1000 Followers en Twitter para la sommelier Gina Estrada
Hace algunas semanas tuve el privilegio de participar de uno de los eventos más recientes sobre el uso de las redes sociales como una plataforma para compartir la experiencia que representa disfrutar los vinos. Me refiero a la promesa que cumplió la reconocidísima sommelier mexicana Georgina Estrada a sus seguidores de Twitter, cuando pocas semanas después de haber creado su cuenta en la herramienta de redes sociales, prometió que si se lograba la meta de alcanzar mil seguidores realizaría una cata presencial y virtual para ellos como muestra de reconocimiento. Con el apoyo de sus seguidores, el objetivo se alcanzó en escasos días y la incansable promotora de la cultura del vino organizó el evento en el restaurante Lucca de Polanco de Marco Valentini con un despliegue profesional de producción incluyendo cámaras de video para la transmisión en vivo del evento a Internet y el seguimiento en tiempo real de los comentarios de los seguidores en twitter a través del hashtag #1000Followers, al tiempo que en el amplio restaurante se dieron cita a más de 80 catadores.

Georgina Estrada forma parte del grupo de los mejores sommeliers de México, su trayectoria inició cuando cursó el programa de Administración de Empresas Turísticas en la Syracuse Sabre School y desde entonces no ha dejado de acumular conocimiento y experiencia que se extiende más allá de las fronteras del vino convirtiéndose experta en destilados como el Tequila, Cognac, Whisky y otras bebidas. Sus estudios han incluido el Diplomado en Chef por el Instituto Gastronómico Belinglise, Diplomado en Enología por la Universidad Anáhuac del Sur, el Diplomado en bebidas destiladas y Diplomado en cafés, tés, tabaquería y quesos, éstos últimos avalados por la la Universidad de Turismo y Ciencias Administrativas (UTCA).

La historia profesional de Gina incluye haber sido el segundo lugar en el Concurso Nacional de Sommeliers en la edición del 2004. Conductora del podcast “Sommeliers para Llevar” del diario Reforma (Reforma.com) que en su emisión semanal, comparte con la también reconocida sommelier Pilar Meré temas relacionados con la gastronomía, el mundo gourmet y por supuesto de vinos y otros tantos temas. Durante tres años Gina se desempeñó como sommelier del restaurante Le Cirque del Hotel Camino Real en la Ciudad de México. Y reflejo de la emprendedora mujer actual, hoy día es Directora de su propia empresa, Grupo GEMARIC en dónde se avoca a proporcionar los servicios de consultoría y asesorías para restaurantes y hoteles.

Aunque en ésta época comparte ese conocimiento con clientes y empresas, lo que destaca es su decidida y comprometida contribución en la formación de las nuevas generaciones de sommeliers, chefs y profesionales relacionados con la hotelería y restauración. Quienes tenemos el privilegio de conocerle podemos percibir esa alegría y pasión por compartir el conocimiento y experiencia con los jóvenes y lleva éste compromiso con su propia empresa en dónde todos sus colaboradores son jóvenes talentosos. Esta vocación formadora la ha llevado a las aulas de la Universidad CESSA en dónde imparte el curso de Enología, en la UTCA imparte el curso de vinos, mientras en la Universidad Anáhuac México Norte es instructora de la materia Cultura y Cata de vinos para la licenciatura de Administración gastronómica y hotelera y por si fuera poco, con frecuencia visita las ciudades de Guadalajara, Puebla y León en dónde imparte el Diplomado de sommelier para empresarios restauranteros y distribuidores.

“No cabe duda que el vino une a la gente y siempre que hay una botella de vino en la mesa, hay un amigo” -Gina Estrada

Con previo aviso sobre los vinos que serían catados esa tarde, varias personas lograron hacerse de los mismos productos para acompañar a la sommelier en la cata, por supuesto quizás la experiencia no fue completa para aquellos que no pudieron probar los vinos en sus casas, pero me parece que fue una experiencia interesante para aquellos que participaron de forma virtual: fue un pequeñito curso de cata. Gina rápidamente repasó los básicos de la cata, la fases de la vista, nariz y boca, comentó algunos aspectos como la edad del vino identificado a través del color, los aromas primarios, secundarios y terciarios del vino, aquellos aromas que pueden ser encontrados en los vinos blancos y tintos, jóvenes y con crianza así como las guías básicas de un buen maridaje. A través de preguntas del público tanto presente en la sala del restaurante como a través de twitter, rompió algunos mitos sobre el servicio, tipo de vinos, etcétera.

La sommelier Gina Estrada dirigiendo la cata

De vez en vez consultaba lo que sus seguidores mencionaban a través de Twitter y me parece logró establecer un diálogo interesante con sus interlocutores virtuales que se ubicaban en ciudades cercanas y remotas como Acapulco, Baja California, Monterrey, Oaxaca, Parras Coahuila, Quintana Roo y Veracruz, algunas de Europa e incluso se manifestó un follower de China.

Los vinos catados fueron de la gran Bodega Torres, originaria de la provincia de Cataluña en España y cuyas inversiones y propiedades vitivinícolas se han extendido a otras regiones dentro de España e incluso en otros países. Fuimos gratamente recibidos con el fresco vino rosado De Casta y más adelante los vinos catados fueron el exquisito Viña Esmeralda, el potente Gran Sangre de Toro y el más armónico y redondo Celeste. En entregas posteriores le comparto las impresiones de éstos vinos, estupendos en su gama de precios que reflejan una gran calidad que se percibe en aromas y sabores.

En un formato ágil y relajado, Gina fue comentando la experiencia de cada vino, el maridaje apropiado para éstos así como la gran armonía que se alcanzó con deliciosos canapés preparados para la ocasión por la cocina del Lucca. En tono de broma, la experta sommelier comentó: “Preparar este evento fue como organizar una boda… pruebas del menú, pruebas de todo”, poco a poco la audiencia que estaba físicamente en el lugar se fue soltando, con comentarios sobre sus apreciaciones en nariz y paladar de los vinos, sugerencias de maridaje y todas las dudas que fueron resueltas en ése momento.

Fusión de gastronomía, vinos y redes sociales

Una parte muy emotiva de la cata fue cuándo Gina cedió la palabra a Milly, una de sus estudiantes en curso a convertirse sommelier profesional quién con agudeza describió los aromas presentes en uno de los vinos así como las características de éste en paladar. ¿Sabe usted que tiene de especial ésta estudiante?, forma parte de la primera generación de sommeliers con discapacidad visual que se graduarán del diplomado, un hecho que me parece inédito (de lo que yo estoy enterado, al menos en México) y de gran valor humano por la inspiración que proporciona la experta sommelier para abrir nuevas posibilidades, a no creer en los límites y convertir lo que parecieran desventajas en oportunidades.

¿Y qué relevancia tiene ésta experiencia de la cata virtual con respecto a la promoción del vino?, algunos datos sobre Twitter en México. De acuerdo al blog ALT140 y Sysomos, nuestro país se ubica en el onceavo escaño a nivel mundial en número de usuarios (1.11% de usuarios totales de Twitter), aún lejos del primer lugar que poca dificultad cuesta imaginar: Estados Unidos quien tiene el mayor número con un 50.88%. Lo interesante de acuerdo a ésta fuente es que, en términos numéricos México se ubica por arriba de países como Francia (0.98%), España (0.78%), Italia (0.65%) y Chile (0.51%), ¿intrigante, cierto? Queda pendiente revisar un poco más a fondo la metodología de Sysomos, pero el hecho de que las redes sociales se han convertido en un canal de comunicación interesante en México es innegable.

Milly describendo aromas y paso por el paladar del segundo vino

Como herramienta de comunicación permite una interacción directa entre el consumidor y los proveedores, en éste caso de productos gourmet y gastronómicos. Y tanto bodegas como distribuidores se están dando cuenta del potencial que implica éste medio. De acuerdo al estudio de la empresa Mente Digital, México cuenta con una población total de poco más de cuatro millones cien mil usuarios de Twitter, de los cuáles 2.4 millones aproximadamente pueden ser considerados usuarios activos. Casi dos millones y medio de usuarios es un volumen interesante de individuos para la promoción de productos gastronómicos y de vinos. Las principales ciudades que utilizan la herramienta: D.F. (60%), Monterrey (17%), Guadalajara (10%), Querétaro (4%) y León (3%), interesante el hecho de que la población de usuarios, el 48% son mujeres y el 52% hombres, sin embargo de acuerdo a éste estudio las mujeres publican 2.5 veces más mensajes que los hombres.

En la comunidad de usuarios de la red social, dentro del contexto nacional se han integrado grandes chefs, investigadores y periodistas gastronómicos, Gina ha llegado a tomar el liderazgo en el tema específico de vino, ha conducido exitosamente su participación en el timeline de ahora casi dos mil personas. El público de la sommelier es heterogéneo, “Considero que estoy equilibrada, son 50% hombres y 50% mujeres. Hay desde amas de casa hasta productores de cine, estudiantes, médicos, publicistas, financieros, doctores y profesionales del sector, así como directivos de las mismas bodegas de vinos. Eso sí, el único requisito es que sean amantes del vino, no importa su profesión”, afirmó la sommelier. Diariamente recibe desde saludos, felicitaciones así como consultas de recomendaciones de vinos y maridajes. A pesar de las entendibles dificultades de responder a sus casi dos mil seguidores, Gina se esfuerza en contestar oportuna y concretamente los twits dirigidos a ella.

¡Es como tener una experta sommelier en tu dispositivo móvil!… simplemente no hay una aplicación hoy día que se le equipare. Por supuesto será difícil que pueda seguir en un diálogo tan asiduo con todos sus seguidores conforme el número de éstos aumente. Es difícil predecir cómo evolucionará no sólo participación de Gina en la red social, es más, es difícil predecir cómo evolucionará la red social misma. Lo que sí, en estos días gran satisfacción encuentran los enófilos al intercambiar twitts con una experta de la talla de Gina.



La cata de los 1000 followers fue un éxito en términos de la difusión de la cultura del vino, diferente en varios aspectos a la #Catatwitter, en dónde se generaron sedes para degustar los mismos vinos de forma más participativa, pero a su vez la cata de los 1000 Followers gozó de mayor fluidez y estructura.

En mi opinión el mérito y el éxito de éste evento entre presencial y virtual de Gina Estrada es que llevó un conocimiento y parte de la experiencia a cientos de personas que no habían tenido oportunidad de disfrutar una cata, ésta audiencia se llevó a casa información interesante y con certeza algo nuevo conocimos al respecto de los vinos, la cata, el servicio y maridaje. Por otro lado fue pretexto para esa reunión de amigos que comparten un interés común, tal y como lo expresó la experta en vinos: “No cabe duda que el vino une a la gente y siempre que hay una botella de vino en la mesa, hay un amigo”.

Si usted, amable lector, aún no sigue a Gina, le invitamos a incluir a @ginasommelier en su timeline. La experta prometió organizar otro evento al llegar a cinco mil seguidores, pero más allá de ésto, usted se dará cuenta de lo interesante que es seguir en la vida cotidiana, entre catas, presentaciones de vinos y otras bebidas, cenas maridaje, tips, preguntas y respuestas a una persona que ama y conoce a fondo a ésta noble bebida que es el vino.

Disfruta de la galería de fotos completa del evento en Facebook.

¡Salud!
Dr. Salsa








Notas relacionadas:

Enlaces externos:
Etiquetas: , |
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!