¿Que tal un vinito tinto para acompañar las tardes lluviosas?
No quiero dejar de lado el hecho de que a pesar de que amo los días lluviosos, he visto la preocupación de aquellas familias que se han visto afectadas en diferentes incidentes y desastres en algunos puntos de la ciudad derivados de las cuantiosas tormentas que han asolado a la capital en estas últimas semanas, ojalá haya alivio para los afectados.

Fuera de ese aspecto negativo de la lluvia, a mi me parece un fenómeno romántico, porque invita a las personas a charlar y a intercambiar ideas, quizás al desalentar salir de casa, genera momentos propicios para encontrarse con el otro.

Fue así en un marco de lluvia que tuve la oportunidad de regresar a un sitio que siempre me ha gustado por la simplicidad del concepto y la total carencia de formalidad: el bar de vinos "El Encrucijada" situado en la Colonia Condesa, es un pequeño pero acogedor lugar idóneo para explorar nuevos sabores y marcas de vinos que habitualmente no están disponibles en la generalidad de las cartas de los restaurantes "más formales".

Aprovecho este espacio para relatar un poco la experiencia del lugar, bastante pequeño, tiene algunas mesitas para pocos comensales, cuatro cuando mucho, una barra al interior y otra barra al exterior, área idónea para los fumadores. Alrededor la mayor parte de las paredes están cubiertas con muebles para guardar vinos, asi que mas bien te da la sensación de estar en la cava de alguna casona.

El ambiente es totalmente bohemio, las risotadas en las mesas aledañas generaban un ambiente alegre y festivo, totalmente cosmopolita, igual y se escuchaba inglés, el acento español y otros idiomas que  ni logré identificar.

La carta de vinos está dominada por botellas importadas, pero están a precio razonable, para ser un restaurante, recuerde amigo lector si lo que usted desea es el precio mas barato posible, habría que ir directamente al viñedo.

Más adelante publicaré una entrada con algunas recomendaciones de lugares para beber vino y sin duda éste es una buena opción, porque no necesariamente está el presupuesto o el humor para una cena "formal" y este lugar cumple perfectamente como un punto de encuentro para amigos.

Cómo he tenido la gran fortuna en las últimas fechas de gozar una feliz y extraordinaria compañía, seguimos en la exploración de nuevos sabores. Dado que nos sentíamos en el contexto de la semana de la Rioja y en base a nuestro presupuesto, con la asistencia del personal del lugar, nos decidimos por un tinto LAN Rioja Gran Reserva 2001.



EL "LAN" es un tinto con crianza con el sello de la  Denominación de Origen Riojana (Rioja Denominación de Origen Calificada ) creado con la combinación de tres variatales: 85% Tempranillo, 10% Mazuelo y 5% Garnacha, que de acuerdo a su ficha técnica es un vino envejecido en barrica de roble durante 2 años y seguido de 3 años en botella, asi que en principio hablamos de un vino complejo y corpulento.

Pues la experiencia de beber este vino confirmó dichas características, a la vista tenía un color bastante obscuro un rojo casi negro, con buena consistencia pero ligeramente opaco. En la nariz se percibía muy claramente el aroma a madera, que confirmaba su crianza en barrica, y me dejó algunos aromas a frutos rojos maduros. En boca se confirmaron todas esas sensaciones y texturas, desde su consistencia, intensos sabores pero equilibrados y un final agradable y muy largo. En resumen, un excelente vino en la relación costo/calidad y muy recomendable, sospecho que quizás se ha pasado su punto más alto, pero todavía es un bebida deliciosa.

Cómo siempre, el vino es un excelente complemento para una buena charla, y esta experiencia no se quedó atrás, y el LAN Gran Reserva cumplió cavalmente.

Les dejo la liga de Las Bodegas LAN Rioja por si desean mas información sobre sus productos.

Que tengan felices días descubriendo nuevos sabores, ¡salud!
1 Response
  1. Habrá que seguir explorando opciones en la ciudad...


Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!