Delicioso Brunello di Montalcino: Castello Banfi
El nombre Brunello di Montalcino está íntimamente ligado al de la familia Biondi-Santi. Se le atribuye a Ferruccio Biondi-Santi el haber utilizado por vez primera Brunello di Montalcino para su vino en 1888. Se considera que la familia Biondi-Santi fue la que logró aislar un clon específico de la variedad Sangiovesse Grosso -también llamada Brunello- y se dice que fue un vino de Clemente Santi, descrito como "Vino tinto seleccionado (Brunello)" el que obtuvo una medalla de plata en la Feria de Agricultura de Montepulciano en 1965.

Sin embargo la Brunello di Montalcino D.O.C.G (Denominazione di Origine Controllata e Garantita) es hoy en día sinónimo de vinos de calidad de la región de Toscana en Italia. Su clima le permite crear vinos distintos a los Chianti, ya que cuenta con menor precipitación que la región de Chianti Classico y mayor amplitud térmica gracias a las frías brisas marinas provenientes del suroeste que ventilan los valles permitiendo una completa maduración de las uvas.

El uso exclusivo de la Sangioves -aunque no siempre fue así- y un lento proceso de liberación de las cosechas son características de los Brunello di Montalcino. Las regulaciones de la D.O.C en 1960 establecieron un período mínimo de crianza de 42 meses, condición ratificada en 1980 cuando se convirtió en D.O.C.G.

De reconocimiento mundial, lamentablemente no son tan comunes los Brunellos en el mercado mexicano, sin embargo, la versión de Castello Banfi es muy recomendable por su potencia aromática y equilibrio.



Nombre del vino: Castello Banfi Brunello di Montalcino
Productor: Castello Banfi
País: Italia
Región: Toscana, Montalcino, Brunello di Montalcino DOCG
Variedades de uva: 100% Sangiovese
Maduración: 2 años, 50% barricas de roble francés y 50% toneles de roble de Eslovaquia
Alcohol: 13%
Cosecha: 2001
Precio (MXP): $960 (Vinoteca)

En vista es un vino de gran concentración de color, de tono granate obscuro con un ribete ligeramente teja. Limpio, brillante y atractivo. En nariz es una verdadera delicia, aromas de ciruelas maduras, hojas de tabaco, un poco de tierra mojada y caramelo le confieren complejidad y evolución en copa. En paladar es un excelente vino con gran equilibrio entre la acidez, taninos pulidos, aromas de frutas rojas maduras y un final largo muy agradable que recuerda el caramelo tostado. Un vino que con sus más de diez años de edad ha tenido el tiempo suficiente para calmar el ímpetu de sus aromas a frutas y taninos, quedando un vino potente pero muy elegante.

Perfecto para acompañar platos fuertes, complejos y especiados. Risotto a la trufa blanca, estofados de res, chuletas de cordero, pato con una salsa de frutos rojos o incluso una ternera a la parmigiana serán platillos cuyos sabores se complementarán deliciosamente con éste exquisito vino.

En definitivo, un vino muy recomendable. Disponible en tiendas Vinoteca, es un vino que vale gota a gota su precio y otorga un momento muy placentero, para compartir con la pareja, los amigos o la familia, será el condimento perfecto para un momento inolvidable.

¡Salud!
Dr. Salsa
Twitter: @drsalsamx




Otras notas relacionadas:
Los vinos blancos más interesantes del año
Un Classico para disfrutar siempre... ¡vinazo!
Para celebrar el Día Mundial del Malbec: Achaval Ferrer Malbec
Nebbiolo mexicano: Naturaleza y enología
La Nariz de México con vinos de Cataluña


Enlaces externos:
Castello Banfi website
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!