Un delicioso encuentro con un Valpolicella
"No creo que la calidad del vino deba superar la calidez de una buena charla"


Disfrutando una muy agradable compañía, nos dispusimos juntos pasar una tarde-noche increíble y elegí dar inicio a este encuentro en un restaurante italiano en la avenida Masarik en la Colonia Polanco.
La tarde estaba lluviosa, el húmedo asfalto estaba flanqueado por calles desiertas y apacilbles. Llegamos al restaurante bajo una leve brisa veraniega que descendía con parsimonia de un cielo girsáseo.

Pintaba para una tarde melancólica, pero fue exactamente lo contrario: se desarrolló una tarde de larga charla sobre diversos temas y poco a poco surgió el tópico de la pasión por el vino y todo lo que existe alrededor de la producción y distribución del vino.

Ya instalados en el restaurante, revisamos la carta de vinos para explorar nuevos sabores, y aunque había botellas interesantes, los costos estaban altos muy por arriba del presupuesto destinado para esa tarde asi que elegimos un Valpolicella Superiore Zenato, y en este punto vale la pena repasar brevemente sobre las regiones vinícolas de Italia.

Quizás en México en dónde hay un claro predominio de los vinos sudamericanos principalmente de los vino chilenos, sea dificil percibir que el lider mundial de producción de vino es Italia con una contribución de alrededor del 17% en el mercado global.

Las regiones vinícolas de Italia se pueden dividir geográficamente como: zona norte en dónde encontramos denominaciones de origen (DO) como Valle d-Aosta, Liguria, Piamonte, Asti (de dónde provienen los famosos vinos espumosos o Asti Spumante),Veneto y Valpolicella, en la zona central encontramos el legendario Chianti, Montalcino y Montepulciano mientras que en el sur del país están Castel del Monte, Salice Salentino y Primitivo di Manduria.

Valpolicella es un DOC (Denominazione di Origine Controllata) ubicada al norte de la ciudad de Verona que abarca 5,500 km2 y tiene alrededor de 1,300 productures. Se producen diversos vinos de los cuáles el que sobresale es el Amarone de la Valpolicella, un vino hecho con un proceso especial de vinificación. Las uvas, una vez cosechadas, en vez de comenzar inmediatamente la fermentación y todo lo consiguiente, son secadas entre dos y tres meses con control de temperatura, para aumentar la concentración de azúcar. Esto se realiza colgando los racimos, ubicándolos sobre esteras, o incluso en las propias cajas de vendimia.



El gran cuidado consiste en extenderlas bien y mantener la uva aireada, sobre todo en un comienzo, para evitar el desarrollo de podredumbre. El resultado de este proceso es la extracción de hasta un 40% del líquido existente en la uva, ya que recién ahí se comienza a hacer el vino lo que justificaría su alto precio. De todo esto se obtienen vinos tintos secos, de gran concentración, densos, de mucho cuerpo y color, con alto contenido alcohólico (hasta 16 grados), y una buena capacidad de guarda.

Sin embargo el costo de un Amarone en el restaurante rondaba los mil pesos, asi que en una postura mas conveniente quizás convenga comprar este vino a un importador directamente y ahorrarse el sobreprecio que es adicionado al valor en la carta de vinos del restaurante.

En particular el Valpolicella Superiore Zenato de la bodega Zenato, producido en la zona histórica de la Comuna de Sant'Ambrogio, contiene 85% de la cepa Corvina, 10% de Rondinella y 5% de Sangiovese, y se procesa de forma tradicional con una maceración del hollejo de 6 a 7 días para pasar posteriormente a un proceso de fermentación maloláctica después de lo cuál sigue una maduración de 12 meses en barrica.

La experiencia fue muy buena, el Valpolicella fue el complemento perfecto para la tarde lluviosa, la charla franca, cordial y amena y nos acompañaron sorbos de un vino que tenía buen cuerpo, un lindo color rubí, que en nariz alcancé a percibir notas de ciruelas maduras y en boca se sentía profundo y con un peculiar "golpe" inesperado de sequedad pero que tenia un final muy suvae y terso.

El Valpolicella Superiore Zenato es definitivamente muy recomendable y un vino con sus propias características, nos quedamos con ganas de probar un Amarone de la Valpolicella, pero quizás mas adelante tengamos el gusto de disfrutarlo.

Por lo pronto le invito, amable lector a que descorche una nueva botella y de inicio a una nueva charla que sea un momento de esos para recordar.

Dr. Salsa.
0 Responses

Publicar un comentario

¡Hola!,¡Gracias por tus comentarios!