del Malbec se encuentra en el sudoeste de Francia. Allí se cultivaba este cepaje con el que se elaboraban vinos denominados “de Cahors” por el nombre de la región,  reconocidos desde los tiempos del Imperio Romano. Estos vinos se consolidaron en la Edad Media y terminaron de fortalecerse en la modernidad.

La conquista del mercado inglés fue un paso decisivo en la valoración de esta cepa en Inglaterra y en el mundo. Hacia fines del siglo XIX, la plaga de filoxera destruyó la viticultura francesa, por lo que el “Cot” cayó en el olvido dejando, sin embargo, una cultura de apreciación del Malbec ya construida.

Sobre esa base se desplegó, un tiempo después, el Malbec Argentino. Esta cepa llegó en 1853 a Argentina de la mano del francés Michel Aimé Pouget (1821-1875), un agrónomo contratado por Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza.

Siguiendo el modelo de Francia, esta iniciativa proponía incorporar nuevas variedades de cepas como medio para mejorar la industria vitivinícola nacional. El 17 de abril de 1853, con el apoyo del gobernador de Mendoza, Pedro Pascual Segura, se presentó el proyecto ante la Legislatura Provincial, con vistas a fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. Este proyecto fue aprobado con fuerza de Ley por la Cámara de Representantes, el 6 de septiembre del mismo año.

A fines del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura creció exponencialmente y con esta, el Malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños que proponía nuestra geografía donde se desarrolló, incluso, mejor que en su región de origen. De esta forma, con el tiempo y con mucho trabajo, se perfiló como uva insignia de la Argentina.

La gestión de Pouget y Sarmiento en la Quinta Normal de Mendoza fue parte decisiva de este proceso. El 17 de abril es, para Wines of Argentina, no sólo el símbolo de la transformación de la vitivinicultura argentina, sino el punto de partida para el desarrollo de esta cepa, emblema de Argentina a nivel mundial.

*Con información de Wines of Argentina


Enlaces externos:
Wines of Argentina
Malbec World Day
Wines of Argentina, Main Sponsor en el “Punta Mita II Gourmet & Golf Classic 2012"
Restaurante Malbec Caserón Porteño
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Elsa Bianchi
La celebración del Día Mundial del Malbec está muy próxima, por esta razón quisimos encontrar y recomendar vinos de calidad de Argentina, específicamente monovarietales malbec. Aquellos que ofrezcan una buena experiencia a un precio accesible, una empresa relativamente fácil de lograr, gracias a la calidad en términos generales del vino argentino disponible en México.

En términos de vino, el mercado mexicano está bien dotado de la oferta de los principales países vitivinícolas del viejo y nuevo mundo, sin embargo los argentinos van ganando terreno cada año.Esto se debe en gran medida a la calidad palpable de sus vinos, consistencia entre añadas, el balance en el portafolio de cada bodega y por supuesto de forma importante… los precios accesibles.

Desde luego hay vinos que aspiran a la excelencia, en dónde los productores se esmeran de forma especial en el viñedo complementado el trabajo con una enología muy cuidadosa, éstos esfuerzos se reflejan en exquisitos vinos que se ubican en franjas más altas de precios, pero que bien vale la pena pagarlos.

Cómo se ha mencionado previamente, el malbec se ha posicionado como la uva insignia de Argentina en los últimos años, el Día Mundial del Malbec es parte de una exitosa estrategia de impulso en mercados de exportación de todo el vino argentino que se debe subrayar, ha logrado vinos excepcionales monovarietales y creados a partir de mezclas de uvas como la cabernet sauvignon y cabernet franc, a la vez que vienen nuevas propuestas con mucha fuerza de uvas como barbera y torrontés de regiones en crecimiento como Salta y Patagonia. Sin embargo dado que el 17 de Abril se centrará en malbec, nos enfocamos a ésta variedad.

Con ésta recomendación arrancamos una serie de artículos resultado de un grupo de catas a ciegas que hemos realizado, esperando apoyar a los entusiastas de ésta bebida a descubrir y disfrutar excelentes malbecs con aromas a frutas rojas… y sabor a Tango.

La bodega Valentín Bianchi es una de las más grandes e importantes vitivinícolas de Argentina, con una historia de 82 años aún está bajo el control de la familia de los fundadores, legado que dio inicio con la inmigración de Valentín Bianchi desde Italia. Ya asentado en Argentina, Valentín junto con su cuñado, quien por cierto era enólogo decidieron iniciar la empresa en sociedad en el valle de San Rafael, ubicado en la provincia de Mendoza. Escucha la historia de la bodega en voz de su actual presidente, Raúl Bianchi en  el episodio del podcast Entre Copas y Corchos: “El vino bueno y la mujer hermosa hacen la fama de Mendoza”.

Vino de gran equilibrio que expresa la frutalidad del malbec

La primera recomendación es el vino Elsa Bianchi Malbec 2011 (14.3 %Alc), 100% malbec de color picota obscuro y ribete rosado. De gran potencia aromática  tiene un carácter frutal muy agradable por sus notas a ciruelas maduras, un poco de flores con notas a tabaco y chocolate amargo. En paladar es un vino de acidez presente y taninos perceptibles pero que hacen un perfecto equilibrio que impulsa los sabores a fruta madura dejando un final medio muy agradable que recuerda el sabor del café tostado. Frutalidad y balance son los rasgos fundamentales de éste vino mendocino.

Elsa Bianchi Malbec será un excelente compañero de carnes asadas al carbón, pastas con salsas cremosas ligeras, quesos semi-maduros y pizzas con carnes y vegetales. Precio aproximado: MXP$150. Distribuído por Enosphera.

¡Salud!
Dr. Salsa









Otras notas relacionadas:

Festival 100 Vinos Mexicanos: Diversidad del vino nacional
Es el mayor festival enteramente dedicado al vino mexicano y quizá en términos de impulso al vino nacional el más exitoso. Al concluir su tercera edición queda claro que ha logrado acercar la cultura del vino principalmente al público que va dando sus primeros pasos en el tema. A inicios del mes de marzo, el Festival 100 Vinos Mexicanos organizado por La Redonda Vinícola Mexicana gozó de una gran afluencia de público constituido en su mayor parte por familias. Aunque para la mayor parte de los asistentes fue un escape de la rutina para disfrutar de un fin de semana en el hermoso paisaje de los viñedos queretanos, muchos expositores, entre ellos renombrados enólogos y sommeliers reconocieron que el interés del público por aprender más del vino fue uno de los aspectos más interesantes del evento.

Lic. Claudio Bortoluz Muñoz entrega reconocimientos a los participantes del Festival

“El tema del Festival es impulsar al vino mexicano y mostrar su variedad, aunque se llama '100 vinos', que siempre se llamará así, éste año se presentan más de 400 vinos”, con éstas palabras el Lic. Claudio Bortoluz Muñoz, Director comercial de La Redonda Vinícola Mexicana dio la bienvenida al público asistente y a los representantes de cincuenta productores de vino mexicano que se dieron cita para ofrecer en degustación sus productos al lado de productores locales de alimentos gourmet como quesos, panes y  conservas.

Variedad de estilos y la visualización del vino como compañero de la rica gastronomía mexicana fue el enfoque del Festival éste año. “Es muy importante que los mexicanos conozcamos nuestros vinos, ese es el objetivo de éste festival, que la variedad se muestre aquí”, comentó Bortoluz. En referencia al reconocimiento internacional de la gastronomía mexicana y el vino como el compañero ideal de los alimentos, afirmó: “Es justo que los mexicanos tengamos nuestro vino mexicano que acompañe nuestros platillos mexicanos. Claro que se pueden tomar con vinos de otros países, pero los vinos mexicanos están hechos para el paladar mexicano, están hechos en nuestra tierra, tienen sabores particulares de México”.

En la ceremonia de inauguración se contó con la presencia del Secretario de Turismo de Querétaro, el Lic. Mauricio Salmon Franz quien celebró el esfuerzo de la familia Bortoluz para organizar el exitoso festival así como reconoció la importancia del turismo gastronómico y en específico el enoturismo, por los recursos que representa para la economía de la entidad.

El Ing. Miguel Angel Santiago, Director Técnico de La Redonda Vinícola Mexicana destacó el legado de la región como localidad de vocación vitivinícola: “Esta región queretana maravillosa en su conjunto y en su particularidad más fuerte que es la vitivinicultura como uno de los estados más antiguos en el cultivo de la vid en el continente americano, surge con fuerza para mostrar las posibilidades del estado para producir diferentes tipos de vino”.  El ing. Santiago anunció los lanzamientos que prepara la vinícola para éste año: dos nuevas etiquetas de la línea Orlandi, un vino tinto creado a partir de tempranillo y cabernet sauvignon así como un vino blanco elaborado con los varietales chardonnay y chenin blanc.

El festival contó con una renovada área de degustación, cubierta por césped que hizo una gran mejoría con respecto al año anterior en dónde se emplazaron las mesas de degustación que en cierto momento se vieron superadas por la cantidad de visitantes. Como en las ediciones previas se realizaron catas de vino, algunas con los enólogos de las bodegas participantes: L.A. Cetto, Baron Balché, Viñedos Azteca, Cava Aragón, Emeve, D’Poncelis, Casa Madero, Vinícola Fraternidad, Monte Xanic, Fratelli Pasini, Las Nubes, y por supuesto, los anfitriones La Redonda.

"Los vinos mexicanos están hechos para el paladar mexicano, están hechos en nuestra tierra, tienen sabores particulares de México" -Claudio Bortoluz Muñoz

Gran cantidad de estudiantes de gastronomía se agasajaron con la información de las conferencias que se llevaron a cabo, como el “Taller Expresión del Vino Mexicano” impartido por la sommelier y comunicadora Pilar Meré, “El Vino Mexicano en un mundo globalizado” por el sommelier y juez internacional René Rentería y “Visión sobre el Vino Mexicano desde la óptica de un sommelier” por el reconocido sommelier Pedro Poncelis.

Aquellos interesados en la gastronomía, disfrutaron de uno de las más exitosas presentaciones, el “Taller gastronómico sensorial” del chef Roberto de la Parra de Nación Gastronómica, en dónde se realizó un ejercicio de demostración culinaria con maridajes y una inusual ambientación musical para cada platillo preparado.

Se efectuó el tradicional paseo a los viñedos en el transporte de la bodega mientras otras numerosas familias disfrutaron del cálido clima del fin de semana, en las áreas de mesas ubicadas al lado de la zona de expositores y alrededor del restaurante de la vinícola, acompañados de música de diferentes géneros: mariachi, blues y rock animaron el ambiente en el escenario principal, mientras un DJ musicalizó la zona de degustación.

Los expositores ven en el festival una exitosa fórmula, no sólo es posible tener contacto directo con el público para explicar sus propuestas enológicas sino también vender sus productos, por lo que para algunos vale el costo de transportación de producto y personal desde el norte del país. Algunos productores expresaron su satisfacción con respecto a que el interés del público por conocer más del vino y los procesos relacionados va creciendo: “se detienen a preguntar y se nota su inquietud por aprender del vino” expresó un productor de Baja California. “El ambiente que veo es muy similar al de las fiestas de la vendimia en Ensenada” expresó otro viticultor.

Los asistentes pudieron conocer las diferencias de estilos de vinos de prácticamente toda la república, Querétaro por supuesto, Baja California quienes formaron la mayor parte de los expositores y Coahuila con las importantes bodegas de Casa Madero y Rivero González.

Área principal de degustación, La Redonda Vinícola Mexicana

En representación de sus propios proyectos vinícolas empresarios y enólogos participaron Hans Backhoff CEO de Monte Xanic, Christoph Gaetner de Vinisterra, Don Juan Ríos y su enólogo Jesús Rivera de Barón Balché, Paolo Paoloni de Villa Montefiori, Alejandro Cabello de Fratelli Pasini, la familia Bibayoff en sus diferentes proyectos, Víctor Segura de Las Nubes, Salomón Cohen de Fraternidad, Gilberto Salinas de GSalinas, el “Capi” Oscar Obregón de Norte 32, Amado Garza de Viñas Garza, Marvin y Jesica Díaz de León de Vinos Hasta que se Agoten, Mario Montaño de Montaño-Benson, Areli Curiel de Chateau Camou, Alberta Ceja de Xecué,  Jesus Cardoso de Viñedos Azteca, Max Dorantes de Dorantes Cervera, José Luis Rendón y sus socios de Cava Aragón, Jorge Noguez de Moebius y Alvaro Alvarez de Alximia entre muchos otros.

Los reconocidos sommeliers y ahora emprendedores con su proyecto propio, Pedro Poncelis Sr y Pedro Poncelis hijo, presentaron su vino D’Poncelis el cual han lanzado recientemente al mercado.

Al final del evento, los fuegos artificiales cerraron con broche de oro las jornadas del Festival dejando una grata impresión a los asistentes.

Toda propuesta es susceptible de mejoras, la separación de la zona de degustación en dos secciones dejó en cierta desventaja a aquellos expositores en la sección de carpas de catas. Por el volumen de visitantes quizá sea económicamente factible eliminar totalmente el costo de las catas permitiendo que un público mayor conozca con mayor comodidad los conceptos de enología y viticultura. El otro lado de la moneda: el éxito en términos de números de visitantes dejaron estrechos los pasillos en la zona principal de degustación.

Familias disfrutando de un clima agradable

Sin embargo, a pesar de los detalles fue un exitoso festival: para los visitantes, para los expositores, para los hoteles de Tequisquiapan y Ezequiel Montes quienes registraron llenos totales. Desde luego para La Redonda y en particular para el vino mexicano: el objetivo de mostrar la variedad del vino nacional en un contexto familiar se cumplió.

La familia Bortoluz ha sabido escuchar las solicitudes tanto del público como de los productores. La exposición gozó de mayor comodidad en comparación con la edición anterior, la calidad de los contenidos de las catas y conferencias aumentó y la organización mejoró notablemente. ¿Qué sigue? Trabajar en ofrecer la gastronomía a la par de los vinos, quizá invitar a chefs y restauranteros locales para que al lado de cada mesa de degustación se pueda disfrutar de la deliciosa propuesta gastronómica de Querétaro y de ésta forma completar la experiencia.

Un Festival cuyo nombre ha quedado superado, 100 vinos mexicanos en una misma muestra parecían una meta difícil de lograr hace tres años, hoy día cuatro veces ese número de etiquetas demuestran una industria que ha crecido de forma importante en los últimos años. Manejar con el congreso el tema de impuestos, aumentar las áreas cultivadas de vid para vino, mejorar la calidad y la consistencia son los retos en estos días para el vino mexicano. Sin embargo, para aquellos que vivieron el festival sin duda, se llevaron un grato sabor de boca… a vino mexicano.

No te pierdas la galería de fotos en Facebook