El Vino Mexicano, desafíos y oportunidades: Viticultura Unida 2009
Fue un evento único, muy especial: En una tarde, me pude dar cuenta de la realidad del vino mexicano, sus retos y sus oportunidades, pero sobre todo constatar de primera mano la pasión y la entrega de un grupo de empresarios que a pesar de ir a contracorriente, han decidido incursionar en el complicado negocio de crear vinos en México y han prevalecido con bastante éxito.



En las instalaciones minimalistas del Hotel Distrito Capital en la zona de corporativos de Santa Fe al poniente de la Ciudad de México, se llevó a cabo el pasado 24 de Noviembre un encuentro directo entre consumidores y los productores de vino, en el que nosotros los enófilos, tuvimos el privilegio de conocer una amplia variedad de vinos mexicanos servidos de mano de sus creadores en el evento Viticultura Unida 2009 (VTU).

En esta ocasión Hugo D’Acosta, el Dr. Pau Pijoan, Juan Carlos Bravo, Trinidad Jiménez, Joaquin Prieto y Alvaro Ptanick compartieron con el público seis interesantísimas pláticas sobre diversos temas relacionados con la producción de vino en los estados de Baja California, Aguascalientes y Zacatecas, además de contar con diversos stands de las bodegas que forman parte de VTU, en los que el público podía degustar sus vinos. Fue una experiencia muy rica en información, con charlas con los productores y los enólogos que se dieron cita en el evento como Christoph Gaertner y Daniel Lonnberg, de las bodegas Vinisterra y Casa de Piedra respectivamente.

VTU es un movimiento en pro del vino mexicano que aglomera diría yo, más que un grupo de empresarios, a un grupo de amigos: varios pequeños productores que comparten una misma filosofía respecto a la creación de vino. Es decir, comparten una visión común de establecer una producción responsable con el medio ambiente, de pequeña escala, de "escala humana" dicen ellos, en el que el vino resultante sea de gran calidad y que esté impregnado de las condiciones particulares de cada terruño y de la personalidad de la bodega, algo que han llamado: el trinomio planta-sitio-hombre.

Cuando platicaba con Hugo D'Acosta (Charla con Hugo D'Acosta y sus vinos Franco-mexicanos), me comentó que en su punto de vista lo que le gustaría ver en el contexto del vino mexicano un mayor crecimiento de pequeños productores, para enriquecer un abanico lo más amplio posible de vinos de calidad y que fuesen los propios consumidores quienes eligiesen los vinos de acuerdo sus preferencias, pero no limitar la multitud de expresiones enológicas de la región y alentar a la experimentación más que a la conformidad de un tipo de vino homogéneo.

"Por qué conformarse con una uva,
con un estilo, con una sola propuesta,
o tratar de concentrar todo en un solo sitio,
por qué, evitar la riqueza que
nos ofrece la variedad, por qué,
no intentar lo que no se ha hecho antes".
VTU09

VTU dió inicio hace poco menos de dos años y agrupa productores de un mosaico de valles:
Valle de Guadalupe,
Valle de San Antonio de las Minas,
Valle de Santo Tomás,
Valle de San Vicente,
Valle de Ojos Negros,
Aguascalientes y
Zacatecas.


El movimiento VTU también está formado por diversas bodegas: Aborigen, Casa de Piedra, Estación de Oficios Porvenir (La famosa “Escuelita”), JC Bravo, Paralelo, Shimul, Vinícola Tres Valles, Viñas Pijoan, Viñedos Santa Elena, Vena Cava y Mogor Badan.

Tuve oportunidad de estar en cuatro charlas de las seis que se presentaron en aquella tarde, todas fueron interesantísimas y a continuación hago una síntesis de los principales conceptos tratados.

La primera charla que tuve oportunidad de escuchar fue la del Dr. Pau Pijoan de Viña Pijoan titulada: "Características de los Distintos Valles Vitivinícolas de Baja California".



El Dr. Pijoan se enfocó a describir los valles  comentando los principales ventajas y retos que enfrentan cada uno de ellos.

Me llamó la atención el hecho de que Baja California sea propicia para el cultivo de la vid, gracias a su clima privilegiado en el cuál hay precipitación en Enero y Febrero cesando la lluvia meses mucho antes de la época de la vendimia, permitiendo una apropiada maduración de la fruta.

Comentó que los años de 2002 y 2003 fueron excepcionalmente buenos en Baja California por la escasez de lluvia, que favoreció la concentración de nutrientes en la fruta, mientras que lo contrario ocurrió en los años 2004 y 2005.


Con respecto a los demás valles, el de Guadalupe goza de la facilidad de venta en la vinícola y la ventaja de la regulación de temperatura en las viñas por su cercanía al océano Pacífico, que también tiene microclimas dependiendo de su ubicación y cercanía al mar.

Como principales retos de la región se expresaron:
  • La falta de agua por exceso de extracción y envío a la ciudad de Ensenada.
  • Deficiente calidad del agua.
  • Extracción de arena de los arroyos, que trae graves consecuencias: disminuye la absorción de agua, aumenta la evaporación y disminuye el depósito de arena en las playas.
  • Precios excesivamente altos en los terrenos, y
  • Presiones urbanas que amenazan con crear desarrollos incongruentes con la viticultura.

Sobre el valle de Ojos Negros se resaltó la gran calidad del agua y que presenta mejores condiciones fitosanitarias para la uva y un clima favorable por lo que le augura mucho éxito a los vinos producidos en este valle, habrá que estar atentos a las añadas que se vayan produciendo en este valle.

Como conclusiones el Dr. Pijoan comentó que es un área con todo el potencial de convertirse en una región de producción de vinos de alta calidad, más que una zona de gran cantidad.

La gran variedad de terruños presentes en los distintos valles de Baja California propicia un mosaico de extraordinario en la variedad de los vinos elaborados, los cuáles reflejan una personalidad propia cada uno con el sello de la región.

Comentaba el Dr. Pijoan: “Por el momento no creo sea necesario encasillarnos con un estandarte ni con un tipo de vino único, el privilegio es la diversidad porque hay más varietales para jugar”.

 La segunda conferencia fue impartida por Trinidad Jiménez de Viñedos Santa Elena, llamada “La Viticultura en el Estado de Aguascalientes (Suelos, clima y altiplano)”, que me pareció muy interesante porque se enfocó en temas de agronomía y del cuidado del viñedo.

Trinidad comentó que Aguascalientes había sido un área de gran producción de uva, pero que principalmente se había enfocado en fruta para la producción de brandy, jugos y uva de mesa, sin embargo la región sufrió un gran declive a partir de los inicios de la década de los ochentas, que redujo de 12,000 ha de cultivo a tan solo 1,000 ha.





Las causas fueron diversas: plagas, plantación de varietales no adecuados y la inexistencia del sistema de riego por goteo.

Hoy día de la producción de uva, el 80% se usa para jugo y concetrados, mientras el 10% para vino con varietales finos. Las cepas que se han adaptado mejor al suelo hidrocálido son la Tempranillo, el Malbec, el Syrah y el Cinsault.

Trinidad afirmó: “estamos convencidos que los vinos se hacen en el viñedo, más que en la vinícola”, por lo que se preocupa mucho en el cuidado del viñedo en el que se aplica un “trabajo de relojero”, cubriendo los ciclos vegetativos de la vid, el riego, cultivos auxiliares para el control de filtración en el suelo asi como el cultivo en colinas y pendientes.

Uno de los principales retos de la región es alcanzar un buen grado de madurez en la fruta antes del inicio de la temporada de lluvia, por lo que hay un constante monitoreo de la fruta y en la primera oportunidad que sea propicia se inicia la cosecha.

La tercera charla estuvo a cargo de Joaquin Prieto de la Vinícola Tres Valles, y me pareció particularmente interesante porque abordó un tema que había pasado por alto: los numerosos inconvenientes que enfrentan los productores en términos de permisos e impuestos para lograr sacar sus botellas de vino en el mercado, su charla se llamó: "Problemas para conseguir Materiales de Empaque, maquinarias, barricas, permisos, padrones y aduanas".

Joaquín describió todo el proceso desde la adquisición de las vides en el extranjero, de cómo debe visitar un funcionario del gobierno el origen de la vid, y autorizar su importación, todo con cargo a la bodega.



Después de los costos de importación de todo el equipo necesario para la vinificación, procedente principalmente de los Estados Unidos, con sus inherentes costos: prensas italianas, tanques de fermentación, sistemas de bombeo, botellas, corchos e incluso los materiales para la impresión de las etiquetas.

También se comentó de todos los trámites requeridos en el SAT (Sistema de Administración Tributaria), inscripción en el padrón de productores, la inutilidad del marbete (dado que no certifica la calidad del producto) y los diferentes registros fiscales en Baja California y en el resto de México.

Se comentó algo sobre la dificultad para encontrar un sistema de transporte del producto que garantice un buen manejo del producto a través de regiones con climas extremos, por ejemplo que se tiene que enviar el producto antes o después del verano, para evitar el intenso calor de algunos estados de la República.

Como conclusiones de la charla Joaquín comentó que es muy importante que el gobierno revise la regulación actual para simplificarla para los productores, que no es válido considerar los vinos tranquilos en la misma categoría que los destilados en términos de impuestos y que se tomen en cuenta todo el proceso de producción, mucho más complicada en el tema de vino en comparación con los destilados.

Ha sido uno de los eventos en los que más he aprendido, y no sólo en cuestiones técnicas de la viña, los procesos de vinificación, las decisiones del enólogo, las decisiones en la vinícola, sino también sobre los procedimientos burocráticos y de la situación gobierno-productor que viven ahora mismo las bodegas.




Mas adelante la charla de Alvaro Ptanick y la degustación de vinos de las diversas bodegas.

Saludos.
Dr. Salsa.




Notas relacionadas:
Cata de tres estupendos vinos mexicanos de ¡bajo costo!
Cata de vinos de Bordeaux con Sophie Avernin
6 Responses
  1. Rafa Ibarra Says:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  2. Dr. Salsa:

    Muy interesante. Por lo visto deben hacer algo para que el carrito vaya jalando, hay muchas dificultades y pocas soluciones.

    Saludos


  3. Valente Garcia de Quevedo Says:

    Que bueno que Hugo y algunos de sus amigos se hayan unido. Este año he sentido mas que nunca que la uva que se esta extrayendo de Guadalupe esta siendo demasiado contaminada por la sal de los pozos profundos. Lo que fue una caracteristica interesante se va a convertir en un defecto severo. Es bueno voltear a otros valles, como Ojos Negros, aunque el clima es mucho mas frio que mas hacia la costa.

    El Gobierno se deberia de poner las pilas para apoyar a estos pequeños productores, y convertir esta actividad en un gran atractivo turistico para mejorar la ya denostada imagen de Baja California

    Saludos desde Tijuana...


  4. Rafa Ibarra Says:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  5. Hola a todos,

    Muchas gracias por sus comentarios.

    --

    Rafa,

    Ciertamente VTU no abarca la totalidad de productores vinícolas del país, yo creo que en parte es porque las grandes bodegas y las pequeñas tienen diferentes prioridades que resolver, sin embargo dado el tamaño de las amenazas para la industria, creo que lo mejor para los productores (y nosotros los consumidores que disfrutamos el vino nacional) será que vayan viendo forma de fijar alguna agenda mínima común que les pueda servir para superar los serios retos que se plantean.

    Lo que si rescato del evento es el impulso al vino mexicano. Claro, ellos le dan mayor peso a sus vinos, lo creo natural. Pero creo que ayudan a que el público conozca vinos de calidad (aunque hay de todo) y también nos sensibilizan de todo lo que hay detrás de cada botella y todo lo que han tenido que superar los productores para hacer sus vinos.

    Creo que las grandes bodegas deberán hacer también su versión de este tipo de eventos en los que acerquen sus productos al público en general, y que expongan su punto de vista sobre la situación actual y el futuro.

    Me llamó mucho la atención la cata organizada por Juan Pablo Nuñez que nos has compartido (Tour Santo Tomás Día 1. Cata en Mexicali de vinos de Bodegas de Santo Tomás ), en el que veo que se saturó el evento, estoy seguro que acá en la Ciudad el público tendrá el mismo interés por sus vinos.

    Con respecto a lo que comentas que viste de la intención de construir una carretera a medio viñedo ¡eso si es una verdadera barbaridad! (usando un eufemismo para cubrir el termino preciso a esta situación), vaya que las autoridades si deben sensibilizarse ante la problemática y juntos trabajar en fortalecer una industria que aporta beneficios económicos y culturales a la región.

    --

    Hola Benjamín,

    Me da mucho gusto leer de nuevo tus comentarios por acá.

    La verdad salí con sentimientos encontrados del evento, por una parte sorprendido del entusiasmo y la pasión de los productores, del orgullo de sus vinos, también soprendido por la exquisités de varios vinos, no todos, pero varios muy decentes y algunos deliciosos. Pero por otra parte salí realmente preocupado, ante los retos que tienen que resolver.

    Urge que se tomen algunas medidas desde ahora para atender los problemas mas graves: falta de agua y control de la presión urbana.

    Ojalá veamos que esto se vaya atendiendo y no que vaya muriendo una prometedora industria del campo.


    --

    Hola Valente,

    Muy interesante lo que comentas, en cierto momento quizás no haya forma de manejar la salinidad en el producto resultado de la calidad del agua.

    Sería una verdadera lástima ver retroceder el vino mexicano.


    --

    Creo pertinente recordar algunas ligas relacionadas al tema que quizás sean de su interés:
    -De la "banda de buenavida.mx": Panorama obscuro para el crecimiento del vino mexicano
    -De Steve Dreyden: As Mexican Wine Industry Grows Dark Clouds are Looming 'Vino-Tourism'
    -De Rafa Ibarra: La pregunta recurrente: ¿porqué los vinos mexicanos son tan caros?
    -De la revista Sabor-e-arte: El futuro del vino mexicano

    Saludos!
    Dr. Salsa.


  6. Jacqueline Jimenez Says:

    Dr. Salsa: Acabo de descubrir tu sitio y es sensacional pues comparto contigo la pasión por el vino mexicano (sin perder de vista la perspectiva). Te comento que SI se llevó a cabo un Evento de Viticultura Unida en Cancún en Noviembre 2009. Si quieres información del Evento,avísame. Atentamente, Jacqueline Jiménez -Ferrer y Asociados.


Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!