Fiesta de fin de año por adelantado en Anatol
Champagne Paul Goerg Rosé Brut

En el escenario de la Ciudad de México en dónde aparecen nuevos espacios  para deleitar el paladar, uno de los que ha destacado por la originalidad y la calidad de su cocina es Anatol. Restaurante de estilo contemporáneo, cálido y sofisticado y al mismo tiempo casual, diseñado por el prestigioso despacho de diseño de interiores Yabu Pushelberg. Sus dos salones, uno a pie de calle en Avenida Masaryk y el otro en la planta alta de la misma esquina, albergan espacios con un ambiente cosmopolita y relajado en dónde la vocación de hospilitalidad se manifiesta al comensal hasta el último detalle.

La adorable pareja que forman los chefs Justin Ermini y su esposa Mayra Victoria, quién se encarga de la repostería, invitan al comensal a dejarse llevar por los sabores refinados logrados a través de cuidadas técnicas que son resultado de la preparación de los chefs en su paso por las más exigentes cocinas como ha sido el caso de Ermini en el Jean Georges y el Postrio.

La cocina de Anatol es una fusión de la influencia italiana de la familia de Ermini y de la influencia mexicana de la familia de Victoria que toman inspiración de Italia, Nueva York y México sorprendendiendo al comensal al presentar su interpretación de sus propios hallazgos durante la búsqueda del sabor de los ingredientes mexicanos.

Sobra decir que la reposteria es todo un encanto en Anatol, de tal suerte que la sugerencia es contenerse un poco en los platos salados para dejar un justo (y muy necesario) espacio para los postres.

Mario Rinaldi, Brand Ambassador de Paul Goerg

En este magnífico restaurante se llevó a cabo una deliciosa velada con Mario Rinaldi, Brand Ambassador de la prestigiada champagne Paul Goerg bajo el título “En Anatol nunca es demasiado pronto para celebrar un gran año”.

Un íntimo cóctel para despedir el 2013 y presentar la propuesta gastronómica que ofrecerá para eventos privados durante las celebraciones de la próxima temporada navideña y de fin de año. Así mismo, se presento oficialmente el Champagne Paul Goerg exclusivo de Anatol.

Justin Ermini, Chef Ejecutivo, preparó un exquisito menú de bocadillos inspirados en los ingredientes y sabores de la temporada navideña y de Año Nuevo.

Ostiones Kumamoto: manzana, apio y salsa yuzu; salmón pochado en aceite de oliva, tartar de betabel y mandarina; tourchon de foie gras, pan brioche y duraznos especiados; burrata, maracuyá y langosta con aceite de albahaca; crostini de filete de res y erizo de mar; croque madame de Hamachi, huevo de codorniz y prosciutto –uno de los favoritos de la velada- y tostas de pimienta negra molida, manchego y chutney de melocotón fue parte del desfile de sabores de la noche.

En la parte dulce: cheesecake de calabaza cubierto con crujiente de galleta de jengibre; mini bombas de chocolate; panna cotta de fresa con tapioca de coco; barritas de limón y mantequilla tostada con frambuesas y paletas de maracuyá y avellana fueron el culposo pero delicioso cierre de la velada.

Mayra Victoria, Justin Ermini, Mario Rinaldi

Todas estas delicias fueron acompañadas por la sobria elegancia de las burbujas Paul Goerg. Mario Rinaldi, Brand Ambassador de esta marca presentó en exclusiva para Anatol las tres etiquetas de champagne que sirven en el restaurante por botella o por copeo, ideales para celebraciones, brindis o cualquier tipo de festejo:

•  Paul Goerg, Brut Rose Premier Cru, Chardonnay/Pinot Noir, Cote de Blancs, Champagne, Francia, N.V.
•  Paul Goerg, Brut Premier Cru, Chardonnay/Pinot Noir, Cote de Blancs, Champagne,  Francia, N.V.
•  Paul Goerg, Blanc de Blancs Premier Cru, Chardonnay, Cote de Blancs, Champagne,  Francia, N.V.

Todos los vinos deliciosos.. en particular el Blanc de Blancs llena la copa de aromas complejos y tiene una fantástica acidez, un gran champagne.

Mario Rinaldi, de origen italiano pero asentado en la ciudad de Nueva York vaticinó el reconocimiento para la Ciudad de México como una capital gastronómica del mundo, si no es que ya empieza a ser reconocida como un destino de experiencias gastronómicas inolvidables.

Una velada con exquisitos platos, sumados a la constante sonrisa de Justin Ermini y Mayra Victoria, acompañados por la grata charla con Mario Rinaldi fue en suma, la mejor forma posible para dar inicio con burbujas a una época del año que se destaca por el espíritu festivo y de celebración.

¡Salud!
Dr. Salsa
Sígueme en Twitter: @drsalsamx


Otras notas relacionadas:
¡Burbujas, símbolo de celebración!
Ibérico de bellota y Cava
Las mujeres en la industria del vino
Felipe Tosso, en la búsqueda del tesoro de Casablanca
Inspiración con aromas de vino tinto
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!