Bodega Familia Zuccardi: la incansable búsqueda de la innovación
Siempre con una amplia sonrisa en el rostro y una mirada inquieta que busca nuevas oportunidades en cualquier parte, José Alberto Zuccardi relata el inusitado inicio de una de las bodegas con mayores exportaciones de Argentina, un país vitivinícola que indudablemente hoy, es un protagonista global en la industria del vino.

José Alberto, ha sido considerado uno de los cinco personajes más influyentes dentro de la vitivinicultura argentina, dirige una de las tres principales bodegas exportadoras y la única de capitales nacionales, además es miembro del directorio de la marca colectiva “Wines of Argentina” que impulsa el posicionamiento de los productos sudamericanos en todo el mundo.

Pilar Meré y José Alberto Zuccardi

El inicio de la bodega es inusitado porque esta empresa surge de la búsqueda de la innovación: fue a inicios de la década de los sesentas, cuando el ingeniero Alberto Zuccardi, (padre de José Alberto) planta un viñedo en la región de Maipú con el propósito de demostrar a los residentes de la región un nuevo sistema de riego creado por él. A partir de este esfuerzo, Alberto Zuccardí descubre su pasión por la vitivinicultura cuyos frutos, décadas después son una empresa que ofrece cuatro diferentes líneas de vinos: Zuccardi, Malamado, Fuzión y Santa Julia, ésta última con la mayor cantidad de propuestas innovadoras en términos de tipos y estilos de vinos con nuevas variades en los suelos de Argentina como aglianico, toruga nacional, ekigaina, nero d’avola, fiano, greco y verdelho entre otras, sumando unas 30 variedades en proceso de investigación y experimentación a fin de proponer nuevos vinos a un mercado de alcance global.

José Alberto Zuccardi: "En México no puede pasar otra cosa que crecer el consumo del vino, hay un interés en aprender y conocer".

En esa incursión en búsqueda de la innovación se han sumado las nuevas generaciones de la familia Zuccardi, cada una trayendo a la empresa ideas diferentes.

En su momento, por la década de los ochentas José Alberto Zuccardi se anticipó a los profundos cambios en la actividad vitivinícola dentro y fuera de Argentina, replantando sus viñedos apostando hacia la producción de variedades de alta calidad, creando así la marca “Santa Julia”.

Pilar Meré, José Alberto Zuccardi y Antonio Mezher

José Alberto describe la apreciación de los consumidores: “Allá por los años ochentas y principios de los noventas, el mercado argentino mostraba un nivel de vino, que la gente suponía había que guardar un par de años hasta que tuviera una nota de mayor evolución. Sabíamos nosotros que eso era producto de un país que había vivido una economía completamente cerrada y de gente que no había tenido la posibilidad de elegir. De alguna manera estaba en un mercado cautivo, [en Zuccardi] nos habíamos impuesto, que había que aprovechar el potencial de cada variedad y con vinos oxidados no se podía hacer esto, entonces naturalmente se fue dando un proceso dónde encontramos en la gente joven una respuesta muy interesante, era la gente joven la que apreciaba esta calidad en los varietales de los vinos y apreciaba algo importante: nuevas variedades.”

Más adelante la visión de José Alberto lo lleva a crear la línea Zuccardi Q, algunos años después Sebastián el mayor de los hijos de José Alberto se hace cargo de las producciones del Valle de Uco y Miguel, su hijo menor crea otra faceta del negocio con el lanzamiento de una línea de aceites de Oliva.

Hoy día, Familia Zuccardi exporta el 65% de su producción a 45 países, entre los cuáles figura México a través de la importadora y comericalizadora Digrans, aliado con el cuál pretenden desarrollar la presencia de la marca Santa Julia Zuccardí en todo el país: “llegarán gradualmente nuevos productos este es el inicio de un proceso”.

 Salón de catas en el hotel St. Regis

José Alberto añadió: “Vemos el mercado mexicano con mucho interés, porque en México no puede pasar otra cosa que crecer el consumo del vino, hay un interés en aprender y conocer”.

Sobre la línea de vinos Santa Julia comentó, que se basa en tres aspectos fundamentales: en la calidad como valor supremo, en la sustentabilidad: en el cuidado del medio ambiente y de las cuestiones sociales, una filosofía empresarial que han titulado “Sustentable por naturaleza” y por supuesto en la búsqueda de la innovación.

José Alberto Zuccardi:“Entendemos al vino como la expresión, no sólo del clima y del suelo, sino de la gente”

José Alberto comenta sobre los aspectos ecológicos y sociales de Sustentable por naturaleza: “Tiene que ver con el no impactar negativamente en el medio ambiente, queremos que quienes cultiven después de nosotros tengan las mismas condiciones que hoy tenemos” y sobre los aspectos sociales, afirmó sin duda alguna: "Entendemos al vino como la expresión, no sólo del clima y del suelo sino de la gente".

El sommelier Johan Valderrabano

Este compromiso con la comunidad se ha traducido en algunas iniciativas concretas: Un centro cultural en la finca Santa Rosa como espacio para espectáculos de danza, música y canto, también se proporcionan entre otras actividades: clases de inglés para adultos y niños, incentivos para motivar a su gente a finalizar sus estudios y clases de música para los niños.

En el aspecto ecológico el 30% de sus plantaciones cuentan con certificación orgánica y año con año agregan hectáreas a esta certificación, tratan de usar energía solar en el proceso de producción y más importante para la viña: uso de fertilizantes verdes por ejemplo el uso de la leguminosa “vicia” con semillas inoculadas con la bacteria “Risobium”.

Poniendo los vinos a temperatura exacta para la cata

Además de la investigación y experimentación con más de 30 variedades, José Alberto afirma que “los consumidores pueden encontrar en el vino siempre una faceta diferente”, y para ello, dentro de la bodega tienen todo un proyecto turístico. Desde la “Casa del visitante” ofrecen  experiencias de turismo con recorridos de cata en bicicleta por los viñedos, o en un auto clásico, picnics en los jardines, clases de cocina y por supuesto de vinos. Los turistas pueden participar en la cosecha o en la poda y ¿por qué no?, disfrutar del paisaje mendocino en un viaje en globo.

Cuentan con un restaurante para conocer diferentes propuestas gastronómicas y sobre el arte José Alberto comenta: “Entiendo al vino como una expresión de la cultura local, usando el vino como vehiculo para la cultura de la región”, y para ello tienen una sala de exposiciones y organizan eventos vinculando el vino y las manifestaciones artísticas, tal y como es el caso de la “Degustación anual Santa Julia” es un evento que consiste en una feria para consumidores que dura un día, con áreas de degustación dónde la gente puede probar aproximadamente 30 vinos diferentes y aceite de oliva producido en la empresa.

Santa Julia Torrontés 2009

En esta 12ª edición de la Degustación anual Santa Julia se dedicará al tema del "Bicentenario" (ya que coincide más o menos con la historia de México), pero que en años anteriores se ha dedicado por ejemplo al “Maridaje” o al “Tango”.

Después de la charla con José Alberto en el hotel Saint Regis, se realizó una cata y cocktail de los vinos de la marca Santa Julia que están desde ya, disponibles en el mercado mexicano a precios muy accesibles todos ellos.

En ese momento me encontré con el jóven empresario Juan Sotres, creador de la tienda de vinos mexicanos en Internet Enosphera y autor del famoso podcast Vino para principiantes, charlamos de sus próximos planes y una vez instalados en la mesa, bajo la guía de José Alberto y el sommelier Johan Valderrabano (recientemente ganador de la distinción del mejor “Jóven sommelier en México”, que ya es material para otro post), empezamos la cata de los vinos de la casa Zuccardi.

 Santa Julia Malbec Reserva 2008

Empezamos con un excelente vino Santa Julia Torrontés 2009 proveniente de la finca Santa Rosa. De un color prácticamente transparente con destellos verdosos y muy brillante, en primera nariz percibí una buena potencia aromática en dónde predominaron las notas de frutas tropicales como la piña cristalizada y cáscara de toronja, agitando la copa se acentuaron los aromas de piña y surgió una nota de lichi. En paladar es un vino de un ataque medio, en dónde se percibe la acidez que le da frescura y vivacidad al vino, está bien integrada la acidez con sus sabores frutales y de mediano cuerpo y de un final medio que deja un delicioso sabor frutal a toronja. Me parece un vino muy interesante por el precio que nos comentaron que se comercializará.

Santa Julia Magna Corte 2008

Después continuamos con el Santa Julia Malbec Reserva 2008, un vino color granate obscuro y ribete rosado que en primera nariz mostró inmediatamente los aromas de grosella madura sobre un fondo de aromas amaderados, prácticamente no percibí alcohol y de forma muy sutil percibí aromas de café tostado. En paladar encontré un vino de ataque medio, con acidez presente y ligeramente tánico, de final medio y especiado de sabor canela. Más adelante siguió evolucionando en copa y demás de la grosella madura encontré interesantes notas de higo. Un vino muy interesante para aquellos que buscan un vino balanceado en dónde predomina el carácter frutal.

Santa Julia Tardío 2009

Continuamos con un Santa Julia Magna Corte 2008, compuesto por un 68% Malbec, un 22% Cabernet Sauvignon y un 10% Syrah. De rojo rubí obscuro gracias a una maceración de 15 a 20 días, con ribete rosado en primera nariz se manifiestan intensos aromas de frutas negras maduras, algo asi como cereza negra y zarzamora, higo y una clara nota de vainilla. En el paladar tuvo un paso terso, llena la boca de sabores de fruta, con muy buena tanicidad de final largo con toques herbáceos. Fue el favorito de la velada, con un buen equilibrio entre fruta y notas de barrica, es un vino que ofrece mayor complejidad. Es un vino que me parece muy conveniente para algún regalo o para llevar a una cena, es de un precio muy accesible y aporta las características y complejidad de un vino que a todo el mundo le agradan.

Algunos canapés del coctél

Y en este festín, terminamos con un vino de postre, un Santa Julia Tardío 2009, un vino con 85% torrontés y 15% viogner creado con maceración pelicular que terminó con unos 12g/L de azúcar residual es un vino muy interesante de nariz de media potencia aromática con notas de anís, cáscara de naranja y pera, en paladar evidentemente se percibe el dulzor pero sin empalagar ya que cuenta con una buena dosis de acidez que complementa los sabores frutales que recorren suavemente cada rincón de la boca dejando un final medio con sabor a toronja, de hecho muy bueno.

 José Alberto Zuccardi, Juan Sotres y el Dr. Salsa





Varios temas me quedé reflexionando resultado de este encuentro con José Alberto Zuccardi, entre ellas los factores clave del éxito de los vinos de la bodega y en general de los vinos de Argentina en los mercados mundiales. Sin duda, un terroir privilegiado jugó un papel importantísimo, pero también fueron ingredientes fundamentales la visión y la pasión de sus empresarios que vieron más allá de los obstáculos, encontrando oportunidades.

Estos empresarios buscaron otras alternativas en la viña y la viticultura incorporando nuevas tecnologías así como también el desarrollo de estrategias de comercio exterior, no sólo para crear productos de calidad competitiva, sino incluso, traer al mapa nuevas propuestas que mantienen el interés por el vino del país sudamericano.

La visión a futuro de José Alberto se resume en una frase que me llamó la atención: “El vino ya era una tradición [en Argentina], pero ahora los jóvenes toman con mucho más conocimiento, le gusta comparar, probar y descubrir. Es una oportunidad muy interesante".


Lo invito a que descorche una botella de vino y vea por las oportunidades, aplica para todos y para todo.
¡Salud!
Dr. Salsa.



Otras notas relacionadas:
Album completo de fotos en Facebook del encuentro con José Alberto Zuccardi

Vino y romance, seis experiencias para compartir en pareja

Cata del Casillero del Diablo Chardonnay Reserva 2007

Mercado mundial del vino

Rápida recomendación de un vino mendocino

SED de México: Abanico de posibilidades



Enlaces externos:
Sitio de la Bodega Familia Zuccardi

Sitio de la marca Santa Julia (Zuccardi)

El Malbec continúa motorizando las exportaciones de vino argentino
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!