Rioja se reinventa a si misma
El apoyo de las oficinas comerciales es vital para la labor de exportación de las regiones vitivinícolas, favorecen el encuentro de los bodegueros con nuevos canales de distribución y por lo tanto a nuevos consumidores. Esto viene a mi mente después de visitar la “III Exposición de vinos D.O.Ca Rioja” en el Centro Asturiano de la Cd. de México organizado por la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja, en dónde se llevó a cabo un exitoso encuentro entre productores y diversos participantes de la industria, entre los cuáles se contaron importadores por supuesto, pero también sommeliers, directores de compras de tiendas, restaurantes y hoteles.

Foto de http://www.aporvino.com

Las mesas de las once bodegas participantes reflejaron la diversidad de propuestas de la región: vinos orientados a la venta en grandes superficies, vinos de gran relación precio-calidad e incluso productos que persiguen un concepto enológico específico.

Bodegas El Cidacos, Bodegas Fuenmayor, Bodegas Hermanos Peciña, Bodegas Olartia, Bodegas Ramírez de la Piscina, Bodegas Ramón de Ayala Lete e Hijos, Bodegas San Esteban, Finca Valpiedra, Finca Valdeguinea, Viña Ijalba y Viñedos de Alfaro presentaron sus productos y entablaron un diálogo para evaluar una posible importación a México.

En ésta visita tuve la oportunidad de charlar con José María de Castañeda, Director de Exportaciones del grupo de bodegas Familia Martínez Bujanda, una empresa familiar fundada en 1889 que cuenta con cinco bodegas en diversas regiones de España:

Vinus Tripudium: José María, ¿qué retos enfrenta hoy en día Rioja?
José María de Castañeda: Por la cantidad de bodegas y por los años que venimos haciendo las cosas, sabemos tomar buena nota de las lecciones aprendidas. Hemos sabido volvernos a inventar y en eso seguimos nosotros. Por ejemplo, somos una familia riojana que llevamos 128 años en éste negocio en viticultura y bodegas, ahora está la quinta generación a cargo de la bodega y hemos sabido con Finca Valpiedra demostrar que se podía hacer un nuevo rioja y que además era muy apreciado por todos los mercados internacionales.

Por la cantidad de bodegas y por los años que venimos haciendo las cosas, sabemos tomar buena nota de las lecciones aprendidas.

VT: ¿Cómo ha funcionado ésta propuesta en el mercado local?
JMC: El mercado doméstico ha reaccionado perfectamente, estamos en las mejores tiendas de vinos, El Gourmet, El Corte inglés, en los mejores restaurantes. La gente quiere y nos exige que nos renovemos y tenemos la obligación de que siendo Rioja de continuar investigando y desarrollando, a ir por mejores vinos.

VT: ¿Cómo reciben éstas exigencias las bodegas?
JMC: Carlos, Pilar Martínez Bujanda y Marta Santander han apostado siempre por la calidad, siempre control sobre la uva. El bisabuelo de Marta fue el que se empeñó en tener uvas propias y eso marca la diferencia, tienes control desde la uva hasta la botella y puedes marcar tu estilo.

VT: ¿Han invertido en otras regiones de España?
JMC: Lo hicimos, fuimos de los primeros en hacerlo y además sin ningún tipo de complejo, Finca antigua es un proyecto espectacular de La Mancha, nadie creía en ésta región. Fuimos a comprar una finca a 900m de altitud mientras que el resto de La Mancha está a 600 m de altitud, una propiedad de 1000ha con 400 ha de rodeados de un bosque de encinas. Fuimos por todas las variedades: tempranillo, cabernet sauvignon, merlot, syrah y petit verdot. Nuestro enólogo Lauren Rosillo tuvo mucho más libertad para trabajar [en La Mancha] otro tipo de variedades que por ley y además por clima y suelo no se dan muy bien en Rioja.

Otro proyecto, Finca Montepedroso está en Rueda, inaugurando una bodega en 2010 en nuevo viñedo propio, de nuevo nos persiguen las piedras [haciendo referencia a Finca Valpiedra en dónde el suelo es predominantemente pedragoso], en plena Rueda lo que es malo para cualquier otro tipo de producción agrícola, es buenísimo para la vid. Este tipo de suelo que recibe el calor durante el día y lo suelta por la noche, hace concentraciones muy altas, además estamos a 750m de altitud que nos diferencia de otras bodegas y es muy bueno para evitar enfermedades de la vid. Todo eso lo tenemos en Finca Montepedroso, que ha sido elegida en su primer añada por el diario por elmundovino.com como el mejor vino de Rueda entre 40 vinos de la región en el 2010.


En un período de coyuntura económica, las bodegas españolas invierten en nuevas propuestas, y están adaptándose a nuevos mercados. El Cantos de Valpiedra de Finca Valpiedra y su hermano el Finca Valpiedra Reserva logran ese cometido. El Cantos resulta ser un vino frutal con complejidad media de nariz muy atractiva que lo hace muy bueno para aquellos que llevan un rato disfrutando de los vinos y buscan un producto que tenga una relación precio calidad competitiva. Un Rioja que puede llevar la sorpresa a nuevos consumidores.

¡Salud!
Dr. Salsa









Otras notas relacionadas:
Renovarse o morir en la industria vitivinícola
Nuevas D.O. de España a la conquista del paladar mexicano
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!