Grata sorpresa de Pinot Noir de California
Sin duda una de las uvas más famosas. Insignia de Borgoña, aunque los productores de aquella zona se refieren a ella tan sólo como un “vehículo para comunicar su terroir”, la verdad es que es una de las variedades más peculiares, tanto en las dificultades para su cultivo y cuidado así como en su capacidad para producir vinos sublimes: la pinot noir.

La pinot noir es una especie muy antigua cuya historia algunos dicen, se remonta hasta hace dos mil años. También se dice que tiene una gran propensión a la mutación –lo que explica en parte la existencia de la pinot blanca, pinot gris y la pinot meunier- lo que ha desembocado siglos después a una multitud de clones detectados tan sólo en territorio francés. Enigmática y encantadora a la vez, esta uva puede producir muy diferentes vinos, dependiendo de las condiciones climáticas de dónde proviene y por supuesto de la destreza del productor. Cuando son vinos jóvenes resultan frutales y de taninos suaves. Conforme pasan los años sus aromas se vuelven complejos con notas de hongos, cuero y otras familias aromáticas.

Los pinots más prestigiados provienen de la Borgoña, también los más costosos. Aunque en otra escala, existen deliciosos vinos de otras regiones vitivinícolas en dónde se dan las condiciones climáticas propicias para su cosecha: Patagonia en Argentina o California por ejemplo. A continuación un grato descubrimiento, justamente de la región de Carneros.


Nombre del vino: Avant-Garde
Productor: Domaine Carneros Estate
País: Estados Unidos
Región: Napa / Sonoma, Carneros
Variedades de uva: Pinot Noir
Cosecha: 2010
Maduración: 10 meses en barricas de roble francés
Disponible en: Club Vinarmoni

De color rojo rubí obscuro de capa media, tal y como se esperaría de un típico pinot noir, con ribete ligeramente teja, atractivo color pero la verdadera belleza de este vino es en sus aromas con notas frutales que recuerdan la frambuesa y grosella. Pétalos de rosa y notas especiadas le añaden complejidad, aromas de pimienta y un toque de frescor que recuerdan el romero lo hacen un vino bastante interesante. Va evolucionando lentamente en copa entregando nuevas familias aromáticas que sólo van sumando complejidad, las notas de vainilla y hojas de tabaco le agregan interesantes toques de sobriedad. En paladar es un delicioso vino de ataque suave, acidez justa que acompaña en balance los aromas a frutas y demás detectados al olfato. De paso ligero en boca pero con taninos tersos lo hacen un vino bastante disfrutable y una grata sorpresa. Siendo la etiqueta inicial de la escala ascendente del productor, es una excelente opción en términos de relación precio-calidad.

Es un vino con presencia así que podría ir muy bien con preparaciones como cerdo al horno, ¿qué tal un flatbread con vegetales y queso pecorino?, pollo en una salsa basada en hongos, ¿qué me dice de unas quesadillas o de una crema de cuitlacoche?... siendo más clásicos, el beef bourguignon nunca falla pero para aquellos afortunados que residen en el sur de la Ciudad de México, este vino sería el compañero perfecto para los huevos trufados como los preparan en el restaurante Eloise.

Para los que buscan vinos agradables y desean incursionar en el fascinante mundo de la pinot noir pero no quieren ir a la quiebra en el primer intento, este es un excelente vino que ofrece un producto expresivo y delicado. En las ocasiones en pareja o bien una cena con aquel círculo cercano de amigos es una excelente opción.

¡Salud!
Sígueme en Twitter: @drsalsamx


Otras notas relacionadas:
Pinot Noir de Sudamérica: Amayna
Delicioso Brunello di Montalcino: Castello Banfi
Un gran vino español con altitud y actitud
La Resistance, vino francés con mucho espíritu mexicano
Encanto de Rioja: Lanzaga de Telmo Rodríguez
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!