Un excelente vino mexicano para días lluviosos
Ahora que el sol ha sido sustituido por nubarrones y lluvias intensas en la Ciudad de México, la fresca temperatura ha desplazado los vinos blancos y rosados, despertando el apetito por los vinos tintos con fruta y notas de crianza. A propósito del apetito de ciertos vinos en función del clima, recientemente leí en las redes sociales una promoción sobre vinos rosados haciendo referencia al verano en España. Sin embargo, es evidente que el verano en el valle de México dista mucho de los calurosos veranos europeos llenos de sol. De alguna forma ésta empresa no atinó en ajustar sus promociones a la realidad del mercado nacional, error en la que incurren algunas importadoras que aún toman irreflexivamente los conceptos y prácticas del extranjero alejándose del sentido común, dificultando el desplazamiento de sus inventarios. Para éstas importadoras y distribuidoras es buen momento de repensar el mercadeo de sus vinos, que son muy buenos, pero el calor de abril y mayo fueron el mejor momento para los vinos blancos y rosados.

Quizás usted opine diferente estimado lector, pero al menos a mí se me antoja algún vino de carácter frutal con notas de café y hojas de tabaco, sobre todo para relajarse al final de una larga jornada que lamentablemente en ésta época significa una buena dosis de tráfico al desplazarse de un punto a otro de la ciudad, causado por la infortunada suma de obras viales y lluvia.

Recientemente he probado la añada 2009 del vino Norte 32 de la bodega homónima creada por el capitán Oscar Obregón, piloto aviador que al concluir 34 años de trabajo en la aviación comercial optó en su retiro por la adquisición de un terreno y la construcción de la bodega vinícola con el asesoramiento del enólogo JOse Luis Durand, la cual toma nombre del paralelo norte 32, parámetro de navegación que cruza justamente la ubicación geográfica de sus viñedos en Baja California y que a su vez quedan plasmados en algunos símbolos en la etiqueta: la rosa de los vientos y la imagen de un avión cruzando el "espacio" de la etiqueta.

A continuación la nota de cata.

Nombre del vino: Norte 32
Productor: Norte 32
País: México
Región: Baja California
Variedades de uva: 100% Cabernet Sauvignon
Maduración: Crianza durante 7 meses en barricas de roble americano de las cuáles 40% son de primer uso y 60% de segundo.
Alcohol: 13.5%
Cosecha: 2009
Precio: $ 419 MXP (Tiendas La Europea)

El lugar en dónde nos reunimos un grupo de amigos no ofrecía una iluminación adecuada, por lo que poco puedo decir de cómo es éste vino a la vista, sin embargo lo interesante es en nariz: con potencia aromática alta se perciben los aromas a frutas maduras, moras, ciruela negra y zarzamoras acompañadas de una interesante nota de “gis”o "tiza". Antes de agitar la copa se perciben notas de canela y caramelo tostado. Lo que me llamó la atención de éste vino es que no te da intensas notas herbáceas, es un vino que le apuesta a la elegancia, apenas se percibe un poco de ese pimiento verde característico, en nariz predominan las frutas.

En boca es un vino en dónde se percibe la acidez que acompaña bien los sabores frutales, pasa de la fruta a sabores de caramelo quemado y deja al final una rica astringencia tánica que invita al siguiente trago. Es un vino para acompañar alimentos, con estructura y carácter que requiere paciencia. Conforme pasa el tiempo el vino va evolucionando favorablemente en copa desprendiendo nuevos aromas: eucalipto, hojas de tabaco y vainilla.


Es un vino para aquellos que llevan un rato disfrutando de vinos mexicanos, tal y como se comentó en la mesa con los amigos con quienes se compartió éste vino, te ofrece una sutileza que un comensal distraído pudiera dejar pasar al no darle tiempo de abrir a éste vino en copa.

En cuestiones de armonización, le fueron estupendas al vino, unas tapas de pantomate con jamón serrano con un toque de aceite de oliva condimentado con picante. Norte 32 tiene sabores y estructura como para platillos más elaborados como la barbacoa en dónde la acidez trabajará de forma estupenda la grasita de éste plato típico o bien lo recomendaría con un atún sellado en costra de pimienta.



En la mesa gustó mucho éste vino, ideal para una tarde templada o fresca acompañando una comida o una cena entre amigos, el Norte 32 es para aquellos que ya han incursionado en el vino mexicano y están dispuestos a explorar nuevas expresiones y conceptos como la complejidad en nariz y en paladar. No está de más compartir con usted estimado lector/lectora: más allá del vino, lo importante es que disfrute de un momento muy agradable en compañía de su pareja, su familia y amigos… lo demás es tan solo un complemento.

¡Salud!
Dr. Salsa

Otras notas relacionadas:

Enlaces externos:
2 Responses
  1. miguel Says:

    Mi estimado drsalsa,

    Me llamó mucho la atención el primer párrafo de tu post, en donde infieres que el clima y los patrones de consumo en el valle de México son un reflejo de éstos en el resto del país.

    Nada más lejos de la realidad aquí en el Norte, en donde los días y noches calientes apenas empezaron hace unas semanas y no nos dan tregua hasta mediados de Septiembre, si es que nos vá bien.

    Ese tipo de puntos de vista centralistas es sólo un ejemplo de las cosas que los de "provincia" - como nos llaman por allá a todos los que vivimos fuera del DF y Edo. de México - detestamos y que lamentablemente se reflejan en las políticas económicas que no contemplan la realidad de los estados fronterizos.

    En este clima, lo que menos se antoja es un vino de mucho cuerpo y -Dios nos libre - a temperatura ambiente. Muchos de nosotros preferimos vinos y cervezas (si, cervezas, ya que no estamos casados con el vino y mucho menos el #vinomexicano) de cuerpo ligero, que sepan bien fríos, calmen la sed y refresquen.

    Desafortunadamente, debido a la falta de visión de los distribuidores, a los ridículos costos de los fletes y a otros factores, muchos de esos vinos no nos llegan para acá y tenemos que buscar otras opciones, como es buscar en el otro lado.

    Salud!!!..os desde el Norte (del país, no el vino)
    Miguel Fimbres
    Amigos de la Vid


  2. Hola Miguel,

    Tienes toda la razón. Había imaginado equivocadamente que el clima era similar en todo el país, mil disculpas por mi falta de información.

    Siempre me ha parecido terrible la visión centralista y me siento muy mal que uno de mis posts haya reflejado esa posición. Alguna vez un extranjero que había estado en México unos cuantos meses al cuestionarle qué le había parecido nuestro país, me comentó algo así como: "...son como muchos países, cada región es muy distinta..." No habría que perder de vista ésta diversidad.

    Sin duda para climas calurosos los mejor son vinos frescos, blanquitos y rosados así como los espumosos. Por supuesto las cervezas son una opción fresca para diversos maridajes. Es una realidad que para ustedes será más práctico adquirir los vinos en Estados Unidos, es una oportunidad para ustedes y que deben aprovechar.

    ¡Saludos!
    Dr. Salsa


Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!