Presentación nuevo diseño de etiquetas de Monte Xanic
La bodega de vino mexicano Monte Xanic ha realizado la presentación de nuevos diseños para todas sus líneas en búsqueda de una renovación constante.

Hans Backhoff, Director de la bodega comentó que la bodega se ha distinguido a través de su historia por innovar. La empresa basada en Baja California, inició una revolución en la industria del vino mexicano en los años 80.

Con la nueva imágen Monte Xanic muestra un espíritu renovado pero manteniendo la calidad en sus diferentes etiquetas.








Sigue a Vinus Tripudium en Twitter: @VinusTrip
Únete a la comunidad de entusiastas de vino más grande de México: MyVinusTripudium



Otras notas relacionadas:
Malbec: protagonista de la enología del Nuevo Mundo
Fantástico Malbec: Bodegas Salentein Primus
Un vino para compartir: Altos Las Hormigas Malbec-Terroir
Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Festín de la Ribera del Duero en Gloutonnerie Polanco
Bodega Sottano, vinos argentinos de élite

Vinos de Bodega Sottano, Argentina

Por Cris Carménère

Como parte del calendario de la 2da. Quincena del Vino Argentino organizada por la cadena de tiendas La Europea fueron presentados los vinos de la Bodega Sottano por el propietario de la bodega Diego Sottano.

Sottano comentó que la bodega asentada en Mendoza, al pie de la Coordillera de los Andes, en el distrito de Perdriel denominado Primera Zona es un emprendimiento familiar cuya producción de vinos se limita solo a aquellos de alta gama.

La intención de Sottano es rescatar lo mejor de los procesos tradicionales, el trabajo arduo y la última tecnología de la industria para satisfacer los paladares más exigentes.

Hoy día los viñedos son manejados por la 4ta generación inspirados por Don Fioravante Sottano oriundo del Véneto Italia, quién llegó a Mendoza en el año de 1890. Fue pionero en la industria mendocina promocionando la agricultura y la industria de la región.

Diego Sottano, socio propietario Bodegas Sottano

El proceso de la elaboración es minuciosamente cuidada. Inicia en los viñedos en donde personal capacitado para la cosecha corta racimo por racimo con tijera y lo deposita con cuidado en cajas de 12 kilos para no maltratar el grano y evitar que inicie una fermentación temprana no deseada.

Las cajas son volcadas en bandas transportadoras en donde los racimos son seleccionados eliminando los que están en mal estado y extrayendo también las hojas. Estos racimos entran en la máquina despalilladora, separando  los granos del escobajo los cuales caerán en otra banda transportadora para una segunda selección y elegir solo aquellos en óptimo estado.

Esta tarea de doble cinta y una cuidadosa vinificación asegura la producción de sus grandes vinos, combinación de procesos y terruño.

Se presentaron las etiquetas de la Bodega Sottano que se encuentran disponibles en México: la línea Sottano clásica que son vinos jóvenes, Reserva que cuenta con 12 meses en barrica, la línea Reserva de Familia premiados a nivel mundial y Judas el vino insignia de esta bodega.

El primer vino fue Sottano Malbec de la línea clásica,  hecho 100% con la variedad de uva Malbec. A la vista tiene un color rojo intenso y es un vino brillante y limpio. En nariz se aprecian los frutos rojos compotados como la ciruela y las moras, notas a chocolate y vainilla que le aportan la barrica de roble francés. Buena presencia de taninos, un vino elegante con un largo final.

Seguimos con Sottano Cabernet Sauvignon de la línea clásica, monovarietal Cabernet Sauvignon. A la vista tiene un color rojo rubí. En nariz se aprecian notas de café, tabaco y especias. En boca taninos suaves y maduros. 

Reserva Malbec también monovarietal, en nariz se aprecian los frutos rojos y negros, especias como la canela. Un vino con buena estructura, taninos maduros y final largo.


Vino Judas, Bodega Sottano, 100% Malbec, Argentina

Judas el vino representativo de la Bodega, está hecho con uvas que provienen de viñas de más de 85 años de antigüedad y es de un color rojo intenso, brillante y limpio.

En nariz se muestra una gran intensidad aromática en donde se aprecian notas a tabaco, menta, chocolate, así como especias como la pimienta blanca y el clavo. Con taninos suaves y aterciopelados, presenta una buena acidez. Este vino tiene crianza de 18 meses en barricas de roble de primer uso (70% francés – 30% americano).

La etiqueta del vino Judas encierra una gran historia familiar de la cual proviene su nombre tan especial. El proyecto nació hace 16 años, cuando el padre de Diego los juntó a él y a sus otros dos hermanos y les propuso tomar la partida de vinos que mejor les saliera. La idea original era guardar este vino para la familia y amigos y no compartirlo con nadie hasta que estuvieran seguros que era el vino perfecto para vender.

Así pasaron el primer y segundo año sin novedad. Al tercer año, el hermano menor Mauricio Sottano les dijo que tenía una mala y una buena noticia: la mala noticia era que había vendido algunas botellas y la buena era que el vino había sido muy bien aceptado.

El padre de Diego entre enojo y alegría decidió iniciar su venta y lo nombró Judas debido a la "traición del hijo menor" al pacto familiar.

Disponibles en la tienda de productos gourmet La Europea, los vinos de Bodega Sottano son producto de una combinación perfecta de condiciones favorables: ubicación de los viñedos, clima y el terruño, así como de los cuidados minuciosos en su cosecha y elaboración. Todos estos factores se expresan gratamente al momento de probarlos y cautivan al degustador con sus colores, aromas y sabores en cada una de sus líneas.

¡Salud!
Cris Carménère
Sigue a Cris Carménère en Twitter: @CrisZepeda

Sigue a Vinus Tripudium en Twitter: @VinusTrip
Únete a la comunidad de entusiastas de vino más grande de México: MyVinusTripudium



Otras notas relacionadas:
Malbec: protagonista de la enología del Nuevo Mundo
Fantástico Malbec: Bodegas Salentein Primus
Un vino para compartir: Altos Las Hormigas Malbec-Terroir
Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Festín de la Ribera del Duero en Gloutonnerie Polanco
Festín de la Ribera del Duero en Gloutonnerie Polanco

Ribera del Duero es una de las regiones más reconocidas en España y el mundo debido a la tradición, el renombre de las bodegas que en ella se encuentran y la extraordinaria calidad de sus vinos.

Por Abby Syrah

Con el fin de promover mayor interés sobre esta Denominación de Origen, el Consejo Regulador de la Ribera del Duero organizó una serie de catas con la reconocida sommelière española Gemma Vela, sommelière del Hotel Ritz de Madrid y galardonada con el Premio Nacional de Gastronomía 2013 en veinte universidades en la Ciudad de México. Para culminar este recorrido, se ofreció una maravillosa cata VIP en el reconocido restaurante Gloutonnerie de Campos Eliseos, con la compañía de grandes personalidades en el mundo del vino.

Menú de la cata Ribera del Duero en Gloutonnerie Polanco

Antes de empezar a degustar los sacrosantos alimentos, Gemma nos llevó de la mano para conocer los datos más atractivos sobre la región. La historia comienza en 1972, cuando investigaciones antropológicas descubrieron un mosaico antiguo, de más de 2000 años de edad, en el cual representaban la cosecha de las uvas y una copa que contenía restos de tartrato, y con ello comprobaron la antiguedad de la tradición del vino en esta tierra.

Con los siglos la Tempranillo o Tinta del país se conviretieron en la uva emblemática de la región. Sin embargo, debido a que en 1880 invadió la plaga de la filoxera a los viñedos europeos, para recuperar al suelo y nuevas cosechas se aceptaron otras tres variedades viníferas: Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec.

En 1985 se fundó el Consejo Regulador para la Denominación de Origen y aunque la región es relativamente joven, en ella se elaboran los vinos con mayor reconocimiento internacional como Vega Sicilia y Pingus, por mencionar algunos.

Sommeliere Gemma Vela explicando las características de la Ribera del Duero

Por otra parte, las características del terreno se componen por 2,400 horas sol, 4,500 ml. de  lluvia al año, con una temperatura de 40ºC en verano y -18ºC en invierno, lo que significa un diferencial térmico importante para el crecimiento ideal de la uva.

En cuanto a la producción se refiere, el Consejo Regulador indica que se puede tener un rendimiento máximo de 7,000 kg/ha por bodega, pero para evitar mala calidad en el producto, la mayoría de los fabricantes optan por una media de 4,000 kg/ha.

Después de esta introducción, Gemma se prepara para llevarnos al delicioso maridaje que han preparado para los invitados en el restaurante Gloutonnerie a cargo del sommelier Miguel Angel Cooley y el chef Said Padilla. Como aperitivo nos sirven una copa de Pruno Cosecha Roble 2013.

En vista se aprecia un rojo violáceo con un ribete azulado que pinta la copa, demuestra gran densidad con lágrimas gruesas. En nariz se encuentran ciruelas pasas, aromas que recuerdan el chile guajillo y champiñones frescos. Mientras en boca se detecta una acidez y taninos frescos, con sabores a jamaica, notas balsámicas y herbales.

Capa de color Pruno Crianza Roble

Como segundo tiempo empieza la ruleta de sabores. Ensalada de atún con vinagreta de frutos rojos acompañado de Prado Rey Crianza 2009. A la vista tiene un rojo picota, con un ribete intenso y destellos brillosos. En nariz hay frutas negras maduras, vainilla y nueces tostadas. Al probarlo se detecta cuero, té negro, tanino presente con una acidez suave. Este conjunto logra bajar la intensidad de la juventud del vino con el sabor del atún.

Prado Rey Crianza 2009

Ensalada de atún con vinagreta de frutos rojos 

Como siguiente tiempo, nos ofrecen Proventus Crianza 2009 para disfrutar con huachinango en salsa ahumada de res y trufa negra, los aromas de ambos son exorbitantes. El vino a primera vista muestra un rojo rubí con ribete rojo anaranjado, brilloso y con capa media. A la nariz se encuentran aromas terciarios como ahumado, maderas, además de notas balsámicas y cuero. En boca se manifiesta el mentol, un poco de picante, se comprueba la parte balsámica y se aprecia la fermentación maloláctica. Logrando una armonía impactante donde cada elemento destaca los mejores sabores.

Proventus Crianza 2009

Huachinango en salsa ahumada de res y trufa negra

A continuación, nos sirven un Filete Rossini acompañado por champiñones salteados con Protos Reserva 2009. En vista se nota un vino más evolucionado con un rojo rubí pero de ribete anaranjado y capa media baja. En nariz, destacan el cuero, canela, clavo, vainilla y la fermentación maloláctica. En boca se presenta una acidez constante con taninos pulidos, tonos ahumados, balsámicos y cuero. Contrario a lo que se pensaría, este vino consigue suavizar el sabor del platillo asimismo ayuda a limpiar el paladar para evitar saturación de sabores.

Protos Reserva

 Filete Rossini

Para cerrar la tarde, llega la hora del platillo final donde se ofrece un Crème brûlée de café con una copa de Valparaiso Crianza 2011. Esta pareja no tuvo comparación, el postre tenía el dulzor y la cantidad de café exacta para no amargar la preparación. En cuanto al vino, presenta un color rojo violeta con un ribete rubí. En nariz destacan las notas especiadas de tomillo, laurel, herbalidad y algunos frutos rojos maduros. En boca es un vino con acidez más fresca, tanino suave, notas de cuero y zarzamoras maduras.

Set de cata de Ribera del Duero

Valparaiso Crianza


Crème brûlée de café


Mauricio Linder, Lydia Serna, Gemma Vela y Vicente Marco.

Con esta cata-maridaje quedó claro que Ribera del Duero es una zona que tiene mucho que ofrecer tanto a los expertos como a las nuevas generaciones con las bodegas que se están desarrollando las cuales ponen en práctica las mejores técnicas para una elaboración que garantice la calidad que es parte de la identidad de la región.


Sígue a Abby twitter: @abbysyrah7
Sigue a Vinus Tripudium en Twitter: @VinusTrip
¡Únete a la charla en torno al vino en Facebook! MyVinusTripudium



Otras notas relacionadas:
Ribera del Duero: Tradición, innovación y pasión por el vino
Esplendor de la Tempranillo en Ribera del Duero
Joyas de Rioja Alavesa: Eguren Ugarte en México
Buena amistad entre los quesos y los vinos
Ibérico de bellota y Cava

Joyas de Rioja Alavesa: Eguren Ugarte en México

Vinos Eguren Ugarte

Auténticas joyas de Rioja a la par de sorprendentes platos desfilaron por nuestra mesa construyendo una velada inolvidable en dónde los protagonistas fueron la tradición y la maestría culinaria.

Por Abby Syrah

La convergencia de la pasión de seis generaciones dedicadas a la viticultura y producción de vino aunadas por una decidida pasión por la cocina, sólo pueden provocar una velada que puede ser calificada como... exquisita.

En esta ocasión, fuimos invitados a conocer la Bodega española riojana Eguren Ugarte. La cita fue en el restaurante La Mallorquina, convenientemente ubicada en Polanco, en la calle de Tennynson justo en frente del Parque Lincoln.

La cata fue dirigida por la Directora Comercial de la bodega, Sandra Aulló, quien con mucha pasión y amor que tiene por el vino, nos deleitó con el trabajo que realiza esta bodega familiar.

Sandra Aulló, Directora Comercial, Eguren Ugarte

Reinares y croquetas de jamón

Para empezar la velada, disfrutamos el vino Reinares de uva Tempranillo, elaborado con el fruto de jóvenes vides. Éste, fue pensado principalmente para copeo, debido a que en España es muy común acompañar las tertulias con vino.

Vino fácil de tomar, con un color rojo rubí, brillante y limpio. En nariz se pueden encontrar frutas rojas como frambuesa, arándano, grosella y mineralidad al fondo. Al probarlo, se aprecia un toque de gas carbónico y acidez, que ayudan a recalcar la juventud del vino. Para acompañar esta copa, nos ofrecieron un par de croquetas de jamón serrano, que destacaban la frescura del mismo.


Pazos de Eguren

A continuación llegó a nuestras copas, Pazos de Eguren, también de uva Tempranillo pero de un viñedo más longevo, con lo cual se logra mayor complejidad. A simple vista, tiene un color rojo violáceo, con capa media y destellos brillosos. En nariz tiene notas herbales, mayor mineralidad y especias como la pimienta rosa. En boca se perciben fresas, anís y una deliciosa acidez.

Como maridaje nos ofrecieron una rebanada de pan tomate y jamón serrano, que ayudó a limpiar el paladar y armonizar la acidez del vino.

Después, llegamos a los vinos de mayor sofisticación, empezando con Ugarte Cosecha 2012; el cual tiene 80% de Tempranillo y 20% de Garnacha con cuatro meses de barrica donde la Tempranillo se añeja en roble americano y la Garnacha en barrica francesa, para obtener las mejores características de cada uva.

A la vista, tiene un rojo cereza intenso, limpio y brillante. En nariz se detectan frutos rojos maduros como fresas, zarzamoras, un poco de jamaica y al oxigenarse se manifiestan notas dulces de caramelo, debido a la fermentación maloláctica. En boca, hay sabores elegantes de la barrica como nuez tostada, ahumado, con una suave pero notable acidez y mayor persistencia en el paladar.

El platillo para armonizar fue un salpicón de mariscos acompañado de aceite de oliva y un tomate cherry, con un toque de limón para no alterar los sabores del vino.

Ugarte Cosecha


Eguren Cincuenta con carrillera

Eguren Ochenta y pulpo a la parrilla

La siguiente etiqueta fue Cincuenta, de uva Tempranillo, que tiene un curioso origen; debido a que Vitorino quería celebrar 50 años de labor en el campo, regaló a importadores y clientes una botella con la mejor cosecha del año. Sin esperarlo, muchos le llamaron para hacer pedidos de éste y se hizo parte de los vinos de casa. Considerado como un vino de autor, no todos los años hay cosecha y el añejamiento puede variar según lo pida la uva.

Se puede apreciar un rojo rubí intenso, brillante y de capa media. Tiene aromas a frutas maduras, champiñones, cuero y pimienta negra. En boca, se aprecia la barrica con notas tostadas, chocolate amargo, mineralidad y una astringencia suave. Para acompañarlo, nos dieron una carrillera de cerdo con salsa roja, guarnición de puré de papa, juliana de espárragos, zanahorias y champiñones rebanados.

A continuación, catamos el vino Ochenta. Elaborado igualmente a partir de Tempranillo, es la versión Reserva de Cincuenta y la primera añada. Tiene un rojo violáceo con una capa más intensa y brillante. En nariz destaca el regaliz, casis, anís estrella y canela. En boca se aprecia la complejidad de la barrica con vainilla, roble, nueces acompañados de taninos que se equilibrarán con el tiempo de guarda, el cual se estima de diez años. ¡El maridaje no pudo ser mejor!, ¡un delicioso pulpo a la parrilla con pimentón a la naranja y rebanadas de papas!


Como último tiempo, nos deleitamos con Martín Cendoya, creado con 80% de Tempranillo, 15% Graciano y 5% Mazuelo. En vista tiene un rojo violeta intenso y gran brillo. En nariz se detecta la fermentación maloláctica con notas de cajeta, además de frutas compotadas, regaliz y un sutil pimiento verde. En paladar el tanino es vivo, con una acidez suave, donde se acentúan las frutas maduras, notas herbales y post gusto amplio y persistente. Se armonizó con un taco de rib eye y guacamole, que ayudó a disfrutar la complejidad del vino.

Para finalizar esta hermosa velada, un postre de leche frita acompañada de helado de turrón.

Leche frita y helado de turrón

Chef Carlos Arrieta y Sandra Aulló



No cabe duda que esta bodega tiene mucho que ofrecer con su historia, calidad y precio, ya que demuestran el cuidado que se tiene en el viñedo así como la experiencia de la familia a través de seis generaciones. Por otra parte, el chef de La Mallorquina, Carlos Arrieta demostró sus cualidades culinarias en sus maridajes; logrando que cada platillo fuera el mejor acompañante para los vinos.




Sígue a Abby twitter: @abbysyrah7
Sigue a Vinus Tripudium en Twitter: @VinusTrip
¡Únete a la charla en torno al vino en Facebook! MyVinusTripudium



Otras notas relacionadas:
Esplendor de la Tempranillo en Ribera del Duero
Cata de vinos Españoles de Castilla y León: Bodega Lleiroso (D.O. Ribera del Duero)
Nuevas D.O. de España a la conquista del paladar mexicano
Se busca embajador de la D.O. Vinos del Somontano
Encuesta: ¿De dónde son tus vinos favoritos?


Una de las ventajas del vino es que existe una enorme gama de opciones de origen, terruños, enólogos. Para ti, ¿de dónde provienen, es decir, de qué país son tus vinos favoritos?



Sigue a Vinus Tripudium en Twitter: @VinusTrip
¡Únete a la charla en torno al vino en Facebook! MyVinusTripudium


Otras notas relacionadas:
Esplendor de la Tempranillo en Ribera del Duero
Cata de vinos Españoles de Castilla y León: Bodega Lleiroso (D.O. Ribera del Duero)
Nuevas D.O. de España a la conquista del paladar mexicano
Se busca embajador de la D.O. Vinos del Somontano
Ribera del Duero: Tradición, innovación y pasión por el vino
Golpeaba gentilmente el rostro el viento frío mientras caminábamos rumbo a la cima de la colina dominado por el imponente edificio de la bodega Torres de Anguix. Desde la puerta de la bodega se podía admirar los viñedos que se perdían de vista en la línea del horizonte. Estábamos por descubrir la generosidad de las vides que transforman la austeridad del terreno en preciado vino, una gastronomía de exquisita tradición y sobre todo, la pasión por la tierra y su vocación vinícola: estábamos en el corazón de la Ribera del Duero.

El prestigio de la calidad de los vinos de la Denominación de Origen de Ribera del Duero (D.O. Ribera del Duero) sobrepasa las fronteras aproximadamente limitadas por las ciudades de Peñafiel (Valladolid) y San Esteban de Gomaz (Soria), incluyendo en la franja a las ciudades de Roa y Aranda del Duero (Burgos) en lo que es la meseta central de la Península Ibérica, franja que se extiende por 115 km a ambos lados del río Duero.

La cultura vitivinícola de la región data de la época en la que los romanos dominaron los valles. En 1972 de manera fortuita, durante los trabajos de nivelación del suelo en Baños de Valderados, se descubrió una villa romana en la cual se ostentaba un enorme mosaico romano de 66 metros con alegorías báquicas.

Sala de Catas en las oficinas del Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero

El clima de Ribera del Duero se distingue por su gran diferencial térmico, baja pluviometría, veranos secos e inviernos largos que pueden desencadenar intensas heladas, condiciones que llevan al límite a la vid. Los viñedos reaccionan gentilmente a tan difíciles condiciones ofreciendo uvas de gran calidad: concentración fenólica y antocianos que favorecen la producción de vinos con gran concentración de color, aromáticos y propicios para la guarda.

Las suaves colinas están llenas de vides de diferentes edades en dónde la Tempranillo, también conocida como Tinta del País o Tinto Fino es la variedad dominante, aunque también se encuentran Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec y la Garnacha Tinta. En variedades blancas, es la Albillo la única permitida por la D.O.

No obstante que es una D.O. relativamente reciente en comparación con otras, hoy día Ribera del Duero se cuenta entre las regiones vitivinícolas de mayor reconocimiento, no sólo de España sino del mundo entero. La primera acta que registra la intención de los viticultores por constituir la institución reguladora data de 1980. Un par de años después, el 21 de Julio de 1982, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación otorga a la región la calidad de D.O. y aprueba su primer reglamento.

Ribera del Duero ha sido una de las regiones de mayor crecimiento en España y tuvo una expansión sin precedentes en los años noventa. Empezó con unos cuantos productores y actualmente más de doscientas bodegas pertenecen a la D.O.

Nuestra visita a la región nos ha dado una visión múltiple de esta privilegiada tierra. En ella conviven al mismo tiempo, una tradición milenaria en producción que ha evolucionado y que en la actualidad incorpora ciencia y tecnología, aplicadas principalmente a los viñedos -aunque por supuesto en bodega, las innovaciones son evidentes- así como el florecimiento de una atractiva oferta de enoturismo que acompañada de una exquisita gastronomía, demuestran que además de excelente vino, los visitantes encuentran historia, sabores exquisitps y paisajes únicos para relajarse y disfrutar del descanso.

Para la D.O. Ribera, la calidad es prioridad. “Ribera del Duero tiene una forma de trabajar a nivel general que quizá sea la única en el mundo” explica Enrique Pascual García, Presidente de la D.O. Ribera del Duero, “el control interno de la producción y el control de calidad posterior, una vez hecho el vino, quizá no suceda en otra región vinícola. Ribera del Duero exige mucho a sus viticultores y a sus bodegueros para sacar el vino al mercado”.

“En época de vendimia, que este año [2014] ha sido excepcional con una producción alrededor de los 122 millones de kilos, se contratan a más de 250 personas para controlar la campaña, después vienen análisis y la cata exhaustiva del vino realizada por un comité. Eso significa un interés muy grande por el control” amplía Pascual García, “Unidas a nuestras características de terreno, altitud y clima, más las exigencias que imponemos, da por resultado un vino de gran calidad”.

Uno de los aspectos más notable de nuestra visita fue comprobar, copa en mano la calidad de los productos en bodegas de muy diferentes estilos y capacidades de producción. Cada una con una estrategia particular de viticultura y vinificación.

Enrique Pascual García,
Presidente de la D.O. Ribera del Duero


Tecnología y enoturismo

Encontramos por ejemplo en la Bodega Traslascuestas, ubicada en la proximidad a Valcabado una moderna bodega que hace énfasis en la sustentabilidad: 20 pozos geotérmicos proveen de la energía para la operación de las instalaciones. En bodega la tecnología es aliada fundamental del proceso de producción. Sistemas computarizados controlan la fermentación en más de diez tanques los cuáles cuentan con suministro de microoxigenación y remontados automáticos a través del mismo gas carbónico desprendido durante la fermentación, favoreciendo así, una maceración homogénea sin lastimar pepitas y evitando la extracción de taninos poco favorables.

Tanques de fermentación Bodega Traslascuestas Ribera del Duero

Dispositivo para la microoxigenación, auxiliar de la fermentación

Para los visitantes, Traslascuestas ofrece un pequeño pero interesante museo del vino, en dónde se explican las principales etapas del ciclo vegetativo de la vid así como de la vinificación. En una sección interactiva, es posible realizar talleres sensoriales.

En la parte superior de Traslascuestas, encontramos un amplio y cómodo restaurante con una envidiable vista a los viñedos. Cuenta con su propio horno, en el que, para deleite de los invitados se cocina el tradicional “lechazo al horno”, suntuoso y delicioso plato a base de oveja de corta edad que sólo se ha alimentado de leche, lleno de sabor y con textura crujiente en el exterior, un manjar.

Siendo una bodega de reciente construcción, ha sido ya considerada la opción del enoturismo, una tendencia que va cobrando cada vez mayor fuerza en todas las regiones vitivinícolas del mundo, con la oferta de algunas habitaciones para que el visitante quede inmerso en la tranquilidad y belleza rural de la región.

Museo del Vino en Bodega Traslascuestas

Restaurante en Bodega Traslascuestas

Juan Esteban, Bodega Valderiz


Viticultura ecológica

Por otro lado en Bodega Valderiz encontramos una filosofía de cuidado del campo sin fertilizantes ni pesticidas. “Siendo agricultores, nuestro padre, buscando una fuente alternativa de sustento, a principios de los años 80 empezó a plantar sus viñas. Por una década, plantó 35 hectáreas de viñedos y parecía el chiflado de la Ribera” explica Juan Esteban copropietario, “la gente preguntaba ¿qué hace este hombre plantando viñas?, si la gente está arrancando viñas. Buscó los peores terrenos y acertó eligiendo terrenos pobres, de suelo arenoso y de buena altitud. Lo que buscamos ahora es el respeto máximo a la tierra”.

“Se ha recuperado la agricultura ecológica como se realizaba hace 70 años. Como lo hacían nuestro padre y abuelo” explica Juan, “encuentro mucho más fácil esta agricultura sin productos químicos  que aquellos que tienen calendarios de tratamientos preventivos y tienen que echar herbicidas. Me preguntan ¿qué haces para el oidio?. Bueno, evitamos que exista el hábitat del hongo y con eso lo resolvemos: no labrando mucho la tierra para que el selo esté secoo, aplicamos sílice, cortamos hojas y tallos para evitar la humedad”.

El cuidado de los viñedos se refleja en el producto. Los vinos de Valderiz destacan por su personalidad propia en cada etiqueta y todos con gran concentración de color, potencia aromática y equilibrio en paladar.

Vinos Bodega Valderiz, Ribera del Duero
Origen conceptual del diseño de las cápsulas,
mantas de los pobladores de la región


Pioneros en la Región

En la enorme bodega Torres de Anguix, nos recibe con una amplia sonrisa Angel Rubio García propietario de la empresa y testigo de la rápida evolución de la región. “En los primeros años cuando venían los extranjeros preguntaban ¿dónde están las viñas?, había unas por aquí y allá, la gente se dedicaba más a la remolacha y otros frutos. Con los años se empezó a seleccionar la uva, se utilizó la espaldera, se formó la D.O. y vino un desarrollo muy importante” nos relata Rubio García a la vez que vamos degustando su amplia gama de vinos.

“Ha habido un salto muy grande: Cuando vine aquí había veinte bodegas, entre particulares y cooperativas, hoy día hay alrededor de 250. Creo que las cosas se han hecho bien en Ribera del Duero. El consejo, las bodegas y la gente, cada uno ha puesto su grano de arena y los vinos cada vez son mejores” concluye Angel Rubio.

Sala de barricas, Bodega Torres de Anguix, Ribera del Duero


Torres de Anguix está construido con un planteamiento totalmente funcional para las diferentes etapas de producción, desde la recepción de la uva hasta su maduración en barricas y botella. Con una capacidad de procesamiento de hasta 1 millon de kilos por vendimia, ofrece al mercado las etiquetas D’Anguix, Gallery 101 y un rosado, elaborado a partir de tinta del país, frutal y de buen cuerpo en paladar.

Los vinos D’Anguix, cuentan con un amplio palmarés de reconocimientos en los principales concursos dentro y fuera de España. Su rosado destaca por una combinación de intensos aromas frutales y un cuerpo en paladar que delata su origen basado en la Tempranillo. Los tintos cada uno con una crianza diferente muestran el carácter frutal y complejidad que los hace interesantes y agradables.

Angel Rubio García,
propietario de Bodega Torres de Anguix, Ribera del Duero



Experiencia al servicio de la uva

No obstante, en Ribera del Duero hay espacio para diferentes formas de trabajo. En nuestro recorrido nos sorprende el encuentro con Tomás Postigo a quién hallamos en plenas actividades en bodega.

Con gran pasión nos describe el diseño peculiar de la bodega que se abastece de uva de la mayor calidad posible en la región, sin importar el sacrificio de un importante porcentaje en la banda de selección que puede llegar a descriminar hasta un 30% de la uva comprada.

Tomás no puede ocultar la pasión por su trabajo, su afirmación es contundente: “El objetivo es hacer un gran vino”. Es claro que su búsqueda es la excelencia en vino y para ello, su secreto es la fuerza más fundamental del Cosmos: la gravedad.

La bodega se encuentra instalada en una relativamente pequeña nave industrial, dotada de una enorme grúa mecánica. El prestigiado enólogo, que alguna vez estuvo a cargo de la producción de Pago de Carraovejas, nos explica el delicado manejo de la fruta desde que llega de los viñedos en pequeños recipientes de 10 kilos, apoyado con la grúa y un enorme contenedor cónico utiliza técnicas de maceración prefermentativa para conseguir la mayor extracción de color y aromas.

La grúa le permite pasar del despalillado al prensado y al tanque de fermentación sin el uso de una sola bomba. Probamos el vino en pleno proceso de fermentación de uno de los tanques de forma cónica. La promesa de un gran vino se puede percibir desde ahí. Los aromas inundan la copa, el líquido rebosa de azúcar pendiente de ser consumida por las levaduras, acidez y tanicidad fácilmente reconocibles.

Contenedores en Tomas Postigo

Sus vinos, encontramos aromas a frutas maduras, complejidad por su paso por barrica, pero sobre todo un equilibrio notable. Sin duda, una de las grandes sorpresas de la visita a la Ribera del Duero.


Pasión por el vino

Bodega Vega Clara se encuentra localizada en la localidad de Quintanilla de Onésimo, provincia de Valladolid. La pequeña bodega se ubica en el centro de los viñedos en plena Milla de Oro, en la cuál se encuentran las bodegas de nombres más reconocibles en el mercado como Vega-Sicilia. La joven propietaria, Clara Concejo nos hace un recorrido por la bodega y nos quedamos charlando por largo rato en su sala de degustaciones con ventanas en dónde se aprecian viñedos a los 360 grados alrededor.

Clara Concejo, propietaria de Bodega Vega Clara

Clara no puede evitar la emoción que despierta su oficio vinícola que inició en su juventud cuando comercializaba vino. Con los años decide adquirir viñedos y construye una pequeña pero funcional bodega de producción muy limitada pero como ocurre en todas las bodegas que hemos visitado, la calidad es su priodidad.

Mario y Diez Almendros, sus vinos, de gran estructura y nariz atractiva, despiertan el paladar con sensaciones agradables y equilibrio. La enología está a cargo de Clara y prácticamente con la ayuda de un par de personas transforma su sueño en vino. Llama la atención la mezcla de Tempranillo y Cabernet Sauvignon en proporción 75% - 25% respectivamente que le aporta una personalidad propia.

Vinos de Bodega Vega Clara



Entre las suaves colinas de la Ribera del Duero, su imponente Castillo de Peñafiel y la ciudad amurallada de Aranda del Duero hemos descubierto las diferentes formas de hacer vino pero con un evidente común denominador: orgullo por su vocación agrícola y en específico por la producción vitivinícola, un gran respeto por su tierra y una decidida búsqueda por calidad en sus vinos. Prácticamente todos los productores coincidieron en que el resultado final que desean lograr es que el vino en copa exprese las cualidades únicas de sus terrenos.

Las condiciones económicas no son las mejores en el viejo continente, sin embargo, la “sed por vino” en países como México y otros del continente americano sigue en aumento. La Ribera del Duero se apoya, en lo que parecen ser sus principales ventajas: un terreno privilegiado, un marco regulatorio estricto pero pendiente de la evolución, experiencia en el oficio y sobre todo: pasión de sus productores, quizá esto último es simplemente, su mejor carta en el juego.

¡Salud!
Dr. Salsa

Sígueme en twitter: @drsalsamx
Sigue a Vinus Tripudium en Twitter: @VinusTrip
¡Únete a la charla en torno al vino en Facebook! MyVinusTripudium


Otras notas relacionadas:
Esplendor de la Tempranillo en Ribera del Duero
Cata de vinos Españoles de Castilla y León: Bodega Lleiroso (D.O. Ribera del Duero)
Nuevas D.O. de España a la conquista del paladar mexicano
Se busca embajador de la D.O. Vinos del Somontano