Joya de Rioja: Remírez de Ganuza Gran Reserva

La Rioja Alavesa está entre las regiones vitivinícolas de mayor reconocimiento en el mundo por la calidad de sus vinos. Estrecha franja de tierra de unos cuarenta kilómetros de longitud y ocho kilómetros de anchura que se extiende por el sur de Álava, delimitada geográficamente por la Sierra de Cantabria y el río Ebro. Se encuentra a unos cuarenta kilómetros al sur de Vitoria-Gasteiz, capital del Territorio Histórico de Álava y del País Vasco, a los que pertenece desde el fin de la Edad Media. A una hora aproximadamente de Bilbao o San Sebastián y a escasos minutos de Logroño, área de viñedos relativamente pequeños asentados en las faldas de la Sierra de Cantabria, situación que les permite un máximo aprovechamiento del sol estival, clave para la maduración lenta y completa de las vides y que entre otras características notables cuenta con clima seco y soleado así como de suelos calizos y pobres que propicia una gran concentración en los racimos.

En esta privilegiada región encontramos a la bodega Remírez de Ganuza. Fundada en 1989 por Fernando Remírez de Ganuza quién desde la década de 1970 se había dedicado a la compra-venta de viñedos viejos. Esta actividad le dio la posibilidad de conocer y entender el potencial de cada viñedo y cada microclima, adquiriendo los más adecuados para la viticultura. Para apreciar el alcance de Fernando en el negocio, como ejemplo, Vega Sicilia y los Rothschild se apoyaron en él para adquirir los terrenos de sus emprendimientos en Rioja. Adicionalmente con una interesante convicción en la integración de tecnología y nuevas técnicas a la tradición milenaria de la región, Fernando en su visita a la Ciudad de México, compartió algunos puntos clave de su proceso de producción: cuidado meticuloso del viñedo todo el año; selección de los racimos desde el momento de la vendimia; una segunda selección en bodega en dónde participan una veintena de personas en la separación y limpieza de los racimos; separación de las uvas dentro del mismo racimo, que Fernando denominó como “hombros” y “puntas”, en dónde los “hombros” –la parte superior del racimo– considera están las uvas de mejor maduración; maceraciones lentas en cámaras con clima controlado y bastoneo son algunas actividades claves en búsqueda de vinos de excepcional calidad.


Nombre del vino: Remírez de Ganuza Gran Reserva
Productor: Bodegas Fernando Remírez de Ganuza
País: España
Región: D.O.Ca. Rioja, Rioja Alavesa
Variedades de uva: 90% tempranillo y 10% graciano
Cosecha: 2002
Maduración: 24 meses en barricas de roble nuevas. 80% francés, 20% americano
Disponible en: Barricas y Viñedos http://www.barricasyvinedos.com/

En copa es un vino color rubí oscuro con ribete ligeramente teja. De gran potencia aromática, el espacio circundante se inunda de aromas a frutos rojos maduros, ciruela pasa e higo. De gran elegancia su paleta aromática se va extendiendo conforme evoluciona en copa, llegan los aromas a especies, como canela y pimienta. Posteriormente las notas a caramelo ligeramente tostado, un poco de mentolados y balsámicos que recuerdan el eucalipto, humo y grafito complementan la percepción de complejidad. En paladar es un vino de gran concentración aromática que confirma la fruta como eje sin embargo, rodeado de una gran cantidad de notas especiadas que se ven acentuadas en paladar gracias a una acidez agradable en equilibrio con taninos suaves que dejan el deseo por el siguiente sorbo. De retrogusto largo que recuerda la ciruela pasa y un poco de notas tostadas, es un vino realmente placentero, redondo y bien logrado. Un obligado para todo entusiasta serio en la materia, expresión de gran fineza de Rioja.

Es un vino tan amable que se puede disfruta solo, sin embargo puede acompañar perfecto quesos curados, alguna entrada con jamón ibérico, filete en salsa de morillas, pastas con salsas cremosas, Boeuf Bourguignon, medallones de res con salsa de champiñones o bien, un delicioso lomo de cerdo con salsa de queso azul.

Un vino redondo por dónde se le vea, altamente recomendable. Quizá para alguna ocasión de celebración con la familia o los amigos. La oportunidad de disfrutar una armoniosa combinación entre tradición, tecnología y una genuina pasión por la vitivinicultura como ocurre en el caso de Fernando.

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en Twitter: @drsalsamx



Otras notas relacionadas:
Delicioso vino mexicano: Barón Balch'é Reserva Especial

La bodega Barón Balch’é marcó un antes y después en la vitivinicultura mexicana al lanzar al mercado al inicio del siglo XXI vinos con la mayor aspiración posible en expresión del terruño, conocimiento en el quehacer enológico y calidad como un todo. Fundada en 1997 por la familia Ríos y contando con el apoyo del prestigiado enólogo Dr. Víctor Torres Alegre, doctor en enología por la Universidad de Burdeos en Francia, propusieron vinos de gran concentración aromática, equilibrio y expectativa de guarda.

Los precios de su gama premiun demostraron que había oportunidad en el mercado para estos tipos de vinos y pronto varias bodegas mexicanas se apresuraron a seguir sus pasos, aunque con resultados mixtos. Hoy día la enología en Barón Balch'é está a cargo de Jesús Rivera alumno del Dr. Víctor Torres, quién ha logrado mantener consistencia en el trabajo de la bodega y ha tenido oportunidad de abrir nuevas líneas de vinos ampliando el portafolio para incluir opciones para todo gusto y presupuesto.

Como dato curioso, el nombre de balch’é tiene origen en los rituales mayas en el sur de la península de Yucatán. Balch’é  es una bebida ceremonial que actualmente el grupo indígena chontal ofrece a la tierra, a los dueños de los montes y a los duendes como tributo a estas entidades, a quiénes atribuyen el cuidado de la milpa y animales domésticos. El balch’é consiste en un atole preparado con corteza fermentada de árbol endulzado con miel y anís.

A continuación, la recomendación de uno de los vinos mexicanos favoritos que destaca por su excelente relación precio calidad y la grata experiencia de beberlo.


Nombre del vino: Reserva Especial
Productor: Barón Balch’é
País: México
Región: Baja California, Valle de Guadalupe
Variedades de uva: Cabernet Franc, Merlot y Nebbiolo
Cosecha: 2007
Maduración:  14 meses en barricas y 6 meses en botella
Disponible en: Barón Balch’é Bajío / Contacto via email: bbalchedf@gmail.com. En México D.F. via Twitter con @BaronBalcheDF

Al servir el vino en copa se muestra de color rubí obscuro con un ribete ligeramente naranja. En nariz es un vino complejo que otorga diferentes familias aromáticas de gran atractivo, se recomienda trasvasar para su oxigenación previamente a ser servido (30 min a 1 hr). De gran potencia aromática, se perciben aromas de frutas rojas maduras que recuerdan la ciruela empezando ya su tránsito hacia las mermeladas. Después aparecen ricas notas de higo y ciruela pasificada para conjuntarse con las elegantes notas a hierbas finas como el romero y balsámicos, como la menta y el eucalipto. La maduración en barricas se manifiesta con ricos aromas a nuez y café tostado. Más adelante se perciben las notas minerales como el grafito y roca mojada que van cediendo el lugar a trazas aromáticas de hojarasca mojada y un poco de hongos. Realmente es un vino expresivo pero que requiere tiempo para ir desarrollando sus aromas. En boca, es un vino de ataque agradable, al inicio se percibe seco pero luego llega la acidez para impulsar esos aromas a frutas maduras y el recuerdo a café tostado con una presente tanicidad que muestra su carácter sobrio. También tiene esa nota en paladar de los vinos mexicanos de Baja California, pero muy ligera, justo lo necesario para presentarse con personalidad propia y orgullosa del terruño que le dio origen. De cuerpo medio, tiene un final largo que recuerda el caramelo tostado.

Un vino muy apropiado para acompañar diversos platillos de la cocina mexicana e internacional, con una complejidad interesante que definitivamente confirma su excelente relación precio-calidad. De inmediato llegan a la mente los quesos como manchego, edam, brie o ¿por qué no? queso provolone a la parrilla con aceite de oliva y este vino serán deliciosos maridajes. Ahora bien pensando en platos fuertes, los cortes de res con buen marmoleado o un poco de grasa irán muy bien a la corpulencia de este vino, chuletas de cordero a las hierbas finas o preparaciones que incluyan romero, harán un excelente maridaje de seguimiento. Si no se desea complicar tanto, unos buenos taquitos de arrachera marinada con huacamole serán el compañero ideal para este excelente vino mexicano.

Cierto es que ha habido un boom del vino mexicano en los últimos doce años más o menos, sin embargo la tarea ahora consiste en encontrar los vinos que poseen cualidades aromáticas y equilibrio en paladar, y si se puede en buena relación precio-calidad mejor. Este vino es uno de ellos y todo entusiasta del vino mexicano debería conocer y disfrutar este vino acompañando la comida con la familia, los amigos -y ahora que el clima mejore- sin duda será una botella en los asados en el jardín que todo invitado agradecerá.

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en twitter: @drsalsamx




Otras notas relacionadas:
Monte Xanic Gran Ricardo: Señor vino
Montepulciano a la mexicana
Casa Madero Chardonnay, elegancia y frescura
Adobe Guadalupe, una bodega con ángel
Nebbiolo mexicano: Naturaleza y enología
Encuentros y desencuentros con el vino
Flores de Callejo, elegancia y equilibrio

Con una tradición familiar íntimamente ligada a los viñedos de Sotillo de la Ribera, las Bodegas Félix Callejo sacan al mercado su primera añada en 1989 viendo concretado un sueño largamente anhelado. Hoy día, la empresa es un símbolo de prestigio de la Denominación de Origen Ribera del Duero y de alguna forma de una renovada vitivinicultura española con el enriquecimiento en conocimiento enológico recaudado por todo el mundo y una sólida inversión en tecnología en bodega y un viñedo de suelos pedregosos que nunca ha dejado de ser celosamente cuidado.

Otra característica de la bodega es su vocación enteramente familiar, la segunda generación se han repartido las tareas de la empresa. Cristina, la hija mayor se ha hecho cargo de las exportaciones, José Félix ha tomado las riendas de la enología, Beatríz es la responsable del mercado doméstico y Noelia, la hija menor, como su hermano José, ha acumulado experiencia dentro y fuera de España y ahora ha regresado a Burgos a apoyar a su hermano en la enología.

Ahora la bodega ha dado un nuevo impulso a sus vinos con una renovada imagen resaltando las virtudes de su propio viñedo totalmente de tempranillo, variedad también conocida por el nombre de tinta fina. A continuación un excelente vino que para aquellos que desean conocer los resultados de la pasión por la producción de vino de calidad.


Nombre del vino: Flores de Callejo
Productor: Bodegas Félix Callejo
País: España
Región: D.O. Ribera del Duero
Variedades de uva: Tempranillo
Cosecha: 2010
Maduración: 6 meses en barrica de roble francés
Disponible en: Club de Vinos Vinarmoni

En vista es un vino color rubí obscuro con ribete violáceo. En nariz de inmediato llama la atención sus aromas de ciruelas maduras, un poco de flores quizá violetas. Más adelante la copa ofrece atractivas y elegantes notas de especias como pimienta blanca y romero. La mineralidad se manifiesta con aromas que recuerdan el grafito para dejar paso a unos sutiles y sumamente elegantes aromas que traen el bosque y hongos a la memoria. En paladar es un vino refinado y equilibrado, confirma los aromas a frutas rojas maduras con un refrescante paso de acidez y taninos presentes y agradables. De final medio que recuerda el café tostado, es un vino muy redondo y bien logrado que puede acompañar excelentemente una amplia gama de platillos, como los quesos maduros, la ternera, carnes asadas, filetes con salseados ligeros o preparaciones con champiñones.

Para aquellos amigos entusiastas del vino que desean conocer algo nuevo o para diluir esa idea de que todos los vinos tintos españoles están cargados de aromas de madera, este vino ha encontrado un interesante equilibrio entre frutas y adornos que provee la crianza en barricas. Perfecto para una tarde entre amigos o con la familia.

¡Salud!
Dr. Salsa




Otras notas relacionadas:
¡Burbujas, símbolo de celebración!
Un gran vino español con altitud y actitud
Encanto de Rioja: Lanzaga de Telmo Rodríguez
Delicias de Somontano en México
La Nariz de México con vinos de Cataluña
Monte Xanic Gran Ricardo: Señor vino
Monte Xanic fundada en 1987 por Manuel Castro, Eric Hagsater, Ricardo Hojel, Tomás Fernández y Hans Backhoff inició a la par de otros proyectos, una cascada de cambios en la industria vitivinícola nacional apostando a la calidad y a la producción de vinos con un estilo diferente a los vinos existentes en aquellos años. Justamente el año pasado celebró su 25 aniversario sacando al mercado ediciones conmemorativas y con la realización de sendas catas y cenas maridajes en diversos eventos a lo largo y ancho del país.

La empresa basada en Baja California ofrece una interesante gama de vinos, entre blancos, un rosado y varios tintos ha logrado cosechar reconocimientos dentro y fuera de México, notablemente varias medallas en concursos internacionales. Sin embargo a lo largo de los años ha trabajado con diferentes varietales, adaptándose a las cambiantes condiciones climáticas, incorporando nuevas tecnologías y como naturalmente ocurre en muchas bodegas del mundo, realizando ajustes y mejoras en la enología.

De su gama de vinos, es el Gran Ricardo su buque insignia. El vino nombrado así en homenaje a Ricardo Hojel quien desafortunadamente no alcanzó a ver cristalizado el proyecto vinícola, está inspirado en la mezcla bordalesa, la que típicamente incorpora Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot, Malbec y Cabernet Franc aunque el Gran Ricardo no contiene estas dos últimas variedades. Hans Backhoff hijo comentó en su momento, de la diferencia de esta añada con respecto a las anteriores, siendo la 2010 mucho más frutal y jovial que sus predecesores. El clima ha sido más favorable en Baja California en los últimos años, aunado a ajustes en la enología nos proveen de un vino mexicano bastante recomendable con un gran potencial de guarda.


Nombre del vino: Gran Ricardo
Productor: Monte Xanic
País: México
Región: Baja California, Valle de Guadalupe
Variedades de uva: Cabernet Sauvignon, Merlot y Petit Verdot
Cosecha: 2010
Maduración: 18 meses en barricas de roble francés
Disponible en: Tiendas especializadas (La Europea, La Castellana, Bacus, Vinoteca) y tiendas departamentales.

Color granate obscuro de capa alta, con un ribete rosado. Al servirse de inmediato inunda la atmósfera circundante de aromas a ciruelas maduras e higo. Más adelante la copa entrega aromas que le añaden complejidad y elegancia: se perciben las notas de canela, humo y grafito. Es un vino que requiere tiempo para evolucionar y mostrar nuevas familias aromáticas. Minutos después, se pueden apreciar los balsámicos, notas de menta y eucalipto que se complementan con notas a caramelo tostado, tabaco e incluso más adelante surgen los recuerdos a hongos y suelo mojado.  En paladar se muestra un vino señorial con gran intensidad en aromas, equilibrado con una acidez justa más una aterciopelada tanicidad que llama la atención con respecto a muchos otros vinos nacionales. De buen cuerpo en paladar, el vino llena de aromas frutales dejando paso a las notas de tabaco y café tostado. De final largo que recuerda el hijo y el caramelo tostado.

Es un vino corpulento, aromático, complejo y con un gran potencial de guarda que se recomienda trasvasar una hora antes de ser servido. Un producto bastante agradable en estos momentos, pero tendrá en años venideros su plenitud. Por su intensidad aromática y características en paladar, definitivamente es un vino para ser acompañado por alimentos. Perfecto para la parrillada con la familia y los amigos, el queso provolone y los cortes de carne a las brasas. Pastas con salsas cremosas o un lasagna van con la complejidad del Gran Ricardo. Cordero en salsa de menta o pato con recado negro son platos más elegantes que también funcionarán bien con este delicioso vino.

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en twitter: @drsalsamx



Otras notas relacionadas: