Posters de la 8a Cata de la revista Día Siete: Los 30 mejores vinos Mexicanos
La Revista Día Siete del diario mexicano El Universal realiza de forma anual una extensiva cata con diversos sommeliers, periodistas especializados, enólogos, chefs, e importadores de una buena lista de etiquetas de vino mexicano, en esta ocasión 85, y posteriormente publican una lista con los 30 vinos mejor calificados.

Esta revista es posible de solicitarla en números atrasados de El Universal. Mi recomendación es que se hagan del original porque después de batallar un poco para tomar completo el poster, esto fue el mejor resultado obtenido:









Es posible escuchar la narración del maestro Pedro Poncelis Brambila en su participación en la estación radiofónica W Radio y ver la lista completa de vinos con más información en sus páginas:
Día Siete publicó su lista 2009 de los 30 mejores vinos Mexicanos
La 8va Cata de Vinos Mexicanos de Dia Siete


Notas relacionadas:

Ganadores del XVII Concurso Internacional Ensenada Tierra de Vinos 2009
Excelentes blogs mexicanos sobre vinos
Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!
Descubriendo el Universo: Cata a Ciegas en la Cd. de México
El sommelier Tomás Salazar, invita este próximo miércoles 9 de Diciembre, a participar en una cata a ciegas de seis diferentes vinos en "El Ristorante Cabiria" en la Colonia Roma de la Ciudad de México.

Precio: $350.00
Reservaciones al teléfono: 2974-7980 al 82


Charla con Hugo D'Acosta y sus vinos Franco-mexicanos
El pasado viernes 6 de noviembre se llevó a cabo el encuentro con Hugo D'Acosta, el célebre enólogo queretense/ensenadense (porque fue en Ensenada en dónde despegaron sus proyectos enológicos) en la tienda Bacus de Satélite en lo que los vecinos llaman la Zona Azul.


Hugo D'Acosta charlando en la cata de sus vinos en Bacus Satélite


Desde temprano el equipo de trabajo de la tienda, dispuso botellas, copas y sillas para recibir al público que dió una excelente respuesta, sobrepasando incluso la expectativa de Bacus.

Poco más tarde la tienda estaba atiborrada de gente, y sin mayor preámbulo que una rápida presentación de Alejandro Zárate, Hugo inició la charla y presentación de sus vinos de La Borde Vieille.


La tienda antes de la multitud en la cata


Hugo comentó que el proyecto surgió de la inquietud de aceptar nuevos retos y junto con un grupo de socios y Casa de Piedra, analizaron diversas regiones y eligió la zona de Corbières primero por la calidad de sus terruños, en segundo lugar por su relativa lejanía de grandes productores y para tener la libertad de experimentar con los vinos sin necesariamente encuadrarse en los lineamientos de la Denominación de Origen existente para la región.

Me llamó mucho la atención la detallada descripción del terreno: comentó que se trataba de un conjunto de parcelas más que un valle todo con las mismas características, sino un grupo de parcelas con las diferentes variadades usadas para sus vinos: el Grenache, Carignan y Syrah, con influencia de montaña y un suelo de delgadas lajas parecido al terruño del Priorato región célebre por sus suelos de lajas que le proporciona una potencia mineral a la fruta que más adelante se transporta al vino.

También comentó que los cuatro vinos, el blanco Carignan, llamado Parteaguas, así como los tintos son el resultado de muchas "experiencias", de múltiples microvinificaciones, que si fuera por él, haría 40 o 50 vinos distintos, pero que por razones obvias no era posible y por lo tanto decidió crear tres vinos jugando con los variatales y la producción de cada grupo de plantas porque comentó que aunque sean la misma cepa, los suelos tienen diferentes características: exposición al sol y ubicación dentro del terreno lo que aporta variaciones en la fruta.

Con respecto a la producción de fruta por parra, comentó que se hace una seria reducción para disminuir la producción por planta y asi aumentar la calidad.

En cuanto a las diferencias encontradas entre Francia y México, comentó que en México es más díficil determinar el momento oportuno para realizar la vendimia, digamos el punto exacto de la maduración de la fruta, mientras que en Francia encontró la viña de maduración más estable. También platicó del escepticismo inicial de los franceses sobre productores extranjeros pero que ha usado la estrategia de no querer imitar un vino francés como los ya existentes en el mercado, sino presentar un vino serio, pero diferente, sin querer imponer la mexicanidad pero que obviamente en su obra enológica no se puede deshacer de su experiencia en México y queriendo o no, sus vinos también reflejan ese estilo mexicano de hacer vino.

Platicando sobre las proporciones y de las "dominancias" de las cepas de sus vinos, comentó que aproximadamente se reparte 15%, 15% y 70%, siendo obviamente la dominancia el del mayor porcentaje.

El diseño de la etiqueta es peculiar, totalmente minimalista, de entrada el nombre de la bodega La Borde Vieille que significa la Casa Vieja pero no en francés sino en lengua Celta, y que para nada trató de imitar las clásicas etiquetas de vinos franceses con el clásico dibujo de una fachada de bodega y demás información en la etiqueta, también llama la atención la etiqueta porque ha colocado una imágen ícono de la mexicanidad: un Aguila devorando una serpiente sobre un nopal (una versión antigua tomada de alguna bandera de los tiempos de la Guerra de Reforma), sutil detalle mexicano porque comentan que los extranjeros no notan la relación con la bandera mexicana.




Por otro lado lo peculiar es lo muy parecido de las tres etiquetas. Si ustedes ven las etiquetas de sus vinos tintos, a primera vista parecen idénticos, y sólo con una observación más detallada es posible percibir una diferencia en cada botella en las "siglas" en código braile en la parte inferior derecha de la etiqueta, o mirando la contraetiqueta en dónde se puede percibir la sigla en rojo de la dominancia.

Hugo comentó que deliberadamente el diseño de las etiquetas son casi iguales para quitar los prejuicios sobre las cepas "qué la gente pruebe, experimente los sabores sin prejuicios".


A continuación comparto mis notas de cata de los vinos, los tres vinos me parecieron muy correctos, elegantes, aromáticos y de taninos sutiles, aunque diferentes entre si:





La Borde Vieille DGR - Dominancia Grenache

Empezamos con la Grenache, cultivado en 25 ha bien delimitadas y con un año de barrica francesa (1/3 nuevas, 1/3 de segundo uso y 1/3 de tercer uso), en vista es un vino rubí obscuro, de capa media alta y buena adherencia en copa.

En nariz me pareció bastante aromático a frutas maduras pero no en compota, tenía buenos aromas secundarios de la ferementación: lácteos y cárnicos y más adelante se percibe claramente la barrica en buena armonía con el resto de aromas.

En boca es un vino muy noble, con ataque medio pero de taninos limados y confirmó en el paladar el sabor a frutas rojas maduras, ciruelas principalmente, con algunas ligeras referencias minerales, con algo de acidez pero nada seco y un aterciopelado final medio.

Me agradó, me pareció redondo en todas sus características, con una buena potencia aromática.



La Borde Vieille DSY - Dominancia Syrah

Comentó Hugo que el Syrah es una cepa relativamente nueva en la región ya que no existía hace 100 o 200 años, sino que fue introducida a penas hace unos 20 años y que ha tenido mucho éxito porque sirve para "amalgamar" los vinos.

En vista también es un vino rubí obscuro, limpio y que formaba lindas piernas en las paredes de la copa. En nariz, es más potente a frutas rojas maduras que sus hermanos, con claros aromas de ciruela madura, hojarasca y hasta mentol o eucalipto, me recordó los vinos chilenos también con aromas lácteos y notas a chocolate amargo, por supuesto un poco de madera pero diría yo que huele más a fruta que a otra cosa.

En el paladar percibí un vino redondo, también noble, de taninos totalmente domados, y se confirmaron los sabores a frutas con un final más largo que el Grenache.

De los tres vinos, me pareció el más aromático aunque más adelante comentó Hugo que los otros dos vinos requieren más tiempo para que abran, y en la cata desafortudamente nos faltó tiempo para ver la evolución de los caldos en copa. Es interesante probar los tres, sin embargo mi paladar se inclinó para favorecer el Syrah.



La Borde Vieille DSY - Dominancia Carignan

Finalmente concluimos con el Carignan, también buen vino, correcto, frutal, prácticamente nada mineral. En vista como sus vinos hermanos, presenta un color rojo rubí obscuro, ribetes obscuros y buena densidad aparente.

En nariz es un vino menos aromático que el Syrah, pero que me recordó frutas rojas menos maduras, también elegante y mentolado con aromás de la fermentación maloláctica y un poco de madera, bien armonizada en todo el conjunto.

En paladar el ataque es medio, confirma el sabor a frutas más frescas, con buena acidez, pero quizás de los tres es el que me pareción con menor potencia tánica y quizás sea el que menos longevidad tenga en cava. Es un vino con un final largo y muy, muy suave.


Los tres tipos de botellas fueron buenos vinos, muy bien hechos, elegantes y sutiles. El Syrah fue el que me pareció con mayor complejidad aromática, y luego entonces, mi recomendación.





Más adelante hubo la oportunidad de tomarse fotos con Hugo, firmar autográfos y charlar un poco sobre temas más allá de La Borde Vieille.

De lo que charlamos me llamó la atención un par de comentarios:
Primero que la Escuelita es creada y mantenida solamente por recursos de Casa de Piedra, yo tenía la equivocada idea de que había aportaciones de otros lados, pero confirmó que Hugo tiene el espíritu de contagiar a todos, no sólo a conocer y tomar vino, sino a hacer, producir, y mejorar la calidad del vino mexicano.

Por otro lado le pregunté qué le gustaría ver en el Valle de Guadalupe más adelante a lo que me comentó que lo ideal para él, es que continuara la explosión de pequeñas bodegas con vinos totalmente únicos e individuales, con carácter propio, y que así se aumentara el abanico de opciones del vino mexicano y a la par, el aumento en la calidad de la producción, dando la idea de que en la riqueza está en la diversidad.


Sin duda fue una experiencia única el tener el contacto directo con un protagonista del vino mexicano, y un empresario que ha trascendido las fronteras, toda su charla fue muy amena e interesante aportando mucha información para nosotros los aficionados al vino.



Hugo D'Acosta y el Dr. Salsa

Quiero agradecer a Emilie Valencia y Alejandro Zárate quienes lograron crear esta oportunidad de encuentro con Hugo D'Acosta y de conocer sus vinos y en voz de su creador, las características de cada uno de ellos.

¡Gracias Hugo, gracias Bacus por tan excelente oportunidad!


Y hablando de oportunidades, me comentan en Bacus que pronto será la cata y encuentro con otra personalidad del vino mexicano: ¡JOsé Luis Durand! en su recién inaugurada sucursal en la Colonia del Valle, asi que seguiremos aprendiendo del vino y lo mejor de todo, ampliando la experiencia de nuestro paladar con nuevos vinos.

¡Saludos!
Dr. Salsa



Notas relacionadas:
Más información sobre la trayectoria de Hugo D'Acosta y sus vinos:
Hugo D'Acosta: Autor de vinos franceses con sazón mexicano

Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!

Cata de vinos orgánicos en Bacus y nuevas sucursales en la ciudad

Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin




Otra reseña del mismo evento por mi compañero Omar Hernández en su blog Vinoencuentro:
Hugo D'Acosta y “La Borde Vieille”


Hugo D'Acosta: Autor de vinos franceses con sazón mexicano

"Un patrimonio existe, siempre y cuando lo cuidemos y lo potenciemos."





Con motivo del encuentro y cata con Hugo D'Acosta en Bacus Satélite para conocer los vinos que han resultado de su último emprendimiento en el epicentro de la industria vinícola mundial, en la región de Corbières al suroeste de Francia: la bodega La Borde Vieille (que en español quiere decir "la casa vieja") quiero compartir una breve reseña de este importantísimo impulsor de la viticultura nacional.

No se puede hablar de la historia moderna del vino mexicano sin mencionar el nombre de Hugo D'Acosta. Enólogo mexicano que en un taller de fruticultura encontró el origen de su pasión que mas tarde dió forma con estudios en el ITESM Querétaro y en Montpellier Francia ha participado en múltiples proyectos en la región del Valle de Guadalupe en Baja California, y paulatinamente desde hace más de veinte años, ha marcado la forma de hacer vino y vender vino de la región.

Después de trabajar un largo periodo en la Bodega Santo Tomás, decidió separarse y fundar su propia bodega, la ahora famosa Casa de Piedra en dónde ha creado vinos de renombre, y al mismo tiempo ha encontrado espacio para asesorar y participar en varios proyectos como Adobe Guadalupe, Paralelo, Aborigen y en especial ha impulsado una incubadora muy importante de bodegas, a través de un proyecto llamado La Estación de Oficios El Porvenir, más conocida con el cariñoso mote de "La Escuelita" que ha sido una inspiración para la región.

En La escuelita, asisten por igual doctores, abogados, restauranteros, propietarios de terrenos de los alrededores, sommeliers, interesados en conocer los secretos de la vinificación. Estos cursos de enología teórico-prácticos han sido el inicio de algunas empresas vinícolas de la región que más adelante, ya como proyectos individuales han producido vinos con excelente recepción en el mercado como son los vinos Lafarga y Pijoan, asi como el vino de la casa  "Estación El Porvenir" que igualmente ha recibido diversos comentarios favorables.

Hugo ha tratado de imprimir una personalidad única en cada uno de los vinos que ha producido en las diferentes bodegas, reflejando su contexto y la visión de cada proyecto, intentado aprovechar la diversidad de terruños y de varietales de la zona  para crear una gama de productos en los que cada vino represente el lugar de dónde viene.


Con respecto al futuro de la industria vinícola nacional, Hugo ve una dualidad en las oportunidades del sector, por un lado, le agrada el dinamismo que presenta a través del interés de los consumidores jóvenes en el vino así como la propuesta seria de las empresas, sin embargo también observa varios retos, cómo expresó en la entrevista que tuvo con Juan Sotres:
Y en esa visión a largo plazo, Hugo asegura que es indispensable crecer y jugar en el escenario mundial del vino para prevalecer. Con esta idea en mente, después de buscar terrenos adecuados en Argentina y seguramente otras regiones, junto con un grupo de inversionistas finalmente decidió emprender un proyecto en Francia, adquiriendo La Borde Vieille, en la zona suroeste cerca de los pirineos.
"...No hemos dado el suficiente peso específico a los riesgos, el verdadero uso del suelo de las zonas privilegiadas que tenemos, el cuidado del agua, el entendimiento de los mexicanos que un patrimonio existe, siempre y cuando lo cuidemos y lo potenciemos".


De este proyecto a partir del 2007 ha sacado cinco líneas de productos: dos vinos blancos que ha denominado Parteaguas y tres vinos tintos de coupage, los Borde Vieille, creados con un espíritu de experimentación a partir de las variedades locales disponibles: Syrah, Carignan y Grenache.

Los tres vinos tintos se hicieron con mezcla de los varietales en diferentes proporciones, por lo que se  distingue a cada vino por las "dominancias" de cada uno de ellos.

Al inicio, cuenta Hugo que se encontró con el escepticismo de los franceses, sin embargo comenta que de esta experiencia el enólogo mexicano se ha enriquecido mucho: se ha retroalimentado de la experiencia de 60 años de los productores locales y se ha refrescado en los métodos de producción.

Sin duda, un pilar en la regeneración del mercado vinícola nacional Hugo D'Acosta ha demostrado que la apuesta de pequeños volúmenes de producción y calidad puede ser un buen negocio y que no hay límites en la capacidad de imaginar proyectos que impulsen toda una región, e incluso, podría decir, una industria.

Por lo pronto, ya tengo ansiedad por probar esos vinos y ver si los caldos están a la altura de la leyenda.

Dr. Salsa.


Fichas técnicas de los vinos Parteaguas


PARTEAGUAS No 1 Carignan

Cepas: Carignan Blanco y Macabeo
Color: Amarillo claro y paja con reflejos ligeramente verdes y plateados
Nariz: Toques herbaceos y cítricos con mucho limón verde y algunas notas de frutas secas como la almendra
Paladar: Ataque fresco y suave con una muy buena acidez. Mitad viva con sabores a limón y algo de mineralidad presente. Final afrutados, redondo con una persistencia media
Armonización: En aperitivo, al copeo, puede ser muy refrescante. Se llevaría muy bien con crustáceos y mariscos, pescados suaves y carnes blancas en salsas de limón!! Lo podríamos muy bien apreciar con quesos suaves y postres a base de frutas blancas como manzanas verdes

PARTEAGUAS No 2 Grenache
Cepas: Grenache girs y Macabeo
Color: Amarillo claro y paja con reflejos ligeramente verdes y plateados.
Nariz: Toques de frutas cítricas que se combina al toque de madera con la mantequilla.
Paladar: Un vino más serio… un vino mas estructurado con una cierta untuosidad, con toques de mantequilla escondidos atrás la fruta.
Armonización: Un vino de mariscos… bien estructurado que permite maridar este vino con platillos fuertes de ostras hasta pescado en salsa de limón pasando por ¡tacos de Camaron!



Fichas técnicas de los vinos La Borde Vielle

La Borde Vieille DSY
Corbières
Cepas: Syrah; Grenache; Carignan
Dominancia: Syrah
Color: Rojo muy cereza,intenso con lagrimas finas.
Nariz: Frutas negras, ciruela y algo verde en los toques vegetales
Paladar: Mucha frutas negras, en abundancia completado y refrezcado por toques de regaliz y de hierbas de provincia. Acidez alta. Un vino medio potente.
Armonización:
El vino mas fácil de los 3 hermanos, lo podemos combinar con carne de res, pollo bien condimentado y también con platillos picosos.

La Borde Vieille DGR
Cepas: Syrah; Grenache; Carignan
Dominancia: Grenache
Color: Violeta oscuro con lagrimas gruesas
Nariz: Frutas negras tipo moras, ciruelas, arándano. También, notamos notas más salvajes de animal y de piel.
Paladar: Encontramos aquí las mismas cosas que en nariz. Además, se complementa con toques de cacao, de pimienta negra.
Armonización:
Tenemos aquí el intermediario. Vino muy expresivo y presente en boca, logra también a ser agradable. Por eso que lo vamos a casar con carne de res bien condimentada y tamnbien todo lo que son estofados y carne de caza.

La Borde Vieille DCR
Cepas: Syrah; Grenache; Carignan

Color: Violeta intenso y oscuro
Nariz: Fresca con muchas frutas negras, maduras. Tambien nos llega algo herbaceo cerca del eucalipto.
Paladar: Es un vino de Terroir con mucha fruta negra en boca pero también un vino muy estructurado, tánico, seco.
Armonización: El mas rugoso de los tres. Es un vino potente que merece platillos bien preparados con carne de caza, con estofados. Platillos fuertes y potentes como lo es ¡este vino!




Enlaces externos

Mi recomendación es que escuchen la entrevista que ha realizado Juan Sotres disponibles en los sitios de Vinos para principiantes: Episodio 52. Hugo D'Acosta

Diario del Vino, Una vida dedicada al vino

Nota de cata de Parteguas por los amigos de buenavida.com.mx, 2007 Parteaguas, Languedoc, Francia.

El Porvenir de la Enología

Little Big Wine School - Hugo D'Acosta teaches budding vintners to make artisanal wines with their hands

Hacia dónde va el valle




Notas relacionadas:
Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!
Vino y romance, seis experiencias para compartir en pareja
Cata de vinos orgánicos en Bacus y nuevas sucursales en la ciudad
Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin