Mirlo: Vino mexicano con elegancia y equilibrio
Gilberto Salinas es sinónimo de pasión por el vino. Testigo de la evolución del vino mexicano en los últimos años desde su tienda especializada en la venta de vino en Tijuana. Inició a mediados de la década de los 90 y ha visto el boom de proyectos de vino mexicano. De personalidad afable y un gran conocedor del tema, siempre es grato charlar con él sobre un tema tan vasto como es el mundo del vino. Además de la venta de vinos embotellados de muchas otras bodegas mexicanas en su tienda, también comercializa sus propios vinos que obtiene de mezclas de diferentes productores emulando a los negociantes franceses.

Mirlo -su marca más reconocida- es un vino monovarietal basado en merlot, una uva que generalmente se usa en la enología nacional como parte de mezcla. Pistas sobre el origen del nombre del vino se pueden encontrar en la contraetiqueta: “En dialecto bordolés, Merlot quiere decir ‘petit oiseau noir’. O sea pequeño pájaro negro, que es la descripción  de mirlo. Esta variedad se nombra así porque esta es la primera en madurar en esa zona y coincide con el arribo de los Mirlos que llegan a disfrutar de esas uvas.”

La cosecha 2009, es un vino altamente recomendable, que ha  sorprendido por la sutileza y elegancia del vino.


Nombre del vino: Mirlo
Productor: G. Salinas Negociante en Vinos
País: México
Región: Baja California, Piedras Gordas Rancho El Nido y Valle San Vicente Ferrer
Variedades de uva: Merlot 100%
Cosecha: 2009
Maduración: 15 meses en barricas de roble francés
Disponible en: Trinergia Vinos

De color rojo rubí con ribete ligeramente naranja. Vino de gran potencia aromática con atractivas notas de frutas primero rojas, fresa madura pero que luego se desplazan hacia las frutas como mora, zarzamora y ciruela pasa. De una notable complejidad, va evolucionado una vez que se ha servido y más adelante entrega aromas a grafito y hongos, acompañados de notas especiadas que recuerdan las hierbas finas y canela. En paladar un vino de textura suave y de cuerpo medio que confirma sus aromas con recuerdos a frutas maduras, acidez presente pero equilibrada con taninos limados y agradables que impulsan las notas a caramelo tostado, café y chocolate amargo. De final largo que recuerda la uva pasa con tanicidad agradable que invita al siguiente sorbo. Notables en este vino las características de concentración aromática, aromas agradables, equilibrio y nada de notas mineralizadas en paladar. Fue una muy grata sorpresa y un excelente vino mexicano.

Mirlo es un vino que irá muy bien con una tabla de quesos, pastas con salsas cremosas como pappardelle con cordero, platillos basados en hongos y setas, como lasaña vegetariana, pollo en crema de champiñones, o bien un pollo a las brasas en un buen día de verano, aunque siendo así el caso se recomienda refrescar un poco el vino, que será una delicia acompañado de estos platillos.

Un excelente vino mexicano que logra concentrar en un producto, elegancia y equilibrio. Y no menos importante, de precio accesible. Un vino que será del agrado de todos gracias a su tanicidad limada y sus atractivos aromas frutales, será un excelente acompañamiento para sus reuniones en familia o el regalo perfecto en la cena que le han invitado.

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en Twitter: @drsalsamx




Delicioso vino mexicano: Barón Balch'é Reserva Especial
Casa Madero Chardonnay, elegancia y frescura
Monte Xanic Gran Ricardo: Señor vino
Montepulciano a la mexicana
Encuentros y desencuentros con el vino
Adobe Guadalupe, una bodega con ángel
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!